Old Blog - Günter Grass

Imagino que lo habréis escuchado por aquellos lares, pero si no, os cuento un poco la historia (a mi manera, ya sabéis) y así podéis sacar una conclusión (más allá de "Nesquik o Coca-Cao", eterna duda entre los integrantes de la fallida Generación X).

Günter Grass es un escritor alemán (el señor de la foto a la izquierda).

Un tío listo listo... Tan listo, que, en el año 1999 ganó el premio Nobel de Literatura (que es un premio muy importante que se da generalmente a personas que, para que os hagáis una idea, son capaces de sumar 48 y 59 sin utilizar calculadora... Gente lista lista que te pasas). Tenéis la información sobre su premio en la página Web de la Fundación Nobel:

http://nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laur...

Günter Grass es un hombre admirado en Alemania. Durante muchísimos años ha sido la voz de la conciencia del pueblo alemán, en especial con todo lo relacionado con lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial (ya sabéis... Éstos se vinieron arriba y montaron la de Dios es Cristo).

Hace unos días, en una entrevista en un periódico (el Frankfurter Allgemaine Zeitung), Günter Grass hizo una confesión que ha dejado al país paralizado... El Sr. Grass confesó haber pertenecido a las Waffen SS, que era la división "graciosa" del régimen nazi (entre otras cosas, éstos "cachondos" fueron los que llevaron a cabo todas las labores del execrable exterminio judío en los campos de concentración).

Como en el Capítulo de "Médico de Familia" en el que el Doctor Martín (Emilio Aragón) pilla a su hija María bebiendo Kalimocho (¡Dios! ¡María! ¡Kalimocho! ¡Dios!), aquí más de a uno se le han abierto las carnes por toda la historia... Estaba documentado que Günter Grass luchó en la guerra (de hecho, fue detenido por las tropas de ocupación americanas) pero, pasando los años, un prudente silencio, y quizás que nadie reparó en ello, nunca se terminó de explicar exactamente qué estuvo este hombre haciendo en ejército alemán...

Era tan sencillo como ir al registro de los archivos del ejército alemán que hay en Berlín y buscar su ficha, donde, mira tu por dónde venía todo explicadito explicadito...

Pero el hombre nunca lo confesó... Supongo que yo habría hecho lo mismo... Suficiente vergüenza ya sufriría años más tarde sólo de pensarlo, como para que lo supiera más gente...

Y mucho más éste tema aquí...

A partir de aquí, se ha montado la marimonera... Os lo cuento:

1. Se le acusa de haber sacado esto a la luz para hacer promoción de su biografía, que estaba prevista que saliera en Septiembre y, mira tu por donde, con esto la han adelantado... La primera edición se ha agotado en dos días (150.000 ejemplares) y están corriendo como locos para sacar una segunda de 100.000 de inmediato.

2. Sus más furibundos enemigos le piden que devuelva el Premio Nobel... Según ellos, alguien que ha engañado al pueblo alemán erigiéndose como "figura portadora de la conciencia alemana" no merece tal galardón.

3. Los diarios sensacionalistas (como el BILD) haciendo el Agosto publicando titulares con barbaridades...

4. Todos trincando a costa de su figura (como los tertulianos de las radios en España, pero en plan serio).

Günter Grass ha sido y es un icono para la izquierda alemana... Un hombre que ha defendido como nadie posturas de entendimiento y de extremada dureza en un país con un terrible pasado que todavía no olvida (gracias en parte a gente como él)... De pronto, todo ese mito se viene abajo y algunos se llevan las manos a la cabeza... Pero, como diría un poeta amigo mío "La vida es un teatro"...

Algunos imbéciles han pintado cruces gamadas en la puerta de la casa de éste hombre... Y como uno es extranjero, pregunta mucho por aquí qué sucede... "¿Es verdaderamente tan importante?" les suelo decir... Pero, en Alemania, país de pensadores, este tipo de cosas abren debates interesantes en la opinión pública (más allá de a quién han nominado en el Gran Hermano... Esto os lo dejan a vosotros)...

