El Retorno / The Return

English below (just look for the blue text),

Buenas,

¡Ya estoy de vuelta! El anochecer llega más temprano y el sol es una entelequia... Hace frío y la humedad de mata... Ésta, es la Europa que nos prometieron en Maastricht :-))

¿Qué decir? Esta vez mi pequeña gran ciudad, mi querido y odiado Madrid me ha sorprendido gratamente: por primera vez en mucho tiempo, al fin, he sentido que estábamos en sintonía...

He visto un centro más peatonal, más humano... Ha sido una gozada y, sobre todo y más importante: mi país me ha hecho el regalo más bonito que he recibido en algún tiempo...

Mi país aguantó el verano hasta mi regreso: 2 semanas de sol con 20 grados todos los días...

O casi: salí un par de días de Madrid y, una noche, ya regresando, llovió a mares... Yo estaba en la carretera e incluso podría decir que fue un poco peligroso pero, de pronto, conduciendo, bajo la lluvia, vi las montañas, las estrellas y el horizonte y, como en otros tiempos, sentí ese impulso que a veces me lleva a hacer cosas extrañas, como parar el coche para simplemente observar el entorno...

Simplemente eso: observar el horizonte, las estrellas y las montañas...

¿Cómo ha sido? Muy bien, ya digo: un verano tardío que se fue conmigo en el avión... Me he reencontrado con viejos amigos y, juntos, hemos recordado otros tiempos de latidos perdidos y fulgurante ritmo...

Aunque han habido momentos preciosos, quizás por lo que significa, mi última noche, como viene siendo habitual, suelo pasarla con Saltamontes, zampando algo en un VIPS y viéndonos alguna peli en inglés mientras nos reímos con nuestra particular forma de entender la vida...

Porque eso es la vida: pequeños momentos, cosas tan sencillas como zamparse unas tortitas en el VIPS mientras cuentas y te cuentan cosas...

Mi última noche en Madrid es una imagen que se ha venido conmigo en mi cámara: una cámara que, finalmente, en contra de lo previsto, se ha vuelto conmigo (buscaré un reemplazo adecuado para los papis :-))...

Y esa imagen es mi Gran Vía de noche: mi calle mágica, el lugar en el mundo que llevo en mi corazón y que me emociona a casi dos mil kilómetros de distancia...

Esa es mi imagen esta noche: mi última imagen de Madrid es una Gran Vía iluminada, radiante y vibrante, mostrando la vida de una pequeña gran ciudad que amo en la distancia y que, poco a poco, voy dejando de odiar in-situ...

Madrid-2009-10-17


Amsterdam Prevalece :-))

----------------- English Version ------------------

Hi!

I'm back! The dusk comes earlier and the sun is a pipe dream ... It's cold and humidity kills me... This is the Europe that we were promised in Maastricht :-))

What to say? This time my little big city, my beloved and hated Madrid, it pleasantly surprised me: for the first time in a long time, at last, I felt we were in tune...

I have seen a more pedestrian center, more human ... I enjoyed and, above all and most importantly, my country made me the most beautiful gift I received in some time ...

My country kept the summer alive until I came back to The Netherlands: 2 weeks of sun with 20 degrees every day ...

Or almost: I left Madrid for a couple of days and, one night, when I was coming back, it rained profusely... I was on the road and I could even say it was a bit dangerous, but suddenly, driving in the rain, I saw the mountains, the stars and the horizon and, as before, I felt that impulse which sometimes leads me to do strange things, like stopping the car to simply observe the environment...

As simple as that: just to observe the horizon, the stars and the mountains ...

How was it? Fantastic... Summer finally finished once I entered on the plane... I've met some good old friends and together, we remembered other times of missed heartbeats and lightning pace...

Although there have been precious moments, perhaps because of what it meant, my last night, as usual, I spent it with Grasshopper, just eating something on a VIPS and seeing a movie in English, while laughing with our particular way of understanding life...

That is life: these little moments, simple things like having some pancakes in the VIPS while talking and listening...

My last night in Madrid is an image that has been with me in my camera: a camera that, finally, contrary to expectations, came back to The Netherlands with me (I'll look for a suitable replacement for my parents :-))...

And that image is my Gran Via at night: my magical place in the world in which my heart still gets excited, even though I am almost two thousand kilometers away ...

That's my image tonight, my last image of Gran Vía, showing a bright and vibrant street with the life of a small big city I love in the distance and that, little by little, I am hating a little bit less in-situ...

Madrid-2009-10-17


Amsterdam prevails :-))


Paquito.

Comentarios

  1. Peque :

    Gracias... Creo que las fotos hubieran necesitado un pelín de luz , pero mientras te den "good vibrations" y "smiles", me vale. Ya te dije que el sitio donde nos colocamos era "estratégico"...
    Un abrazo y ya te estoy esperando pa´la próxima , apañero !!!

    ResponderEliminar
  2. Hola gamberreta,

    Mil gracias por tu visita y por tu comentaro: un placer como siempre el leerte por aquí...

    Mujer: lo del "habrían necesitado un poco más de luz" es un pleonasmo... Siendo casi las 00:00 cuando fueron tomadas, lo raro es que se vea algo (ahí el sensor hizo milagros :-)).

    Pero hay una foto donde, de pronto, todo se ilumina... Y ah, a pesar del "ruido" en la claridad de la imagen, es donde la Gran Vía ha acabado como fondo de pantalla en mi escritorio del trabajo...

    Una imagen preciosa :-))

    Un abrazo enorme y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pakito!,

    estoy haciendo una búsqueda de blogs de españoles en Holanda (en estos momentos mi pareja y yo nos hemos unido al club), y me lo he pasado muy bien leyendo el tuyo.

    A ver si te animas y sigues con el ritmo de antes, que se te da bien.
    Un abrazo desde Rotterdam!

    ResponderEliminar
  4. hola Ruben,

    Mil gracias por tu visita y por tu comentario: todo un placer el disfrutar de tu compañía :-))

    Me alegro de que te esté gustando: la verdad es que, con mis ocupaciones, no puedo mantener el ritmo anterior pero bueno, dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno :-))

    Un saludo desde Amsterdam: Rotterdam rocks (aunque a estos les joda :-)).

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

El Soporte Oficial de la Familia