Pospuesto / Postponed

English below (just look for the blue text),

Buenas,

Los malentendidos existen, como existe el sentido de prever diversas situaciones que pueden suceder en un momento determinado.

Hoy os contaré dos ejemplos que me han sucedido (el último anoche) de cómo a veces cierto sentido de la paranoia puede ayudarnos a evitar posibles problemas...

El martes ayudé a un chico español a obtener su Sofi Number: quedé con él temprano (la cita con las Autoridades era en una ciudad fuera de Amsterdam a las 11:15) y recuerdo uno de los comentarios que me hizo: "Vamos muy temprano"...

El viaje en tren fue plácido y tranquilo: conversamos sobre todo tipo de cosas (los trenes y los aviones son lugares donde uno tiene la oportunidad de conocer a gente, sean perfectos desconocidos o, como en este caso, una persona a la que conozco hace poco tiempo)...

Al llegar a la ciudad, nos dirigimos hacia la estación de autobuses: allí tendremos que tomar un autobús que nos llegará a nuestro destino y, siendo previsor, calculé 2 posibles rutas con dos autobuses distintos...

Mientras esperamos, observamos que la estación está vacía: al rato, una señora pasa y nos informa de que hay huelga de autobuses (menos mal: en ningún sitio había ningún cartel avisando de esta circunstancia)...

No hay autobuses que nos lleguen a nuestro destino y la cita es a una hora concreta (si no estás a esa hora, pierdes tu turno): las prisas de pronto pueden aparecer y con ellas la sensación de que hemos perdido el viaje y con él la oportunidad de obtener el codiciado SOFI Number...

Pero, ya deberías conocerme, mi "sentido de la paranoia", unido a mi estricto sentido de la puntualidad, hace que en mi cartera lleve diferentes alternativas, incluyendo una ruta andando hacia el lugar al que tengo que ir... Afortunadamente hay una parada de taxis cerca y, finalmente, llegamos a nuestro destino a las 11:05...

Si hubiéramos elegido una hora de salida en Asmterdam posterior a la que elegí no habríamos llegado y habríamos perdido el tiempo empleado, el coste del transporte y, además, la oportunidad de obtener lo antes posible este importante trámite...

El segundo empezó anoche: fui invitado a cenar en casa de una persona y, mientras dicha persona estaba haciendo cosas, decidí conectarme a internet y empezar a calcular la ruta que debería tomar para la entrevista que tenía hoy...

Analizo el viaje, las diferentes alternativas, mapas de situación en las distintas paradas que tengo que tomar: no asumo nada, salvo que puedo perderme. Escribo en un papel números de teléfono, itinerarios, personas a las que puedo contactar si algo no sale como está previsto...

Pero mientras hago todo esto, ese extraño sentido de la paranoia que tengo me dice que hay algo que no va bien...

Ya os conté en su día que una de las cosas que más me sorprende del funcionamiento de las personas en este país, es el sistema para quedar con alguien (propones una cita, verificación de agenda, quedas un día y una hora y confirmas o te confirman que, efectivamente, tal día y tal hora has quedado)...

Es extraño: el último e-mail que tenía a este respecto era mío y era eligiendo una fecha para hacer la entrevista (hoy a las 13:00)...

Pero nunca recibí confirmación, de ahí que, de pronto, me pusiera a pensar...

Lo primero fue escribir inmediatamente un e-mail preguntando qué había pasado y si efectivamente la entrevista se iba a celebrar hoy: tomé nota del nombre de la persona y de su número de teléfono para llamar hoy a las 9:10 de la mañana (como así ha sido) y entonces, a la 1:15 de la mañana, volví a mi casa para descansar y empezar todo el proceso habitual que acompaña a las entrevistas.

Me levanté temprano: me afeité, empecé a preparar la ropa y me conecté para ver si había recibido algún correo...

Y es curioso: a la 1:39 de la madrugada tenía un e-mail de esa empresa, dándome instrucciones para una de las cosas que tendré que hacer en la entrevista (preparar un caso práctico que, según he estado leyendo, tiene pinta de ser muy complejo) y, de paso, diciéndome que estarán encantados de conocerme... El martes...

Al llamar a la empresa hace unos minutos y conversar con la persona que estaba coordinando el tema de fechas, descubro que, efectivamente, en no había confirmado mi petición ("Lo siento mucho: se me olvidó enviarte el e-mail de confirmación" fue la respuesta), de ahí que yo había asumido una fecha que, en realidad, no era la correcta...

Así que el martes me tendré que levantar a las 5 de la mañana y tener todo preparado para que todo salga bien: ser (en cierto sentido) un paranoico ayuda a estas cosas...

Esta mañana (eso sí) me he levantado y me he encontrado en la mesa un regalo: un bonito reloj que llevaré dentro de un ratito a la tienda (me tienen que ajustar el tamaño)... Me encantan los regalos de cumpleaños cuando se dan en cualquier momento menos en dicha fecha: son los que de pronto me sorprenden y me hacen sonreír, porque, esa es la verdad, aunque soy capaz de prever muchas cosas, cuando hay un imprevisto de este tipo, sonrío...

Otra noticia que tengo es que me han dejado un libro: al parecer una amiga piensa que me parezco al protagonista y me han pedido que me lo lea... Siempre es curioso entender cómo eres percibido por otras personas a través de un libro o una película: ayuda a entender el mensaje que transmitimos a los demás...

Y la última noticia (y ésta es la que ayer me hizo sonreír muchísimo) es que una persona a la que tengo una gran estima se ha comprado un Mac... Me escribió ayer dándome la noticia y, de paso, poniéndome al día sobre su vida y milagros...

Creo que eso es todo: me espera un fin de semana estudiando datos y gugleando como un loco, pensando en cómo hacer lo que me han pedido. No sé si lo haré bien o mal pero de momento hay algo que me hace sonreír: tendré que hacer una presentación y exponerla...

Y esto último, como ya sabéis, es algo que no me resulta difícil ;-))

Felicidades Esther: ¡Amsterdam Prevalece! ;-)

----------------- English Version ------------------

Hi,

Misunderstandings do exist, as there is also the sense of forecasting a variety of situations that can happen at any given time.

Today I am going to tell you a couple of examples that have happened to me (the last one, last night) and how sometimes a certain sense of paranoia can help us to avoid potential problems ...

On Tuesday I helped a Spanish guy to get his Sofi Number: we had a meeting early in the morning (the appointment we had with the Authorities was in a town outside Amsterdam at 11:15) and I remember one of the comments he made: "It's very early" .. .

The train journey was placid and calm: we talked about all sorts of things (trains and planes are places where you have the opportunity to meet people, from perfect strangers to, as in this case, a person who you recently met) ...

Upon arrival in the city, we head towards the bus station: there, we will have to take a bus that will drive us to our destination, and being proactive, I estimated 2 possible routes with two different bus lines...

While waiting, we note that the station is empty: the time passes and then a lady informed us that there are a strike from the bus drivers (please note: there was no sign nowhere noticing this issue) ...

There were no buses then to reach our destination and the appointment was to a specific time (if you're not at that time, you lose your turn): the rush may appear all of a sudden and with it the feeling that we have lost the trip and, with him, the opportunity to obtain the SOFI Number ...

But you should already know me: my "sense of paranoia", together with my sense of punctuality, made me have into my bag different alternatives, including a walking route toward the place where we need to go... Fortunately there was a taxi nearby and we finally arrived at our destination at 11:05...

If I had chosen a later departure time in Asmterdam, we couldn't have be there on time and we would have lost time, transportation costs and also the opportunity to obtain as soon as possible that important milestone for life here in The Netherlands...

The second example began last night: I was invited to a dinner at a friend's place and, while that person was doing things, I decided to connect to the Internet and start calculating the route I had to follow from the interview I had today ...

I analyzed the trip, the various alternatives, maps situation in the various stops that I must take: I never assume anything, but the fact that I can be lost in a certain moment. I write in a paper phone numbers, itineraries, people I can contact if something does not come out as planned...

But while I am doing all of this, that strange sense of paranoia that I have tells me something is not going well...

Back in time I told you how one of the most striking things I found out here in the way people interact is the way to meet people (you propose an appointment, then both people check the agenda, you both then set one day and one hour and you finally confirm receive confirmation stating that, indeed, this day and this hour is suitable to meet) ...

It is strange: the latest e-mail regarding this interview was mine and It was about me choosing a date for doing the interview (today at 13:00) ...

But I never received any confirmation, which is why, all of a sudden, I began to think how to find a solution...

The first thing was to write an e-mail asking what happened and whether or not the interview is was going to celebrated today: I took note of the name of the person and telephone number to call her today at 9:10 in the morning (as I've done already) and then, at 1:15 in the morning, I went back home to rest and start the whole process that usually accompanies the interviews.

I got up early: I shaved, I prepared my clothing and I then went online to see if I had received some mail...

And it is curious: at 1:39 in the morning I had an e-mail from that company, giving me instructions to accomplish one of the things I'll have to do in the interview (to prepare a case study that, as I have been reading, it seems to be very complex) and, incidentally, saying it will be nice to meet me... On Tuesday...

When calling the company a few minutes ago and talking to the person who was coordinating the dates, I discover that, indeed, she had not confirmed my request ( "I am very sorry: I forgot to send the confirmation e-mail" was her response), so I had assumed a date that, actually, it was wrong...

So, on Tuesday I'll have to wake up at 5 o'clock in the morning and get everything ready so that everything goes well: having (certain sense of) some paranoid helps for these things ...

This morning I found at the table a gift: a nice watch that will go back to the store with me (I have to adjust the size since it's too big for me)... I love the birthday gifts when they occur at any time but on the very date: those unexpected gifts are the ones which surprised me and make me smile, because, and that's the truth, although I am able to forecast many things, when there is a contingency of this type, they always make smile...

Another news I have is that a friend has left me a book: it seems she thinks that I am similar to the main character and she asked me to read it... It is always curious to see how you are perceived by others through a book or a movie: it helps you to understand the message you send to others...

And the latest news (and this is the one that yesterday made me smile a lot) is that a person who I have in great esteem has bought a Mac... He wrote me yesterday giving me the news and, incidentally, catching up about his life...

I think that's it: I expected a "studying data and Googling like crazy" weekend , thinking about how to do what they asked me to do. I do not know if I'll do it into a good or bad way but, right now, there is one thing that makes me smile: I will have to make a presentation and expose it...

And this, as you know, it is not something that I find hard to do ;-))

Congratulations Esther: Amsterdam prevails!


Paquito.

Comentarios

  1. Hola amigo!
    te he echado mucho de menos.
    Me parece que algo se me escapa, el trabajo que tienes que llevar, ya lo tienes preparado? es para el martes, no?
    Eres un chaval muy previsor y eso creo que es fruto de la gran independencia que has tenido y tienes, el vivir solo hace que seas asi en la mayoria de los casos aunque el que es desastre...lo es para toda su vida! jajaja
    Espero noticias, por cierto, aquella entrevista que tuviste y de la que esperabas contestación? es posible que pusieras algo en algún post y yo me lo haya perdido. un besote y adelanteeeeee!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Sara! :-)))))

    Mil gracias como siempre por tu visita y por tu comentario: sé que estás muy liada, de ahí que tu visita me sepa especialmente bien (incluso mejor que las deliciosas delicatessen que me mandaste por correo y que tanto alegraron a mis sentidos :-))).

    Lo estoy preparando: no sé cómo va a salir pero desde luego que sí sé que cuando lo haga, transmitiré toda la pasión que llevo dentro (no sé si soy un buen orador o no, pero feedback externo a mi me confirma que transmito "veracidad" y "convicción" y eso es bueno :-)).

    La entrevista de la que hablas todavía no ha sucedido: no sabemos muy bien porqué pero he recibido feedback positivo al respecto (ya veremos como se desenlaza la historia)...

    Por tanto, tranquila que todo sigue adelante y no te has perdido ningún episodio de "La vida de Paquito"...

    Si todo sale bien, os he preparado un post muy especial que espero que os guste tanto como a mi me gustó prepararlo (pero todavía debe esperar a ser publicado :-)).

    Un abrazote y mil gracias una vez más por tu tiempo y por pasarte por este rinconcito de la Red :-))

    Saludos "Amsterdammers" :-))))

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Ámsterdam: ese parque temático

Wannacry - El virus que la lió parda

Riphagen: el cazador de judíos

Vacaciones

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada