Madrid, 2011-Q1 - Semana 1

Buenas,

Una semana llevo por aquí abajo, por el hogar, dulce hogar, disfrutando esta noche, mientras escribo estas palabras, de la maravillosa voz de Carl Sagan explicándome cómo se enamoró de las estrellas cuando era niño y, eso sí, todo ello en una delicia tecnológica diseñada por Jonathan Ive que, te lo prometo Borjamari, el día que por fin decida parar mi eterna carrera hacia Ithaca, será el primer objeto de gran volumen que entrará entre esas cuatro paredes a las que llamaré "hogar" (por delante incluso de una cama, no exagero un ápice :-)).

Una semana por aquí y pequeñas cosas que aparecen por mi camino a modo de minúsculas reflexiones sobre la vida y milagros de mi tierra, esa de la que me fui y que, al volver, me fascina, me aterra, me hace sonreír y, en cierto sentido, me entristece...

Después de los primeros dos días viendo cómo está la cosa, creo que esta vez me ha costado más el retorno. Después de más de 9 meses fuera, supongo que empiezas a idealizar ciertas cosas que, al tenerlas ya cerca, te muestran su verdadero rostro...

"Es como cuando ves a una de esas súper-modelos de las revistas, cuando las pillan sin maquillaje y sin Photoshop" le explicaba a una persona: "Sabes que es la misma persona, pero, de pronto, te sientes engañado".

Algo así he sentido después de unos días: me doy cuenta de que, según pase el tiempo, mi retorno (si algún día llega) podrá convertirse en una opción cada vez más lejana. Quizás mi rollo con mi país sea algo tipo "platónico", donde todo es maravilloso y donde, en el fondo, no existe más que una apreciación intelectual de un concepto (y claro, al final acaba la cosa como acaba, como cuando tu amas a la chica de forma platónica y ella, más aristotélica, se va con el macarra de turno, convirtiéndote en un Pagafantas de facto y, por tanto, en el tontolaba de la tropa :-)).

Detalle de guiri: me pierdo en las calles de Madrid y, como buen "guiri", estoy haciendo fotografías de las cosas que veo, por cuanto deseo documentar esos pequeños detalles que nos hacen lo que somos, bien sean fachadas, lugares, calles o, muy especialmente, lo que estoy comiendo, por aquello de enseñarlo más tarde por ahí arriba para, con orgullo, poder decir aquello del "Yes, we can!" como muestra de que no somos locos Quijotes y que, ¡Por una vez!, va a ser que Sancho está equivocado, porque no son molinos, sino gigantes.

Las fotografías, una vez descargadas y clasificadas en mi cacharrito, serán posteadas para, con una gran sonrisa, explicarte cómo es el país al que yo vuelvo, con cosas cotidianas o, como ha sucedido en un par de ocasiones, con cosas que me dejan sin palabras :-))

Encontrándome con algunos amigos, descubro porqué sigo volviendo: ser capaces de explicarte los finos matices de cualquier concepto con un simple gesto o una mirada son aspectos que, con el tiempo, echas de menos (vengo de una sociedad donde el discurso implícito y explícito están muy próximos, versus una sociedad donde, ambos conceptos, en general, están muy separados... Si no lo entiendes, piensa simplemente en cuando dices con la boca "Sí, esta comida está muy rica" mientras haces un sencillo y rápido gesto a alguien donde indicas todo lo contrario).

También, estando por aquí, veo con preocupación según qué cosas: sin entrar en temas políticos (no es mi cometido ni esta es una tribuna para expresar filias o fobias de los consabidos "padres de la patria"), veo que mi país tiene un modelo perfectamente acabado, entendiendo como tal el hecho de que, después de que la burbuja inmobiliaria estallara, hemos descubierto que, todo aquel "milagro económico" no era más que un sueño donde unos se lo creyeron y donde otros, sabiendo que no era real, callaron hasta que sucedió lo inevitable.

Antes de que se me olvide: en el "capítulo anterior", contaba como me pusieron una multa por exceso de velocidad en Amsterdam (bien merecida, inapelable)... Para que conste en acta, lo que sucedió un par de días más tarde, ha sido una de esas cosas donde, de pronto, uno sonríe y dice "Wow!"...

