Principios / Principles

English below (just look for the blue text :-)),

Buenas,

¡Ya es viernes! Hace "buen día" en Amsterdam (frío, pero soleado) y mientras la CNN me cuenta como me va el mundo, hoy me gustaría hablaros de algo que creo, en mi opinión, forma parte de lo que cada uno de nosotros somos...

Hoy hablaremos sobre los principios...

En mi opinión, los principios, más allá de la definición que se quieran dar, son, en realidad, la expresión de lo que cada uno de nosotros es en su interior. A veces creo que se confunden los principios con la ética o la moral de cada uno y, una vez más, en mi opinión, es erroneo, porque, en realidad, tu ética y tu moral se adapta a esos principios que tienes...

Lo interesante de los principios es su evolución: no suelen ser inamovibles y, curiosamente, con el tiempo y la experiencia en la vida, se van amoldando a nuestras circunstancias...

Es el famoso "gris": cuando una respuesta ya no es un "Sí" o un "No" tan claro... Tus principios entran en juego justo en ese momento.

¿Qué son los principios? Para mi, los principios son preguntas que, al responderlas, conforman una imagen precisa de quien eres. La definición del bien y del mal es inherente a cualquier ser vivo pero, sin embargo, son nuestros principios quienes justifican acciones que, siendo a priori malas, para nosotros puede que no lo sean tanto...

Los principios son aquellos que responden claramente a las justificaciones (o no) del uso del bien y del mal en los actos que te rodean y creo que esa es una buena definición (aunque estoy seguro de que tu tienes tu propia definición que, seguro, es mucho mejor que la mía :-)).

En la vida, a veces, confrontamos a personas, organizaciones o ideas que se basan en principios completamente distintos a los nuestros: por cuestiones culturales o religiosas, descubrimos que una acción puede ser interpretada y aceptada de forma completamente distinta por otra persona.

Son famosos los ejemplos de "choques culturales" como, por ejemplo, mirar directamente a los ojos en China (que es de muy mala educación, mientras que para nosotros es signo de ser sinceros) o las comidas de negocios en España (muy largas y dónde, sin embargo, se habla muy poco de negocios: lo que se busca es conocer a la otra persona para saber si se puede confiar en ella)...

A veces me preguntan "Oye... ¿Y cuáles son tus principios?" y, mitad en broma, mitad en serio, respondo, como Groucho Marx, aquello de "Éstos son mis principios: si no le gustan, no te preocupe: tengo otros" pero me gusta resumir la forma que tengo en entender la vida a partir de tres negaciones:
1 - No: esto no es lo que hay.
2 - No: las cosas no tienen por qué ser así.
3 - No: no tengo por qué aceptarlo.
Estas tres frases (que suelen ser malinterpretadas) no significan más que una cosa: "Puede que quieras que vea algo rojo como azul y si es necesario diré que eso que es rojo es en realidad azul, pero no me intentes convencer de aquello que ambos sabemos que no es cierto".

Podría dar un ejemplo glorioso que viví "en mi otra vida" pero, una vez más, el silencio y la sonrisa que se dibuja en este momento en mi rostro serán mi única respuesta (mis principios dicen que no puedo y no debo contar nada)... Estoy seguro además de que a ti también te ha pasado alguna vez, así que simplemente recuerda cuando te pasó y quizás sonrías como lo estoy haciendo yo ahora mismo...

Quizás pienses que mis tres frases sean tontas (y seguro que tendrás razón)... Pero, por ponerte un ejemplo, una vez, hace años, unos señores decidieron aceptar lo que había, decidieron que las cosas sí tenían que ser de la forma que que se les decía que fueran y, "por supuesto", aceptaron todo aquello que se les dijo que hicieran...

La última imagen que se recuerda de ellos es en una ciudad alemana, situada en el Estado Federal Libre de Baviera, llamada "Nüremberg", mientras intentaban justificar, precisamente, todo lo que hicieron, respondiendo de forma afirmativa a todas las barbaridades que hicieron, diciendo que "sólo cumplían órdenes porque eso es lo que había, las cosas eran así y de esa forma lo aceptaron"...

Y ni tu ni yo somos Groucho Marx: no tenemos más principios que los nuestros, así que cuida de ellos para que nunca otra barbarie como la que sucedió por aquí pueda ser justificada de ninguna forma jamás...

