Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Cabreado

Hola,
Ya hace 6 días que estoy en casa: las primeras impresiones han sido en general buenas... El clima me sonríe, la vida es evidente (estoy en una ciudad de verdad, con mayúsculas) y, al mismo tiempo, un precioso ordenador ha recorrido ya medio mundo (salió de China el 11 de Marzo, paró en Bahrein y Dubai. Después fue personalizado y, desde allí, fue enviado a Holanda... Ahora está en algún almacén en Madrid esperando el siguiente envío hacia su dirección final) para, si todo va bien, el 30 de Marzo ser recibido por los futuros y orgullosos dueños...
Ello no quita que, sin embargo, algunas cosas no vayan bien... Este post pretende sumarizar las cosas que estoy viendo, las cosas que no me gustan, las cosas que, en definitiva, me han echado de mi país, ese que en la distancia amo y que, en su día a día, me enfada y me cabrea como pocas cosas en esta vida...
"En estos días inciertos", que diría aquel, me doy cuenta del primer pecado de mi preciado país: la falta de responsabilid…

Hogar

¡Hola! :-))
En apenas unas horas estaré en casa: ¡Al fin! ¡Ya era hora! Con todo, ayer se me pasó escribir el post semanal así que, ahora, deprisa y corriendo, resumo un poco la semana y los siguientes días...
La semana fue genial: estaba en "Madrid Mode" y se notó... Ya he vuelto a recuperar la cadencia al andar (camino a una velocidad salvaje), sonrío mucho, me cabreo (porque tengo sangre en las venas) cuando tercia y, sobre todo, el viernes, cuando salí por la puerta de la empresa, dejé tras de mi una de esas presentaciones mías en plan "Mientras yo no estoy" que será recordada en años venideros (una de las slides decía "Según recientes estudios, se ha demostrado que hubo vida antes de 1979... Esto quiere decir que hubo vida antes de mi y, sin duda, habrá vida después de mi" :-)).
Porque no hay mejor forma que irse de vacaciones dejando todo "atado y bien atado" mientras, además, creas una sonrisa en las personas que trabajan contigo (no somos n…

Una historia curiosa

La conocí esta noche: mi casera me llevó de visita y allí estaba, con una mirada tranquila, con esa extraña sensación de las personas que, después de toda una vida, contemplan lo que a su alrededor sucede con ojos reposados...
87 años: llegó a Holanda hace más de 60, antes incluso de "la Gran Guerra"... Vino por amor, porque bien es conocido que, ni el clima ni la comida son grandes alicientes :-))
Conoció un Ámsterdam tranquilo, donde todos los vecinos se hablaban, la gente se saludaba y, cuando iban de visita, como nadie tenía coche, todos llevaban botas para la nieve y, en una bolsita, los zapatos para cambiarse al entrar en la casa de turno y hacer la visita correspondiente...
Conoció a las mujeres de Vollendam que, ataviadas con el traje de su zona (donde, por cierto, los españoles se quedaron después de la guerra de los 100 años y de donde el apellido "Spanaard" surgió), venían los fines de semana a "la gran ciudad" para limpiar las casas.
Estuvo en un …

7 días...

Buenas,
Supongo que ya os habréis fijado: hace unos meses, en mi blog de pruebas, diseñé una plantilla parecida a la que hoy veis. Ésta, finalmente, es en realidad una plantilla ofrecida por una nueva funcionalidad de blogger: es sencilla y, sobre todo, adaptada a lo que quería... 
Creo que es bonita pero, como siempre, las críticas son bienvenidas...
Quedan apenas unos días para volver a casa: después de unos meses de locura, por fin volveré al hogar, dulce hogar, para relajarme, dormir y, por supuesto, comer como un loco, porque mira que echo de menos zampar como Dios manda (un desastre niño: ¡Como te lo cuento! :-))
En estos últimos días, por estos lares, estoy en "Madrid Mode": estoy feliz, ajetreado, preparando todo para cuando no esté y, sobre todo, preparándome para "la gran ciudad" (ya camino súper rápido otra vez)...
Mientras tanto, observo el tiempo por aquellos lares y veo que el principio de la primavera va a traer agua, lo cual no está nada mal (no te queje…

"Hopkins: ¡Búscame unos billetes!" - Operación "Los Codiciados"

Hola :-))
La semana empezó con la frase que encabeza este post: después de estar trabajando las 8 últimas semanas como "en los viejos tiempos" (bestial, queridos niños y niñas: ha sido bestial), marqué el número de teléfono que la agenda decía ser el de uno de los protagonistas de este post.
La recepcionista que descolgó el teléfono, al ver mi prefijo ,asumió que era guiri, así que fui atendido en un mucho más que correcto (y por tanto sorprendente) inglés. Unos segundos más tarde, se producía la siguiente conversación: Fronsflins: "Sí dígame".
Paquito: "La recepcionista tiene una vocecita de gatita de cuidado".
Frinsfluns: "Jajajaajajajaja".
Paquito: "Y encima tiene un inglés muy bueno"
Fresnsfrens: "Es que no es de aquí"...Empiezo a carcajearme como hacía meses (literalmente) que no me reía: durante los siguientes minutos, en la lengua de Cervantes, un discurso rápido, mordaz, atropellado y, ¿Por qué no decirlo? irreverente, su…