Niños / Children

English below (just look for the blue text :-)),

Buenas...

Aquellos que me conocen personalmente conocen una de mis aficiones favoritas: la observación del mundo desde puntos de vista diferentes para poder comprender mejor aquello que me rodea...

Tengo una teoría: los niños son los mejores filósofos del mundo. No poseen conocimiento aprendido, son esponjas sedientas de conocimiento, ojos inocentes que intentan comprender el mundo a partir de lo poco que llevan aprendido y, de ahí, mi curiosidad al observar a esos "pequeños sabios" capaz de hacerte sonreír y pensar con preguntas y respuestas fascinantes...

Hoy he pasado el día con una amiga mía que tiene 2 hijos, un niño y una niña... Viviendo en los Países Bajos, estos niños se enfrentan a un desafío sin igual: aprender tres idiomas a la vez y ser capaz de desarrollar 3 sistemas de comunicación distintos (el español, el inglés y el holandés)...

Creo que nunca seré padre: a día de hoy (sé que las cosas cambian) siento terror al pensar que una vida dependería de mi cuando, en realidad, siento que todavía me queda muchísimo por aprender y por vivir. Pero los niños me fascinan: su inocente mirada, su picardía, su forma de expresar una voluntad, un deseo o, simplemente, su capacidad para hacerte sonreír...

Observando a estos niños no podía parar de sonreír y de fascinarme: hablaban en cada entorno en un idioma distinto, hablando holandés con niños holandeses, inglés con niños ingleses y español conmigo.

Apenas tienen unos pocos años de vida y ya son capaces de expresarse en tres idiomas: tienen problemas también por ello (notas como el niño construye en inglés o en holandés con palabras en español) pero los niños lo solventan de forma mágica.

Quieren ser entendidos y usan toda su voluntad para que así sea... Es fascinante.

Los niños además tienen una particular forma de funcionar: de pronto se caen al suelo y se quedan en silencio, no pasa nada hasta que los miras, momento en el cual, curiosamente, empiezan a llorar. Es su forma de reclamar tu atención pero, si no lo miras, entonces el niño se levanta y sigue jugando.

Su inocencia es, de lejos, su mejor virtud y su debilidad: cuando quieren que les dediques toda la atención del mundo no paran hasta hacerlo pero, si eres un poco hábil, puedes controlar dichos impulsos, haciéndoles sentir que obtienen lo que quieren mientras tu sigues haciendo tus cosas...

Siempre observo con curiosidad y con cierta distancia a los niños: me gusta ver como resuelven pequeños problemas que, para ellos, pueden tener cierta complejidad. Comer una sopa, poner mantequilla en una tostada o alcanzar un objeto en la cocina, son pequeños desafíos de lógica que resuelven con inusitada imaginación. Comer la sopa con la cuchara muy despacio para que no se les caiga, o ver como, de pronto, se levantan, van a la cocina, se suben a una silla, alcanzan una pajita y vuelven para "beberse la sopa como la Coca-cola"...

Me resulta fascinante observar su capacidad para solventar situaciones que a priori podrían resolver con un sencillo "Mamaaaaaaaaaaaaaa"...

También es divertido charlar y jugar con ellos: ver las cosas que les interesan (hoy el objeto que ha triunfado han sido mis auriculares blancos y la nueva palabra que han aprendido es "iPod" :-))...

Todo es nuevo, todo es fascinante pero, a su vez, algunas cosas se les resisten... Observar sus reacciones, su negociación con el entorno (saben que si lloran obtendrán atención y ayuda por ejemplo) y, a su vez, mirar la reacción del entorno (enseñar al niño que debe valerse por si mismo) y aprender de esa forma esa extraña sensación que, cuando pregunto, se responde siempre de la siguiente forma:

"Paquito... Un día serás padre y comprenderás todo esto"...

Recuerdo una vez que una madre, observando su interacción con su hijo, me dijo que "se sentía como en un documental del National Geographic" por mis observaciones y preguntas en el proceso... "¿Por qué haces tal cosa?" o "Entonces de esta forma consigues esto o aquello" eran frases que acompañaban la preciosa imagen de una madre jugando y razonando con su hijo de 3 años...

