Cambios / Changes

English below (just look for the blue text :-)),

Buenas,

Este post está dedicado a todas las personas que alguna vez han pensado que un cambio en sus vidas podría ser positivo y que, por unas circunstancias u otras, al final no lo han llevado a cabo...

No contaré mi experiencia personal porque en realidad lo último que yo puedo ser es un buen ejemplo: pero sí que me gustaría que hoy, justo después de leer "Amsterdam Prevalece" pienses durante un par de minutos sobre lo que has leído...

La primera pregunta que se viene a mi cabeza es: ¿Por qué tenemos tanto miedo a los cambios? Vivimos en constante movimiento, cada segundo de nuestra vida es distinto al anterior, todos los días aprendemos cosas nuevas... Pero quizás nuestra naturaleza hace que intentemos conseguir una cierta predictabilidad en las cosas que vivimos...

Incluso las personas más aventureras y espontáneas encuentran en esas cualidades una forma de hacer predecible su vida: cada momento es distinto porque desean que sea así... Ponles en una oficina donde no puedan levantarse de la silla y quizás se vuelvan locos (o peor: ¡Jefes! :-)).

Somos unos seres que buscan constantemente el confort: tienes realmente que luchar contra la naturaleza para obligarte a hacer cosas. Bien sea a través de rutinas o bien a través de impulsos, al final buscamos estar en nuestra "zona de confort", ese estado psicológico donde todo nos es familiar y por tanto no sentimos un desafío...

Creamos coches, mandos a distancia para la televisión, licuadoras, ordenadores pequeños y ligeros... Buscamos el confort (lo cual es, en cierto sentido, lógico) pero... ¿Cómo se relaciona esto con el miedo a los cambios?

La realidad es que tenemos miedo a lo desconocido: cuando eras pequeño te decían que no debías hablar con desconocidos, ir a lugares extraños, no comer nunca aquellos famosos caramelos que un señor te daba a la salida del colegio "porque tenían droga"... Al convertirte en un adulto, las cosas que has aprendido (y tu propia madurez) conforman tu forma de entender la vida... Digo "TU forma" porque es así: actúas a partir de lo que crees que es correcto, lo que crees que está bien o que es lógico para ti...

Y ahí aparece el problema...

De pronto nos volvemos cómodos (en español decimos eso de "sentar la cabeza"): pensamos que hasta los 25 años uno tiene tiempo "para la aventura" pero, según pasan los años, tenemos miedo a desafiarnos a nosotros mismos, a conformarnos con lo que tenemos... De pronto, nuestros sueños sólo son eso, sueños, no metas que, curiosamente, años atrás querías conseguir...

¿Cómo luchar contra ese miedo? La única solución que conozco es la acción: el cambio empieza desde una ruptura de rutinas. Un cambio de dirección al principio cuesta pero, una vez que lo consigues, entonces descubres que no era tan malo como pensabas, que en realidad no es tan difícil, que sólo depende de ti mismo y que, al final, sea cual sea el resultado, habrás crecido en ese proceso, porque habrás vuelto a soñar, a ilusionarte y porque, sin que te des cuenta, te habrás hecho un poquito más sabio y, de paso, habrás rejuvenecido tu espíritu...

Como siempre, aquí llegan mis preguntas: ¿Y tu? ¿Cómo afrontas los cambios? ¿Te gustan? Ahora soy yo quien afronta lo desconocido: tu respuesta :-))

Un abrazo: Amsterdam Prevalece :-))

----------------- English Version ------------------

Hi,

This post is dedicated to all the people who have ever thought that a change in their lives could be positive and, because of whatever circumstances you may imagine, in the end they did not have made it happen...

I not going to tell you my personal experience because in fact the last thing I can be is a good example, but I would like that today, just after reading "Amsterdam prevails", you think about what you have read for a couple of minutes...

The first question that comes to my mind is: Why are we so afraid of changes? We live in constant motion, every second of our lives is different from the previous one, every day we learn something new... But maybe our nature that makes us try to get a certain predictability in the things we live through...

Even the most adventurous and spontaneous person takes those qualities in a predictable way to live his life: each time is different because he wants so... Put him into an office where he cannot leave his chair and perhaps he will become crazy (or worse: Manager! :-)).