Las personas que iban en el coche conmigo estaban inquietas: los vi esa mañana en la oficina, mientras no paraban de hacer extraños movimientos que, finalmente, pude comprender cuando, de pronto, un pequeño sobre llegó a mis manos...

Un sobre con una preciosa tarjeta, unas dedicatorias de mis compis y su parte proporcional de la multa, cosa que me dejó "bocas" literalmente...

Obviamente, siendo español ("Y decente" que diría Alfredo Landa en alguna de aquellas comedias costumbristas de los 60) les di las gracias y les dije que no era necesario, que esa multa era mía "porque me la gané" y que, mientras que en la M-30 de Amsterdam (el Ring) tuvimos cachondeito con lo del "Paquito, ¡Apriétale que esto parece Paseando a Miss Daisy!" podrían tener culpa, en mi multa, MI MULTA, ellos no tenían nada que ver...

Así que, como uno es como es y, ante todo, cree que los cambios suceden cuando uno da el primer paso, con el dinero que me dieron les invité a comer Sushi (unas mini-bandejitas que podíamos comprar en la cantina de la compañía)...

Y así, juntitos, degustamos aquel Sushi, sintiendo que, ¡Ojalá! estas cosas sucedan más a menudo...

Y creo que sucederán, porque, a raíz de esta humilde iniciativa, después de comentarles que a veces echo de menos el salir más con compañeros de trabajo, según vuelva a Holanda, una tarde, nos iremos de cena a un Restaurante Japonés...

Recuerda: "los cambios suceden cuando uno da el primer paso"...

¿Estos días? De momento, una muela del juicio menos (ya sólo me quedan 2), unas cuantas personas visitadas que me han hecho sonreír, un par de citas canceladas (todas justificadas y justificables, ojo) y, en un par de días, Operación "Será maravilloso, viajar hasta Mallorca", donde por fin, después de casi 3 años (3 añitos nena) va a ser hora de conocer a una conocida internauta y cocinera (dos conceptos que, en el año 2011, ¿Quién lo hubiera dicho? Son perfectamente compatibles :-)) de la mano de otra vieja amiga (sin segundas lo de "vieja amiga" :-)) cuyo blog levanta pasiones en el Google (y eso que no tiene: el día que lo tenga, aquello será la revolución :-)).

Os dejo con un pequeño video para acabar este post con una pequeña sonrisa: 




Eso es todo: ¡Madrid prevalece! :-))


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Me alegro que estés bien :): las muelas, las fotos de guiri por la capital, la multa a pachas, las comidas, etc ....
    Fdo : la vieja amiga que sí tiene vip-blog .

    ResponderEliminar
  2. Y yo aquí, ultimando la lasagna que comereis mañana y queriendo con todas mis fuerzas que pasen rápido las horas, por que si Paquito, mi amigo de toda la vida, ya ves tu... y la rubia que por fin dará la cara coñe! joer, voy a preparar las camas...jajajajaja

    Ah! Madrid es mucha Madrid.

    ResponderEliminar
  3. Estimadas dos :-))

    Mil gracias por las visitas y los comentarios: un verdadero placer :-))

    @ Anonimo: ya te veo ya... Hablamos mañana :-))

    @ Sara: sí señora, me parece perfecto :-))

    Mil gracias de nuevo a las dos y un cordial saludo,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. una talaverana de adopción23 de enero de 2011, 17:54

    Vaya tes patas pa un banco, espero lo hallais pasado muy bien el fin de semana ¡¡¡¡ que envidia ¡¡¡¡ pero de lo más sana.
    besos a todos

    ResponderEliminar
  5. A la talaverana : Fabulosas las 24h que hemos pasado juntos los cuatro, o mejor dicho los siete a falta de Sarita con la fiebre. Mira que hemos reído a carcajadas con Germán, nos han mimado sus nenes , degustado las delicias de Sara,escuchado nuestras historias, etc... Aún queda buena gente por este mundo :). Gracias Mallorquines de adopción
    Fdo : una pata del banco

    ResponderEliminar
  6. Estimada Talaverana y estimada "anónimo" :-))

    Mil gracias por las visitas y los comentarios: un verdadero placer el leeros por aquí :-))

    @ Talaverana: estuvo muy bien, una pena que la salud no me acompañara (no se puede tener todo en esta vida :-))

    @ Anónimo: todo bien :-))

    Un saludo,

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click