lunes, 3 de noviembre de 2008

¿Conoces a Paquito? / Do you know Paquito?

English below (just look for the blue text),

Hola :-))

Sucedió el viernes pasado: dos personas se conocen en una fiesta de Halloween en Amsterdam. Hablan (supongo) de varias cosas y de pronto alguien menciona algo sobre los blogs y demás...

"Pues yo leo uno de un tal Paquito que vive en Amsterdam"...

Obviamente yo no estaba allí (estaba trabajando) pero la conversación me llegó un día más tarde, en un restaurante cerca del centro, cuando me lo contaron y me enseñaron que, una vez más, si el mundo es pequeño, ésta ciudad es minúscula...

¡Qué cosas! ¿Verdad Juanma? ;-))

Ahora sí: ¡Saludos desde la Europa que nos prometieron en Maastricht! Como siempre, día de mucho trabajo y concentración, aprendiendo cosas y haciendo lo mejor que puedo por este lado del Tajo.

Hoy la sido un día curioso: hay una persona nueva en la empresa (lleva apenas 1 mes) y nació en la misma ciudad que yo... Hasta aquí (una vez más, el mundo es muy pequeño), la cosa puede ser hasta normal, salvo por un pequeño detalle...

Acaba de entrar en "La fase 2 del expatriado"...

Como ya os habré contado alguna vez, cuando te vas a vivir al extranjero, vives 3 fases muy claras en tu vida:

Fase 1: "Descubrimiento"... Todo es nuevo y maravilloso, todo mola, es divertido, distinto... Todo te resulta divertido y curioso...

Fase 2: "Negación"... Después de 1 mes viviendo en la fase 1, entras en una fase que se puede resumir en una sola frase:

"Pero... ¿Qué es esto?"

Es una fase difícil (dura varios meses)... De pronto la realidad te golpea y, lo que parecía "tan bonito" deja de serlo...

Sólo ha habido un lugar donde no viví ésta fase: en Alemania (a ti quizás te habrá pasado en otro lugar del mundo: el mío fue en Alemania)...

Fase 3: "Aceptación"... Después de la Fase 2 y de un par de viajes a tu país (donde de pronto alucinas con lo que has dejado detrás de ti, para bien y para mal), un día te despiertas y todo te parece lógico, normal, adecuado, correcto...

Es el día en el que tu cabeza "adopta" el lugar donde vives... El día en el que tu mente acepta el nuevo lugar como "hogar"...

Hay gente que tarda meses, hay gente que tarda 1 día, hay gente que no lo vive jamás...

En Francia llegué a ésta fase después de 7 meses viviendo allí (después de mi segundo viaje a España)...

Es divertido observar dicho comportamiento en otra persona: entender sus reacciones, el paso de una fase a otra y todo lo que ello conlleva...

Mientras tanto, la vida sigue en este pequeño rincón del mundo, a 3 metros bajo el nivel del mar, con una vida que se mueve despacio, sin prisa y sin embargo sin pausa, echando de menos el ritmo de una existencia acelerada...

Echo de menos el stress de una gran ciudad, pero sé dónde estoy, sé a lo que he venido, sé lo que puedo obtener aquí y, sobre todo, sé lo que no obtendré (los problemas al vivir en un país extranjero parten de la no aceptación de la última premisa: si no aceptas lo que no tendrás, entonces lo pasas mal)...

Aprender a renunciar a cosas, poco a poco: pensar que todo es prescindible, asumir muchas cosas en pro de tu futuro... Nadie dijo que fuera fácil: tendrás cosas buenas y malas allá donde estés, así que disfruta las primeras y acepta las segundas, porque si no lo haces, lo pasarás mal...

Pero, por encima de todo, seguir mirando todos los días por la ventana, mientras sonríes y dices "Hace un día soleado y las montañas están allí"... Dulce locura aquella que nos recuerda que el segundo libro más leído del mundo está escrito en tu idioma, con un personaje maravilloso que, en su más completa demencia, luchaba por un mundo mejor...

Porque, si perdemos nuestra locura, descubriremos que este lugar es gris y no hay montañas...

No les permitiré que lo consigan: no mientras siga viendo las montañas en el horizonte...

Amsterdam prevalece.

----------------- English Version ------------------

Hello :-))

It happened last Friday: two people met at a Halloween party in Amsterdam. They talked (I suppose) about several things and suddenly someone mentioned something about blogs and stuff like that...

"Well, I read one from a certain Paquito who lives in Amsterdam" ...

Obviously I was not there (I was working) but the conversation reached me the day after, at a restaurant near the center, and when I was told about it, once again, I thought how small the world is and, in the end, how petit this city is as well...

Cool stuff, Right Juanma? ;-))

Now: Greetings from the Europe they promised us in Maastricht! As usual, a hard working day , learning things and doing the best I can from this side of the Tajo's River.