We are constantly seeking for some comfort: we really have to struggle against our nature to keep on doing things. Whether through routines or through impulses, in the end we seek to be on our "comfort zone", the psychological state where everything is familiar and we therefore we do not feel a challenge ...

We create cars, remotes controls for television, mixers, smaller and lighter computers... We seek comfort (which is, in a sense, logical), but ... How does this relate to the fear to change?

Reality is that we are afraid of the unknown: when you were little you were told you should not talk to strangers, go to weird places, never accept or eat those famous sweets that a man gave you at the exit of the school "because they had drug"... By becoming an adult, all the things you have learned (and your own maturity) shape your way of understanding life... I say "your way" because it is: you act on the basis of what you believe is right, what you think is good or in the way that it is logical for you ...

And there is where the problem appears...

Suddenly we become comfortable (in Spanish saying that "you lay your head"): we believe that, when you are 25 you have time "for the adventure" but, as times goes by, we are afraid to challenge ourselves and we just want to settle for we have... Suddenly, our dreams are just that, dreams, not goals that curiously, some years ago you really wanted to achieve...

How to fight that fear? The only solution that I know is the action: the change starts by breaking routines. A change of address in your life costs a lot at the beginning, but once you are in it, then you discover that it was not as bad as you thought, which in reality is not that difficult, it depends only on yourself and, in the end, whatever the outcome is, you will have grown up in that process, because you will be able to dream again, to have expectations and because, without realizing it, you may have become a little bit wiser and, incidentally, may have become a little bit younger into your spirit...

As always, here come my questions: What about you? How to face the changes? Do you Like Changes? Now it's me who faces the unknown: your answer :-))

Kind regards: Amsterdam prevails :-))


Paquito.

Comentarios

  1. Hola Paquito !!!

    Como alguien postearia en fayer...

    Primero!!! :)

    jajaja,

    Te visito desde hace un tiempo todas las noches antes de terminar el día y si bien solo he comentado 1 vez (phpya.com.ar), ayer lo hice en el post sobre la soledad pero no se actualizó. :(

    Ahora hablando de los CAMBIOS, que cosa rara el comportamiento de las personas al respecto, y si bien los miedos están presentes en todas las situaciones, me llama mucho la atención las reacciones de algunas pensonas respecto a las variaciones en el ámbito laboral.

    En mi caso, trabajo como independiente desde los 16 años, con lo cuál llevo 10 "all by myself", sin embargo, sé de personas que teniendo las habilidades e incluso la posibilidad de convertirse en su propio jefe sin mayores riesgos, dependen de una silla en un cubículo y por demás mal pago.

    Yo entiendo que existen muchos factores a la hora de tomar una decisión de esa magnitud, pero no será este miedo en sí mismo, la expresión de su forma de vida?, tan dependiente de lo "seguro y confortable"?

    A ver Paquito... cuentame como eres a la hora de tomar decisiones que puedan afectar tu realidad de forma inesperada?

    saludos desde Argentina !!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Paquito. ¡Buenos días!
    Con el post de hoy me has tocado una de mis fibras sensibles. Y lo digo así por que creo que ese es precisamente uno de mis problemas, o fallos, o quizás debería decir mas bien una de las cosas que me gustaría que fuesen diferentes de mi forma de ser. Yendo al grano, no es precisamente el miedo al cambio en si mismo, sino el miedo al cambio como fuente de disgusto para la gente que mas quiero (y aquí quiero decir a mi familia), y el miedo a cagarla; y ademas, y mas importante, a la pereza, que es lo que ha dominado mi vida desde crío; o sea, al cambio como una forma de acción frente a la inacción facil de dejarse llevar por las circustancias que me empujen a este o a aquel sitio.
    Si señor, la culpa no es de la sociedad, sino del menda, el cual está en el paro, y en vez de estar moviendo el culo haciendo cosas útiles para si mismo y para la gente que lo quiere, está aquí sentado delante del ordenador, viendo como es el mundo ahí fuera, pero sin hacer (casi) nada para cambiarlo.
    A parte de mis miedos internos ( y de los de mis padres), soy una persona muy pasiva en los momentos que debería encarar los problemas y actuar cuando hay que hacer algo y hay que hacerlo YA!. Y ahora me estoy enfrentando a la tesitura de tomar un camino en mi vida futura por el que nunca pensé encaminarme. Pero despues de todos estos años (tengo 34), me he dado cuenta que nunca he encontrado "mi camino", el camino que me llevaría a, digamoslo así, la plenitud (y no fue por que no haya tenido oportundades). Así que he decidido tomar este nuevo camino inesperado e intentar hacerlo mi camino. Y a ver que pasa. Así que en cuanto haga click en el botón de enviar este comentario, voy a levantar el culo de esta silla, bastante incómoda, por cierto, y voy a empezar a hacer cosas para moldear mi futuro, y que no sea el futuro el que me moldee a mí.
    Ostras ¡una decisión!. A ver si me dura este empuje hasta la tarde. XDDD
    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Estimados Juan Ignacio y Moraño:

    Mil gracias en primer lugar por vuestra visita y comentario: es un verdadero placer disfrutar de vuestra compañía "bloguera" leyendo vuestras reacciones :-))

    @ Juan Ignacio: ¡Fayerwayer rules! :-)) A mi en particular no me molesta lo del "primero"... Al contrario: me parece un homenaje al blog o a la página (eso quiere decir que hay gente deseando postear casi inmediatamente a la publicación :-)).

    De paso, te agradezco toda la información que me enviaste para mi aprendizaje: es un lujo tener lectores tan amables...

    En cuanto a los cambios, bueno, cada persona es un mundo, pero es cierto que, desde luego, hay algo en nuestra naturaleza que busca la estabilidad o la rutina (aunque sea haciendo caida libre por ejemplo) y lo que es cierto es que nos cuesta tomar nuevas iniciativas... Debemos forzarnos a hacerlo y, cuando conseguimos la rutina de "forzarnos" entonces nos damos cuenta de los distintos colores que nos ofrece la vida...

    @ Moraño: ¡Hay que venirse arriba! ¡Empieza a moverte! ¡Sal a la calle o vete a buscar trabajo desde una biblioteca o algo así! Queda con gente, busca actividades... ¡Muévete! Es el mejor consejo que te puedo dar: el primer día te costará y el segundo y el tercero también, pero si consigues romper tu rutina, entonces lo tendrás hecho... ¡Ánimo! :-))

    Un cordial saludo a los dos y mil gracias por vuestras visitas y comentarios :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar quieta, pero soy una gran amanta de "mi soledad". Me fascinan los cambios, los retos, no saber qué me voy a encontrar...
    No tengo miedo de nada, ni a dejar nada ni a nadie porque los que me quieren siempre los voy a tener muy cerca. Como nada me ata no me planteo quedarme estática en un sitio. Cada X tiempo tengo que marchar a otro lugar: bien sea para estudiar, trabajar...

    Cuando tenía 18 años pensaba "hasta los 30 voy a estar por ahí de superviviente". Pero, ahroa que estoy casi rozando esa edad he averiguado una cosa: no quiero dejar de ser superviviente nunca. Eso implica no conformarme con lo que tengo fácil, no querer estar toda una vida delante de un ordenador haciendo cosas que no me gustan y aguantando a un jefe sexista, no quiero "un amor civilizado" como decía aquel...simplemente quiero vivir.

    Todos los cambios cuestan y son duros, pero creo que son necesarios en nuestras vidas para aprender a valorarlas y para no dejar nunca de crecer como personas.

    Ale Paquito, me voy a comer que ya es hora!!!!

    ResponderEliminar
  5. Estimada Anna,

    Como siempre, mil gracias por pasarte por aquí (es un placer leerte).

    No hay mucho que comentar sobre tu comentario: creo que eres una persona que tiene inquietudes y que intenta vivir acorde a lo que esas inquietudes le dictan...

    Los cambios son duros, de ahí el esfuerzo que tenemos que hacer para afrontarlos con serenidad y tomarlos como parte natural de nuestra vida, no como desafíos o puntos críticos...

    Nada más que comentarte salvo "Buen Provecho" :-))

    Un abrazote desde Amsterdam y gracias de nuevo por tu visita y tu comentario.

    Paquito.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi me gustan los cambios. Me cuesta llevarlos a cabo (cambiar de trabajo, de ciudad...) porque realmente me apego a mis costumbres. Pero siempre me obligo a cambiar, casi por sistema. Lo considero "sano".