Pregunto y pregunto y siempre se llega a la misma raíz: el terrible y reciente pasado de este país... Al vivir aquí, quiero puntualizar, uno no es capaz de albergar cómo todo lo que hemos leido y visto en las películas pudo suceder en un país de gente amable y tranquila, amante de la naturaleza, generalmente pacífica y con un nivel cultural, por lo general, elevado... A veces, cuando les pregunto en voz alta, algunas personas miran de reojo para ver quién está cerca... Ciertos temas, aquí, se siguen hablando en voz baja...

Algunas personas dicen que no entienden el revuelo... Eran otros tiempos y si el tipo quería combatir con Alemania, pues seguramente le tocó en esa división... Supongo que lo que aquí duele es el simbolismo de las Waffen SS y que durante muchísimos años, Günter Grass haya guardado silencio sin decir nada a nadie sobre porqué y dónde fue detenido en la 2ª Guerra Mundial...

Curiosamente, son autores y escritores los que están linchando (en el sentido moral, ojo) a Günter Grass... Huele a envidia... Pero, en su contra (y aquí es donde entra la opinión del ciudadano medio, tal y como yo lo percibo), la gente le acusa de haber sacado semejante conejo de la chistera para la promoción de su biografía... Y sobre determinadas cosas, en este país, a la gente no le gusta que se utilicen para según qué fines... El tipo, interrogado acerca de porqué se alistó en las Waffen SS, no deja de decir que "todo lo que tengo que decir está en el libro", señal inequívoca de que el numerito tiene marcados tintes mercantilistas... E insisto: aquí otra cosa no sé, pero jugar con según qué cosas, no está nada bien visto...

Un hombre incómodo para la conciencia de un país, señalando siempre el pecado que con resignación llevan estos pobres (aunque "el pecadito" se las trae... Hay que reconocer que se pasaron 15 pueblos), diciendo en voz alta muchas veces lo que todos piensan y nadie quiere decir, de pronto aparece salpicado por la que es aquí una de las mayores faltas morales que existen: la pertenencia a determinados grupos durante la Guerra que cambió el rumbo de esta tierra para siempre...

Sin embargo, como pobre expatriado con cara de idiota, preguntón y bocazas hasta la nausea, entiendo que algunas personas se enfaden por el uso mercantil de la noticia (de la que todos, TODOS, están trincando, empezando por el Sr. Grass) y entiendo que otras también se enfaden por la sensación de engaño que supone que "la conciencia de Alemania" de pronto se vea sumergida hasta el cuello por todo aquello que les hace bajar la cabeza y hablar a veces en susurros... Creo, y esta es mi visión particular, que los pobladores de esta tierra han aprendido la lección... Algún que otro descerebrado hay por aquí suelto (pero como nos hay en todas partes) pero, en general, con sus defectos (que son muchos), este es un pueblo que ha aprendido la lección y que creo que se ve lastrado por su sentimiento de culpa (sistemáticamente utilizado por todo aquel que les quiere fastidiar, dicho sea de paso) de algo que poco a poco va quedando en el pasado...

Creo que nunca hay que olvidar y creo que esta gente nunca lo hará... Pero creo también que se debe perdonar, pues no hay más grandeza en la vida que esa, la de dar el perdón a quienes una vez nos han afligido...

Algún día quizás vendréis por aquí y veréis con vuestros ojos la realidad que os describo... Deseo de verdad que tengáis la fortuna de conocer a estos "hobbits grandotes", laboriosos, tranquilos, seriotes y a veces un poco pasmados, sí, pero con una calidad humana que a veces me abruma...

Así es que, como dijo Calderón de la Barca, "Vencer y perdonar, es vencer dos veces"... Creo que Günter Grass debería ser perdonado, pero también se le debería tirar de las orejas no comprando su libro... Este tipo de cosas no se hacen para vender ejemplares de una biografía... Es un gesto feo.

Un cordial saludo desde el corazón de Europa...

Paquito

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click