Creo (y con esto finalizo) que todos tenemos un niño dentro de nosotros y que, precisamente, nuestra capacidad para alimentar el motor de nuestra vida y nuestra vida depende de lo vivo que esté ese niño.

Seguir fascinándonos por las pequeñas cosas de la vida, encontrar la belleza en el lugar más insospechado, sonreír cuando una niña pronuncia por primera vez en su vida la palabra "iPod" y, sobre todo, sentir una alegría infinita cuando uno de esos niños te pide ayuda porque, al fin, ha querido confiar en ti para jugar con su juguete favorito...

Mañana entrevista en La Haya y el viernes entrevista telefónica con Estados Unidos: pase lo que pase intentaré que el niño dentro de mi se siga fascinando cuando vea llegar al tren al andén :-))

Un saludete: ¡Amsterdam Prevalece! :-))

----------------- English Version ------------------

Hi...

Those who know me personally can testify about one of my favorite hobbies: to observe the world from different perspectives in order to better understand what surrounds me...

I have a theory: children are the best philosophers in the world. They have no acquired knowledge, they are thirsty sponges learning a xillion things everyday, innocent eyes that are trying to understand the world with the small amount of experiences they have and, hence, my curiosity to observe these "little wise men" that can make you smile and think about questions with fascinating answers...

Today I spent the day with a friend of mine who has 2 children, a boy and a girl... Living in the Netherlands, these children face a unparalleled challenge: to learn three languages at once and to be able to develop 3 different communication systems (Spanish, English and Dutch) ...

I think I will never be a father (I know things change) 'cause I feel terror when thinking about that a small life would depend on me, taking into account that, honestly, I feel that I have still a lot to learn and live. But kids fascinate me: their innocent eyes, their mischievousness, their way of expressing a willingness, a wish or, simply, their ability to make you smile ...

When observing these children I could not stop smiling and be intrigued: they speak in a differente environment with a different language, Dutch with Dutch children, English and Spanish with English children and me.

They are just a few years old and they are already able to speak three languages: there are also problems (you note how they build with English or Dutch grammar Spanish expressions), but children are small magicians with tons of tricks.

They want to be understood and they use all their willingness to make it happen... It's fascinating.

Children also have a particular way of doing things: suddenly one of them fall to the ground and stay silent, nothing happens until the moment when, curiously, you look at him and he just began mourning. It is their way of claiming your attention, but if you do not pay attention, then the child gets up and continues playing.

Their innocence is by far their best attribute and their worst weakness: when they want you to devote full attention they will not stop until they get so, but if you are a bit clever, you can control those impulses, making them feel they are getting what they want while you keep on doing your stuff...

I like to observe with curiosity and some distance to the children: I like to see how they solve small problems, which may have some complexity. Eating some soup, put some butter on a toast or to reach an object in the kitchen, are small challenges of logic that they solve with unusual imagination. Eating soup with a spoon very slowly or see how, suddenly, they leave the room, go to the kitchen, climb on a chair to reach a straw and return to "drink the soup like Coke"...

I find it fascinating to observe their ability to resolve situations that could be solved easily with a simple "Moooooooooooooooooom" ...

It is fun to talk and play with them to see things that interest them (today the object that has triumphed have been my white headphones and they have learned a new word: "iPod" :-))...

Everything is new, everything is fascinating but, in turn, some things are tough... Observe their reactions, their negotiation skills facing the environment (they know that if they cry they'll gain attention and help, for example) and, at the same time, to observe the reaction of the environment (to teach the child that he must be able to do some things by himself) and thus learn that strange feeling that, when I ask about it, I always get the same answer:

"Paquito ... One day you will be a father and understand all of this" ...

I remember once a mother with her child... I remember watching her to interact with the kid and she told me that, because of that she "felt like a National Geographic documentary" with my comments and questions... "Why did you do such a thing?" Or "So this way you get this or that" are phrases that accompanied the beautiful image of a mother playing and reasoning with her 3 year old child...

I think (and I will finish) that we all have a child inside us and that, precisely, is our ability to fuel the engine of our lives, as our lives depend on how healthy that child inside of us is.