    ResponderEliminar
  7. Hola Alberto:

    Gracias por pasarte: es un gusto personal el leerte también aquí :-))

    Chico: ¡Enhorabuena! ¡Es fantástico ver a gente que se lo toma así de bien! Espero que en el paso de los años esa adaptabilidad la sigas conservando :-)))))

    Gracias por pasarte y gracias por transmitir tanta energía :-))

    Un saludete,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bueno, buenooo!
    Me encanta este post de hoy! Será porque me coge en una época de cambios buscados, queridos y forzados que aunque parezca similar, no es lo mismo.
    ¿Qué cómo los afronto? Con vértigo cómo siempre, con ilusión, sin plantearme que exista otra opción que no sea cambiar.. Al final el resultado sea positivo o negativo, supone que he aprendido algo de la vida y eso mola.
    Además, por muy desconocido que sea lo que se viene encima siempre se termina superando todo, o casi todo... Ló más que puede pasar es que se deje un poco de sangre en el camino. Y la verdá, las heridas de guerra resultan muy sexies ;-)


    Un abrazo enorme,

    TB

    ResponderEliminar
  9. Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Aluguel de Computadores, I hope you enjoy. The address is http://aluguel-de-computadores.blogspot.com. A hug.

    ResponderEliminar
  10. Jodío crío!!!!.........¡¡¡Cómo sabe dónde duele!!!
    Que te estoy leyendo entre líneas y ya sé por dónde vas, renacuajo. Cúantas veces habremos hablado del tema ¿eh?... Bueno, pues aprovecha ese nuevo cambio en tu vida porque me da en la nariz que ahora sí vas bien encaminado.Os váis a volver "inseparables" ( y si no , ya me lo contarás).
    Un fuerte abrazo de "Radio Macuto IB"

    SARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA !!!!!..........KISSES

    ResponderEliminar
  11. Queridos Tío Blas, Spammer, y Saltamontes:

    Gracias por pasaros por aquí: es un placer recibir vuestras visitas y comentarios...

    @ Tío Blas: me encanta saber qué eres así. Es fantástico tener personas alrededor de uno que afrontan con tanta energía y positividad los cambios... ¡Qué no decaiga! :-))

    @ Spammer: lo siento, pero he visitado tu blog y me huele a SPAM, así que tendré que borrarte el comentario...

    @ Saltamontes: es que tu sabes mucho ;-)))))

    Y que sepas, que lo de "Radio Macuto" (la expresión y los dejes) los instauré en Alemania...

    No sabes lo que mola que te venga un alemán y te diga en español "Tengo un macutazo" :-)))))))))))

    Mil gracias una vez más por las visitas y comentarios y un cordial saludo,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  12. Se habla mucho de eso de asentar la cabeza!!! y normalmente a la gente a la que le escucho eso, yo la entiendo otra cosa (eh mira besugo!!! se como yo un borrego garrulo!!!)

    ResponderEliminar
  13. Hola Francisco...

    Gracias por pasarte y por tu comentario en primer lugar...

    No sería tan radical como tu: sentar la cabeza (en mi humilde opinión) no es de borregos: simplemente es la evolución natural de la gente (maduramos)...

    No sé: confundir lo que todo el mundo hace con lo que todo el mundo debe, en un momento o en otro, afrontar en su vida, son cosas distintas (pero siempre en mi opinión)...

    Un saludo,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  14. Más o menos,mi primera duda es ¿qué se entiende por asentar la cabeza?? y la segunda es ¿eso que hemos definido como asentar la cabeza es ser más maduro?? Entiendo por madurez la capacidad de ofrecer respuestas responsables y respetuosas a las circunstancias de la vida.

    ResponderEliminar
  15. "Asentar la cabeza", en mi humilde opinión, es el día en el que decides no irte de juerga porque al día siguiente tienes un par de reuniones importantes (por poner un ejemplo)...

    Antes de "asentarla", ni te lo hubieras planteado: incluso habrías ido de empalmada al trabajo y habrías aguantado las dos reuniones como un campeón...

    Me piro que llego tarde a "una reunión" :-)))

    Un abrazo,

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

El Soporte Oficial de la Familia