Today was a strange day: there is a new person in the company (she arrived just 1 month ago) and she was born in the same city as I did... So here (again, the world is very small), the thing can be up to normal, except for a small detail...

She has now entered into Expat's Phase 2...

As I have probably told you already, when you live abroad, you go through 3 very distintive phases in your life:

Phase 1: "Discovery" ... Everything is new and wonderful, everything's cool, it's fun, different...

Phase 2: "Denial" ... 1 month after living in phase 1, you enter into a phase that can be summarized in one sentence:

"But ... what the hell is this?"

It is a difficult phase (it normally takes several months) ... All of a sudden the reality hits you, and what seemed "very nice" ceases to be...

There have been only a place where I did not lived this stage: it was in Germany (perhaps you have the same elsewhere in the world: my place with no Phase 2 was in Germany) ...

Phase 3: "Acceptance" ... After Phase 2 and a couple of trips to your country (where suddenly you'll be impressed about the things you have left behind, for the best and for the worse), one day you wake up and everything seems logical, normal, proper, correct ...

It is the day that your head "adopts" the place where you live ... The day that your mind accepts the new place as "home" ...

Some people takes months to reach that phase, there are people who otake 1 day, there are people who do not live ever ...

I reached that Phase in France after living there for 7 months in there (after my second trip to Spain) ...

It's fun to observe this behavior in another person to understand his/her reactions, moving from one phase to another and all that entails...

Meanwhile, life goes on in this small corner of the world, 3 meters below sea level, with a life that moves slowly, without haste but without pause, missing an accelerated pace of an existence ...

I miss the stress of a big city, but I know where I am, I know my purpose in here, I know what I can get here and, above all, I know what I will not get (the problems on living in a foreign country tend to be based on the non-acceptance of the last premise: If you do not accept what you will not get, then what evil thing will raise against you) ...

Learning to renouncing things, little by little: assuming that everything is dispensable, take many things for your future ... Nobody said it was easy: you'll have good things and bad things wherever you are, so try to enjoy the first ones and accept the latter, because if you do not, you will have bad experiences...

But above all, keep looking every day through the window, while smiling and saying "It's a sunny day and the mountains are there" ... Fresh madness that reminds us that the second most read book in the world is written in your language, with a wonderful character who, in his most complete insanity, struggled for a better world...

Because if we lose our madness, we will then realize this place is gray and there are no mountains ...

I won't let them get it: not as long as I keep watching the mountains on the horizon...

Amsterdam prevails.


Paquito.

5 comentarios:

  1. Ay, Paquito, bendita locura! No la cambio por nada en el mundo. Y lo mejor de vivir fuera te puedes quejar de lo que pasa allí y aquí pero también alegrarte doblemente.

    Y Juanma, es el Juanma que se perdió la paella XD!

    Un abrazo.

    Ale

    ResponderEliminar
  2. Hola niño, sabes? hoy tenia morriña de nuestras conversaciones y me he dicho, deja lo que estás haciendo y escribele, y aquí estoy, diciendote que a pesar de no escribirte me acuerdo muchisimo de ti.
    Te leo bien, así que deduzco que estas tambien como lo que leo.
    Un besote grande y cuidate cariñote.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Ale, muy querida Sara:

    En primer lugar, mil gracias de todo corazón por vuestras visitas y comentarios: es un verdadero placer el leeros por aquí :-))

    En segundo lugar: mil disculpas por la tardanza en mi respuesta...

    @ Ale: no estoy seguro si es el Juanma que se perdió la paella... Pero él ya sabe quien soy y él ya sabe quien soy yo :-))

    @ Sara: a ver si me conecto este fin de semana y charlamos un ratito (que no paro)...

    Manda de mi parte un abrazote a tus niños y a Germán de mi parte :-))

    Ahora toca descansar que mañana quedan muchas cosas por hacer...

    Como siempre, me despido dandoos las gracias por vuestras visitas y comentarios :-))

    Un saludete desde Amsterdam,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja....bueno, yo soy ese Juanma que estuvo hablando en la noche de Halloween con esa persona tan cercana a tí, Paco ;)

    Espero que coincidamos y nos conozcamos cara a cara.

    @Ale: ¿Una paella?mmmhhh...creo que se la perdió otro Juanma (porque el Juanma dueño de este comentario, no se la hubiera perdido!)

    ResponderEliminar
  5. Don Juan Manuel :-))

    Un verdadero placer el leerte por aquí: mil gracias por tu visita y tu comentario :-))

    Si es que el mundo es muy pequeño (y tu eres testigo de que esta ciudad es ridículamente enana)...

    Al final todos nos conocemos aquí supongo: por eso intento ser invisible, para mantener eso que las grandes ciudades me dan, que no es otra cosa que mi sentido de anonimato y libertad :-))

    Buen detalle el saber que te gusta la paella (hablaremos con Sara a ver si se anima a dedicarte una :-))

    Un abrazo y mil millones de gracias una vez más por tu visita y comentario.

    Paquito.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))