sábado, 5 de junio de 2010

MacGuffin

Buenas,

Esta semana me he retrasado y lo siento: demasiadas cosas han sucedido por este lado del Tajo y, en honor la verdad, uno tiene claro que, entre el calor y el cansancio, la prioridad es otra...

Una serie de noticias han cambiado lo que parecía una tónica invariable en los últimos tiempos: el destino, como siempre, tiene un cierto sentido de la ironía y, como no, por el momento, guardaré un pronunciado silencio a este respecto...

Es curioso: con el tiempo aprendes que puedes hablar de mil cosas sin decir nada relevante... Soy una pequeña caja de secretos donde voy depositando todo aquello que se me confía. Hay gente que no puede guardar un secreto, pero yo soy de los que disfruta sabiendo que tal o cual cosa sucede por esta, esa o aquella razón...

Así, por tanto, un secreto es de esas cosas que me hacen sonreír en silencio: voy por la calle o, simplemente, delante del ordenador en el trabajo y, de pronto, uno de esos pequeños fragmentos inconfesables atraviesan mi mente... Son apenas unos segundos, pero mis ojos se afilan y mis labios se estiran: es la forma de saber que algo está pasando por mi cabeza y que, seguramente, es algo de lo que no te podré hablar...

Hoy ha sucedido algo excepcional: estaba recibiendo un cursillo de formación cuando, de repente, un e-mail me ha anunciado la recepción de un paquete...

Más allá del acuse de recibo, me ha llamado la atención el gesto (completamente inusual) de que se han molestado en leer quién ha sido el remitente y el origen del paquete (esto es raroraroraroraro)...

Rápidamente (la sala del correo estaba al lado de la sala de formación) he salido a recogerlo pero, curiosamente, el paquete ya había sido entregado en las sub-secciones de correo que cada departamento tiene...

"Piensa McFly: ¡Piensa!" me digo a mi mismo justo antes de llamar a la secretaria de mi división para pedirle que por favor recoja el paquete (algún día hablaré de ella: un ejemplo de lo que los valores adecuados en su justa proporción ofrecen beneficios al conjunto de la humanidad)...

"Sin problema: lo recojo y lo meto en tu armario" me dice... Vuelvo a mi curso y, un ratito más tarde, después de despedirme del formador del curso (si alguien puede encontrarle problemas u opciones ocultas a un software, ese soy yo :-)) subo corriendo a mi sitio...

"Han traído un paquete para ti" me dice mi jefe cuando llego... "Lo sé" respondo mientras abro mi armario...

Y allí está: un pequeño paquete marrón con un papel blanco indicando mi nombre y la dirección de la empresa...

"Necesito una cámara" digo mientras salgo corriendo a buscar a alguien que me pueda prestar una: tardo apenas un par de minutos en volver corriendo a mi sitio, coger el paquete e irme a una sala de reuniones donde, eso sí, haré una pequeña sesión de "unboxing" o "desempaquetado"...

Nadie entiende nada: he llegado, he buscado una cámara y me he metido en un despacho con el paquete que me han enviado... La cosa no mejora cuando, al abrir el paquete, se oyen desde el despacho enormes carcajadas con un "And it's beauuuuutiful" que lo culminan...

Cuando termino la sesión de fotos, lo vuelvo a empaquetar todo y salgo de la sala con la cámara, el paquete y un pequeño objeto negro del que cuelga un cablecito del mismo color...

Nadie quiere preguntar y, esta vez, guardaré la caja en mi mochila mientras conecto el pequeño objeto negro a mi ordenador...

Al salir de la empresa, alguien me ofrece quedarme un ratito y tomarme algo... "Podemos dejar las mochilas en la zona de seguridad bajo llave" me dice... "Lo siento, pero esta mochila no se puede quedar desatendida" respondo... Las miradas de curiosidad aparecen de nuevo: nadie va a preguntar, pero hace mucho tiempo que he aprendido una serie de cosas y, precisamente, ese es el punto de toda la historia...

Al llegar a casa, le enseño el paquete a mi casera y a mi compañera de casa, las cuales lo miran con cierta curiosidad y una enorme sonrisa... "Ésto es mi país" digo: "Ésta es la mejor cara de una tierra terrible para con sus hijos" continúo, sintiendo, acaso pena, por la nostalgia del lugar del que uno proviene...

Quizás por eso, hoy, sólo te enseñaré una de las fotos que tomé en esa pequeña sesión privada que le hice al paquete... Sólo diré "I'm speechless Mr. Hopkins" y, esta vez, ambos guardaremos el secreto de nuestra conversación, así como el secreto del contenido...

No sé cómo lo voy a hacer para que llegue en plazo y forma, pero me parece que, en Agosto, ambos tendremos la misma reacción que yo tuve al abrir ese paquete...


Eso es todo: ¡Amsterdam Prevalece! :-))

Paquito.

6 comentarios:

  1. Dios!!!!!!!!!! necesito saber su contenido, por favorrrrrr no podré dormir siquiera...
    JAajajajajaja me he reido un montón y más imaginandote...
    Weno, no me lo digas... besotessssssss
    También para ella.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez con el tiempo se aprenda a hablar de mil cosas sin decir nada, tal vez sea una cuestión de estilo y sólo me quede en la apariencia, pero me gusta leerlas.

    ResponderEliminar
  3. Queridos Sara Y Julián,

    Mil gracias por vuestras visitas y comentarios: todo un placer el leeros por aquí :-))

    @ Sara: viniendo de quien viene, créeme, fue un maravilloso regalo :-))

    @ Julián: en realidad aquí cuento cosas que, seguramente, jamás te contaría en persona... Me gusta jugar con los contextos: aquí, en realidad, quizás soy más yo que nunca...

    Quizás, quien sabe :-))

    Gracias a los dos por vuestras visitas y comentarios y un cordial saludo desde Amsterdam,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. Ni que lo jures , PEQUE. Viniendo de vos y MR H.,seguro que será una "FRIKADA" MÁS ...
    UN ABRAZO Y KISSES PARA LA "COCINERA

    ResponderEliminar
  5. Nos dejas con las ganas, eh? Apuesto a que tiene algo que ver con el Sr. Jobs

    ResponderEliminar
  6. Estimados Saltamontes y Santiago :-))

    Como siempre: un verdadero placer el leeros por este rinconcito. Mil gracias por vuestras visitas y comentarios :-))

    @ Saltamontes: sí, es una maravillosa frikada :-))

    @ Santiago: el título del post lo dice todo (es que mira que sois, de verdad :-))

    Un abrazo para los dos y un cordial saludo,

    Paquito.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))