Keep your capacity to be fascinated by small things in life, finding beauty in the most unexpected places, smile when a child learns for the first time in her life the word "iPod", and above all a infinite feeling of joy when one of those children asks you for help because, in the end, he has decided to rely on you and allow you to play with his favorite toy...

Tomorrow I have an interview in The Hague and, on Friday, I will have telephone interview with the United States: disregarding the results on these interview, I will try to keep the child inside me fascinated when watching the train reaching the platform :-))

Kind regards: Amsterdam prevails! :-))


Paquito.

Comentarios

  1. Je te rejoins tout à fait sur cette théorie sur les enfants !
    Je suis également fascinée par les enfants, leur "intuition" (instinct/intelligence) et ce regard sans cesse renouvellé sur le monde.

    Je souhaite vraiment garder le plus longtemps possible mon âme d'enfant aussi, même si évidemment j'ai du perdre un peu depuis :)

    De grosses bises Paquito !

    ResponderEliminar
  2. Salut Princesse :-))

    Merci beaucoup de ta visite et de ton commentaire :-))

    Ouais, les enfants sont géniales: c'est fascinant de leur voir en jouent ou en train de résoudre des problèmes avec sa logique...

    Il faut maintenir l'enfant qu'on a dedans: il faut lui nourrir et lui faire sentir qu'il y a toujours une place chez nous pour lui...

    Merci une autre fois et salut depuis Amsterdam :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  3. Hola amigo!
    ya se...llevo días sin entrar y se me acumulan...tus días...
    Pero weno, tú sabes que no dejaré de entrar. Estoy liada y no me sale nada derecho esta semana, se me avecina bronca del jefe...jo! como me tiene!
    Lo que dices de los niños es veridico, real, lo has descrito muy bien, yo siendo madre no lo habria hecho mejor.
    Te voy a contar una anecdota viene al pelo, dices que te alucina ver como se las ingenian ellos solitos...vaya si se las ingenian!
    Viviamos en Las Palmas, Germán y Sarita se llevan un año asi que el niño tenía 3 añitos y Sarita 2. La puerta del balcón estaba abierta, con sus protecciones y demas pero abierta, yo me encontraba en el sofá descansando a duras penas...de repente el silencio...y de golpe...unas carcajadas de alucine!
    Me levanto autopropulsada y que es lo que veo? Mis hijos habian pescado mi cartera, digo pescado pq el sitio era inaccesible para ellos, se fuerón al balcón y todos los billetes, monedas salierón volando, cada vez que alguien desde la calle cogia algo les decia cosas y ellos se morian de la risa... casi me muero!
    Como estas...cien mil!
    besitos gigantes, te veo en el pos de abajo.

    ResponderEliminar
  4. Perdona niño...
    Rubia besos a cientos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Sara:

    Como siempre, un placer enorme leerte por aquí :-))

    Efectivamente: cuando uno quiere darse cuenta, esas "ingenuas" criaturas parecen de pronto cobrar el ingenio y la capacidad mental que algún que otro premio Nóbel...

    Por eso me encanta observarles: es fascinante descubrir con ellos lo que de verdad es el "pensamiento lateral"... No tienen conocimiento aprendido, no tienen experiencia, de ahí que literalmente construyan "desde la nada" soluciones alucinantes (a veces erroneas, a veces dignas del ingeniero más preparado que puedas conocer :-)).

    Acepto tus besos y le mando de tu parte los besos a la Rubia :-))

    Un abrazote y gracias de nuevo por pasarte :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  6. Ayer mi hermana me contó una pequeña anécdota del sobrino de su marido: Mauro.Mauro creo que tiene unos 3/4 años pero está pa´comérselo. El otro día "se le soltó la mano" dando a su padre en la pierna y su padre le respondió con un azote. Al rato, viene de algún sitio de la casa con un trozo de celo y se lo pega a su padre en el pantalón. Rafa le pregunta que por qué se lo ha hace y , el nene , va y le responde que , como "le ha roto en la pierna" le pone el celo para arreglarlo....
    Me encantan y más jugar con ell@s cuando son así de pequeños. Te hacen reavivar lo poco que te queda dentro de "infante".


    Paquito: en cuanto tengas cualquier noticia de nuestra empresa, me avisas por favor.

    Kisses a la de "Palma"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click