Ratones / Mice

English below (just look for the blue text),

Buenas,

Saludos desde "el exilio": estos días los estoy pasando en una casa que amablemente me han dejado para estar solo...

Es un lujazo: zona muy buena, casa grandota y, eso sí, un sofá estupendo para dormir porque, a pesar de que podría dormir confortablemente en una enorme y bonita cama, yo soy más de sofa (no preguntéis porqué: simplemente duermo y descanso a la percepción en un sofá antes que en una cama normal)...

La historia es que no estoy completamente solo: creo que hay un ratón y esa es la historia que os traigo hoy sobre Amsterdam y los "otros moradores" que por aquí viven con nosotros...

Amsterdam es conocida por sus bonitas casas, sus canales, el barrio rojo, el Museo Van Gogh... Pero en general, hasta que no vives aquí, nadie te habla de los ratones y es que, amiguitos, viviendo entre agua y con casas tan antiguas, cucarachas no verás, pero ratoncitos sí...

Según me han contado, los ratoncitos de por aquí son de campo: tienen en general miedo a los seres humanos pero, y esto es lo divertido, en términos de inteligencia y espabile, le dan mil vueltas a la "ratatouille" de Pixar...

Por tanto, lo primero que debes hacer al vivir en una casa en Amsterdam, es tener cuidado con dejar comida por la cocina y demás: los ratones la huelen como los tiburones a la sangre y, si se lo pones fácil, pueden hacer su aparición...

Una persona que conozco se trajo un carísimo jamón desde España para comérselo con su familia: en previsión de los problemas con los ratones, protegieron el jamón con todo tipo de capas de plástico, papel de aluminio, etc...

Pero el jamón, que ya para nosotros los humanos huele (de maravilla, por cierto), para un ratón debe de ser increíble (tienen más desarrollado el olfato que nosotros), de ahí que, cuando quisieron darse cuenta, encontraron que el jamón había sido atacado por un ratón, el cual, con una habilidad impresionante, consiguió romper todas las protecciones y empezar a escarbar por dentro del mismo (rollo túnel de "La Gran Evasión" pero al revés :-)).

Lo segundo es que si vives en una zona de casas nuevas, la probabilidad de que tengas un ratón es baja, pero nunca se sabe: ten cuidado con dejar la puerta de la terraza abierta o cosas así...

Y la tercera, que es en general la más práctica, es tener un gato... El bicho pasará de ti y sólo querrá que le dés comida, agua y que limpies sus pelos y sus desechos, pero a cambio él se encargará de tenerte la casa vigilada por si los ratoncitos quieren entrar en ella...

Por eso y porque en general los gatos son muy limpios, en este país estos animales de compañía no pagan impuestos...

Y te podrás preguntar: "¿Cómo van a pagar impuestos los gatos?" con esa mente inquieta que tienes...

Pues asústate porque en este país los perros pagan un impuesto: no conozco exactamente el porqué (tendría que investigarlo) pero, aquí en los Países Bajos, estás obligado a declarar la posesión de un perro en un plazo no inferior a 15 días desde la adquisición del mismo...

¿Y si no lo haces? Bueno, pues puede que no te pillen, pero si es así te meterán una multa (la expresión "pagar hasta por respirar" se hace real aquí :-)).

Mucha gente les tiene miedo y los psicólogos aquí recomiendan que, cuando entra un ratón en casa, a parte de intentar eliminarlo, hay trucos que ayudan a llevarlo mejor como, por ejemplo, dándole un nombre :-)).

Esa es mi historia hoy: me inspiré leyendo el blog de alguien ( ;-)) que decía que le daban miedo los bichitos. Así que, ya sabéis, si venís a vivir a Amsterdam y os váis al centro (las zonas caras son en general también las más antiguas) ya sabéis que podréis tener "invitados especiales" en vuestra casa ;-))

Amsterdam Prevalece :-)

----------------- English Version ------------------

Hi,

Greetings from "exile": these days I'm into a house where I have graciously invited to live alone for a few days...

It is great: very good neighborhood, big appartment and, yep, a great sofa to sleep on it because, although I could sleep comfortably in a huge and beautiful bed, I am more into the sofa mood (Do not ask mr why: I can sleep better into a sofa than into a regular bed)...