Ya me he puesto serio y eso no me gusta... Hay que remontar este post: "Principio" también significa "origen de algo". Hoy mi origen (como buen viernes) ha sido un brunch que me he hecho que me ha sentado de maravilla (foto justo debajo de la versión inglesa, CON ZUMO DE NARANJA como se me argumentó la última vez :-))...

Un cordial saludo y, por supuesto, ¡Amsterdam Prevalece! :-)

------------------ English Version ------------------
Good, It's Friday! It's being a "great day" in Amsterdam (cold, but sunny) while CNN informs me how the world is doing, today I would like to talk to you about something that I think, in my opinion, is inside everyone of us...

Today we will talk about principles...

In my opinion, principles beyond the definition that you want to make of, are, in fact, the expression of what each of us has inside. Sometimes I think we confuse principles with ethics or moral values and, once again, in my opinion, is wrong because, in reality, your ethics and your moral values adapts to those principles you have...

The interesting thing about it is the evolution as principles are not often unmovable and, curiously, with time and experience in life, are shaped to our circumstances...

This is the famous "gray" when a response is no longer a clear "Yes" or "No". Your principles appears in that moment to rule about it.


What are the principles? For me, principles are questions that, when answered, they create an accurate picture of who you are. The definition of good and evil is inherent in any living being, but nevertheless, our principles are those who justify actions which, being a priori bad, we may not be so...

The principles are those that respond clearly to the justifications (or not) the use of good and evil, in the events around you and, I think, that's a good definition (although I am sure that you have your own definition and that will be much better than mine :-)).

Sometimes, in life, we confront individuals, organizations or ideas that are based on completely different principles from ours: because of cultural or religious beliefs, we discovered that an action can be interpreted and accepted in a completely different manner from another person.

Famous are the examples about "culture shocks" such as looking into the eyes in China (which is very bad manners for them, whereas for us is a sign of being honest) or business lunchs in Spain (very long and where, however, business discussions are really small: the point is to know the other person to see if you can trust him or not)...


Sometimes some people ask me, "Hey... Which are your principles?" And, half joking, half serious, I replay as Groucho Marx did saying "These are my principles: if you do not like, do not worry: I have others" but I like to summarize the way in which I understand life with the following three denials:

1-No: this is not the only way.
2-No: things don't need not be like that.
3-No: I do not have to accept it.

These three phrases (which are often misinterpreted) actually mean only one thing: "You might want to see something red as blue and, if it is necessary to say that red is actually blue, I'll do it, but do not try to convince me for what both we know that's not true".

I could give you a glorious example I lived "in my other life", but, again, silence and the smile that is taking place at the moment in my face will be my only answer (my principles say and I can't and I shouldn't say anything)... I am sure something similar has happened to you, so just remember when you lived it and perhaps you'll smile as I am doing it right now...

Perhaps you may think my three phrases are silly (and you certainly will have good reasons to say so)... But, to give you an example, once, years ago, some "gentlemen" decided to accept what the things they were told they were, they decided that things need to be in the way they were told to be and, "of course" they accepted everything that they were told to do...


The last image the world remembers from them is in a German town in the Federal Free State of Bavaria, called "Nuremberg", while they were trying to justify all the barbarities and atrocities they did, replying that "they only followed up orders because that was the way things were, because the things needed to be in that way they thus accepted them"...

Neither you nor I we are Groucho Marx: we have no more principles than ours, so take care with the things you accept, 'cause if we really do want to avoid another barbaric act of human brutality, you have to be alert to avoid anyone trying to justify things like that...

I have again become really serious and that I do not like that... We must change the mood on this post: "Principle" also means "origin of something." Today (as a good Friday) I have made a brunch I've really enjoyed (photo just below the English version, ORANGE JUICE INCLUDED as some people recommended me last time :-))...

Kind regards and, of course, Amsterdam prevails! :-)



Paquito.


Comentarios

  1. Hola Paquito,
    Mi definición de "PRINCIPIOS" es muy similar. Tiene que ver con la esencia de las personas y con las justificaciones de sus actos, ya sean buenos ó malos.
    Lo más desconcertante es cuándo los principios se tambalean' ó cuándo se hace algo en contra de los mismos... Normalmente, porque cuándo es a favor sencillamente pasan inadvertidos para nosotros mismos.
    P.D.Sencillamente precioso.
    Thnks a lot

    ResponderEliminar
  2. Buenas "Tío Blas" :-))

    Mil gracias por tu visita y por tu comment :-)

    Eso es lo más duro: cuando uno se ve obligado a actuar en contra de sus principios... Hay gente que con el tiempo pierde "sensibilidad" ante los mismos y actúa de forma mecánica (de ahí el nombre que les damos: "Gente sin principios") pero cuando uno tiene ciertas cosas claras en su cabeza, el dilema moral es tremendo...

    A veces la única solución posible es quitarse de en medio: o bien te despojas de tu esencia o bien sufres si no lo haces...

    Pero vamos: seguro que más personas que leerán ésto habrán vivido cosas parecidas: me gustaría escucharlas :-))

    Un saludete y, una vez más, mil gracias por tu visita y por tu comment :-))

    Paquito.
    http://paquito4ever.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas!
    te escribo rapidito ya que despues no podré entrar, cena de empresa.
    Yo soy (igual suena mal) de las personas que lo pasa francamente mal cuando ha tenido que hacer (alguna vez nos ha pasado a todos)algo en contra de mis principios.
    Entiendo que resumido es, "el bien y el mal" pero claro! que es para ti el bien y que significa para mi?
    esa es la madre del cordero.


    Me gustan todas las definiciones que has hecho sobre esto, si, muy acertadas pero pienso y ademas con mucha vehemencia que personas sin ninún tipo de principios existen, vamos si existen!

    ResponderEliminar
  4. Hola Sara,

    ¡Disfruta de tu cena de empresa! :-)

    Gracias por la visita y por el comment: efectivamente los principios son las razones por las que justificamos nuestros actos (sean buenos o malos)... A partir de ahí, el criterio es completamente personal (cada uno con su conciencia)...

    Y en cuanto a que hay gente sin principios: ¿Qué quieres que te diga? Todos conocemos casos...

    Pero, creo que, a su vez, todos coincidimos en un mismo análisis: "No debe de ser fácil ser así"...

    Un saludete y feliz cena :-)

    Paquito.
    http://paquito4ever.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. A veces nos toca hacer algo en contra de nuestros principios, incluso decir algo que no quer�amos. Pero, cada d�a m�s, me niego a hacerlo. No soy una m�quina, soy como soy y me gusto. As� que he decidido "mostrarme", y a quien no le guste que no mire. Y si mis principios chocan con los del jefe, tambi�n los m�os chocan con los suyos. Yo no los voy a cambiar, le toca a �l "ceder"...�no?

    Me imagino que por ah� arriba debe hacer fr�ooooo; aqu� tengo que decirte que hace un helor que parece que el Mediterr�neo se ha convertido en un cubito de hielo ���qu� fr�o, carajo!!!

    Besitos valencianos,

    Anna Bel�n.

    * Espero tu post de Navidad, aunque ya se que no tienes un Bel�n tan chulo como el m�o!!!!

    ResponderEliminar
  6. Estimada Anna,

    Gracias por tu visita y por tu comment: tu belén (por lo que significa) será uno de los más bonitos del mundo este año :-))

    ¿Frío? Ya va haciendo pero lo divertido es que los locales te dicen que no, que todavía el frío no ha llegado (falta la nieve y demás)...

    ¿Un post navideño? ¿Sobre qué te gustaría que escribiera? Yo estoy siempre abierto a sugerencias (aunque de momento la idea es buena :-)).

    Un cordial saludo y mil gracias por tu visita y por tu comentario.

    Paquito.
    http://paquito4ever.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Los PRINCIPIOS prevalecen!! ;-)

    ResponderEliminar
  8. Pues sí y no...

    Hay cosas por encima de los principios (recordemos: los principios son sólo la justificación que nos damos para nuestros actos)...

    Que el mundo sea mejor no depende de los principios: depende de la voluntad de cada uno porque efectivamente acabe siendo así...

    Pero eso, como todo, es otra historia :-))

    Un cordial saludo y mil gracias por tu visita y por tu comment,

    Paquito.
    http://paquito4ever.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Ámsterdam: ese parque temático

Wannacry - El virus que la lió parda

Riphagen: el cazador de judíos

Vacaciones

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada