Old Blog - De vuelta

Buenas noches mis queridas hormiguitas...

Disculpas en primer lugar por haber faltado a mi rinconcito... Como bien sabéis (o como os conté a algunos) he estado unos días lejos del mundanal ruido, recluido (muy entre comillas, Dios nos salve) en un pequeño lugar lejano y apartado pensando cositas para el futuro (que en este caso no era el mío de forma directa, sino el de la empresa en el que trabajo)...

Este fin de semana además he recibido visita de vuestras tierras, visita que ha sido recibida con franca alegría y que ha terminado hace un ratito, cuando he llegado del aeropuerto... Descubre uno que las visitas son siempre más breves de lo que uno desea y siempre dejan un sabor de nostalgia en la despedida... Pero en fin, ¡Qué se le va a hacer! No podemos luchar contra los elementos y, la última vez que se hizo, los ingleses lo proclamaron fiesta nacional y le pusieron a la batallita el nombre de una famosa plaza en el centro de Londres...

Esta noche escribo el review del Libro de Da Vinci, mientras he empezado otro libro (otro más :-)) que es en realidad volver a leer un relato que en su día me encantó y cautivó... Ya os lo comentaré más adelante.

¡Una semana sin fumar! Es la caña! :-) No tengo ningún mono ni nada por el estilo... Anoche salí con dos italianos y mi visita por Darmstadt... Fuimos al sitio más "in" del lugar... La verdad es que estaba muy bien... Detalle lo de, al entrar, que te dén una tarjetita donde te van cargando todo aquello que consumes... Al final de la noche sales, pagas (con efectivo o tarjeta) y para casita que se hace tarde... Por cierto: a diferencia de las típicas discotecas donde recuerdo haber estado, esto no era un campo-nabos, sino que, muy al contrario, el 70% de los invitados eran atractivas mujeres que pululaban por el lugar (sin desmerecer a nadie, ojo)... Incluso tuvimos en un momento determinado "ataque catenaccio" (propiciado por los efectivos españoles destacados in-situ) y que resultó fallido, aunque estuvo la mar de simpático y divertido... :-)

Y digo esto porque, después de una semana, el estar en un lugar donde había mucha gente fumando no me disgustó en absoluto... No soy el típico anti-tabaco talibán sino que, al contrario, soy bastante tolerante... Es mi decisión dejar de fumar, sí, pero no me convertiré en los capullos que a lo largo de mi camino me he encontrado y que les importaba que fumara a su lado (sabiendo que, simplemente a lo largo del día, tragan 80 veces más CO2 y sustancias mucho más nocivas que el humo de un cigarrillo) y se ponían encima chulos... A veces, la sinrazón y el odio hacia Dios sabe qué o quien, se manifiesta de mil y una razones... En mi caso no lo consentiré... Aprender de los errores de los demás para no cometerlos... Bienvenidos a uno de los principios de aprendizaje de mi filosofía...

Sobre esto último, estoy dándole vueltas a la cabeza... Debería sumarizar en algún sitio los diferentes principios que definen mis actos, mis acciones y, por tanto, mi identidad... Creo que voy a empezar a diseñar un documento interno para mi uso (que quizás con el tiempo podría circular) donde explique cada una de las estupideces que digo y que hago (aunque... En realidad... No nos engañemos: No iremos a pensar a éstas alturas que me merezco aquello que tengo ¿Verdad?... No hombre no... Esto todo es suerte... Es que he nacido con una flor en el culo... No tengo mérito alguno... "Es que tienes mucha suerte" que me suelen decir... Todas las cosas que hago son absurdas y estúpidas pero, por algún extraño ritual de venta de almas por catálogo, Dios me ha bendecido para que al final salgan como quiero que salgan) y que sirva como sumario a recordar en las distintas acciones que emprendo...

Pero ahora, quizás llamado por mi particular gusto en la publicidad, os dejo un pequeño detalle que me han enviado y que quiero compartir con vosotros (está en inglés pero espero que lo entendáis)...

http://www.youtube.com/watch?v=lBTB4ZXzFN4

Ya sabéis... They are Hiring! ;-)))))))))

Saludos y feliz día, tarde o noche (depende de cuando me leas) desde la noche en el corazón de una Europa con pronta nostalgia ante la partida (espero que hayas llegado bien :-)).

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click