The story is that I'm not completely alone: I think there is a mouse and this is the story that I bring you today about Amsterdam and its "other residents" who live here with us...

Amsterdam is known for its beautiful houses, its canals, the red light district, the Van Gogh Museum... But in general, not until you live here, nobody will talk to you about mice... My dearest friends, living among water and very old houses, you may not see roaches but, sorry to inform you that, actually, you may find mice...

As I have been told, mice here belong to the "countryside race": they are generally afraid of humans but, and this is the funny thing, in in terms of intelligence they are thousand times smarter than Pixar's Ratatouille...

Therefore, the first thing you should do when living in Amsterdam, is to be careful about leaving food in the kitchen and stuff like that: the mice will smell it like sharks do with blood and, if you put it easy, they will probably make their appearance...

One person that I know brought a very expensive serrano's ham from Spain to eat it with his family. Anticipating problems with mice, they protected the ham with all kinds of layers of plastic, aluminum, etc...

But the ham, as we humans we can smell it (it smell very very well, of course), for a mouse it must be unbelievable (they have developed that sense more than we do), so that when wanted to realize, had found that ham been attacked by a mouse, which, with an impressive skill, managed to break all the protections and start scratching inside of it (roll tunnel "The Great Escape" but reversed :-)).

The second thing is that if you live in an area of new houses, the likelihood of having a mouse is low, but you never know: beware of leaving the door from the terrace opened or things like that...

And the third thing, which is generally the most practical, is to have a cat... The "bug" will ignore you and you just need to feed it with food, water clean their hair and their waste, but in return they will keep the house under surveillance, just in case the mice want to enter in it...

So in general, and because cats are very clean in this country, these pets do not pay taxes ...

And you may say: "How cats could probably pay taxes?"...

Well, watch out! Dogs in this country pay a tax: I do not know exactly why (I should investigate), but here in the Netherlands, you are obligated to declare the possession of a dog over a period of not less than 15 days after acquisition of it...

And what if you do not? Well, you may not be caught, but if they do you'll have to pay a fine (the words "paying even when you are breathing" becomes real here :-)).

Many people are afraid of mice and psychologists here recommend that, when having a mouse at home, apart from trying to eliminate it, there are tricks that help to people to get along with it, such as giving it a name :-)).

That is my story today: I was inspired when reading the blog from someone ( ;-))) who said she was afraid of bugs. So, you know, if you come to live in Amsterdam and you going to the centre (expensive areas are generally also the oldest) you already know that you may have "special guests" in your home ;-))

Amsterdam prevails :-)


Paquito.

Comentarios

  1. JAJAJAJA,,,,,,,,,,
    ¿ NO QUERÍAS HACER AMISTADES FORÁNEAS? Pues aprovecha la ocasión , que la pintan calva( jejeje).
    Ha sido divertido leerlo. Kisses y avisa si hay "contactos en la ¿enésima? fase"

    ResponderEliminar
  2. Estos posts me encantan, cuando hablas de cómo es la vida en Amsterdam se sale. Hoy lo has hecho con una naturalidad increible, propia de un escritor.
    Por cierto, enhorabuena por tu clase magistral en la uni, por lo que leí ayer tuviste que estar levitando toda la tarde!!

    ResponderEliminar
  3. Estimada Saltamontes, querido Santiago:

    Un placer como siempre levantarme y empezar a leer vuestros comentarios: gracias por hacerme empezar tan bien el día :-))

    @ Almu: desafortunadamente no os puedo contar todo lo que está pasando (principio de prudencia) pero, al igual que el universo se contrae, también a veces se expande...

    @ Santiago: me alegro de que te gusten este tipo de posts. Viniendo de alguien como tu me resulta un honor...

    Y en cuanto a lo de la presentación, puedes apostar que el Jueves levité y me sentí como hacía años que no me sentía :-))

    Una vez más, mil gracias por haberos pasado por aquí y haber plasmado vuestras reacciones: un cordial saludo desde Amsterdam...

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. Ratoncitos?
    Asquerosos?
    Dios!
    yo me muero, nonononon, no podria Paquito, lo he intentado pero es superior. Como yo sepa que puede estar un ratón en el mismo espacio que yo, amos! duermo antes en la calle... me ha gustado el post...pero ahora me pica todo...

    ResponderEliminar
  5. Jeje, Ámsterdam y los ratoncitos... Nuestra gata va a causar sensación en el barrio :)))

    Ayer estuve charlando con la amiga en cuya casa nos quedamos hace dos años, y ella sospecha que ahora tiene alguno en el apartamento. Le conté mi recuerdo de la trampa que descubrimos entre los fogones y la pared de la cocina, y que no vimos ningún ratón en todo el mes que pasamos allí. En realidad, sí que podía verse alguno -a modo de collage- en la pared del comedor, la cual estaba cubierta completamente por un paisaje de bosque otoñal sobre papel. Por lo visto, habían recortado y pegado sobre el papel algunas imágenes de animalillos del bosque: un ratoncillo aquí, una ardilla allá, algunas mariposas... Pensamos que tendría que ver con los trucos para llevar mejor la convivencia con estos pequeños roedores.

    "Pues de ahí no se ha movido la trampa", me respondió nuestra amiga, "y jamás ha cazado un sólo ratón".

    ¡Serán listos los ratoncillos de Ámsterdam!

    ResponderEliminar
  6. Estimada Sara, querido David :-))

    Mil gracias como siempre por vuestras visitas y comentarios: un placer como siempre leerlos :-))

    @ Sara: que no mujer, que no hacen nada (tampoco es que a mi me gusten particularmente)...

    Finalmente no apareció el ratoncito, o sea que debe de ser que ya no está, pero fue divertido esperarle :-))

    @ David: los ratoncitos de aquí son increiblemente espabilados (para conseguir comida se las ingenian como nadie: podrían dar clases en algún Master)...

    La historia es que, literalmente, alguno de ellos siempre podría decir aquello de "¿Quién se ha llevado mi queso?" :-))

    Un saludete desde Amsterdam y gracias una vez más por vuestras visitas y comentarios :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  7. Otra q le gusta hablar13 de mayo de 2008, 14:00

    Pues no sé desde q parte del google-space llegué hasta aquí, pero te he leído y lo mejor, me he reído: "Soy español, no hace falta"...jajajajjaja.
    Así q amén de lo dicho por todos los demás añadirte q me ha gustado como lo has contado.Hasta yo me he emocionado, casi q te aplaudo desde aquí...jajajjaja.
    Suerte, el entusiasmo es el elixir de los dioses.
    Begoña
    (Islas Canarias, EspaÑa)

    ResponderEliminar
  8. Hola Begoña :-))

    Mil gracias por tu visita: es un verdadero placer encontrar a nuestros lectores :-))

    Te agradezco un montón tus palabras: son extremadamente amables y a mi también me han hecho sonreír :-))

    En Septiembre me tocará repetir así que tendré que generar nuevo material y esperar los resultados (aunque esta vez la audiencia será más dura).

    Mil gracias por tu visita y tu comentario: espero que te pases más a menudo por aquí :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  9. Voy este Lunes a Amsterdam!!!! Tu post genial,peeero... De verdad en un HOTEl habrá la posibilidad de que tenga ratones conviviendo con nosotros en la habitación???!! Lo digo porque yo me muero igual que Sara(yo también me llamo así)...
    Contestad! Ahora que hay nieve también se refugian dentro?.... Si una casa es de hormigón no hay tantas posibilidades que una de madera,no?

    Mmua y gracias!!edpero vuestra respuesta,que me he puesto mala...:( les twngo pánico...!!!
    Solo de imaginarme durmiendo en el hotel y sentir un ratoncito en mi cama me mmuero literalmente!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Sssally :-))

    Mil gracias por tu visita y por tu comentario: todo un placer el leerte por aquí :-))

    Los ratoncitos en Amsterdam forman parte del paisaje: no tiene porqué haber, pero puede suceder...

    La buena noticia es que son ratoncitos de campo, es decir, que no son peligrosos ni nada que se le parezca (al contrario: te tienen más miedo ellos a ti que tu a ellos :-))

    No te preocupes, que seguro que no te encuentras ninguno :-))

    Un abrazo y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click