Y sucedió el Tsunami

Hola,

Como siempre, todo un placer el pasar un ratito por aquí: con la cabeza ya pensando en Moscú para los próximos días, escribo raudo y veloz para contarte, a grandes rasgos, como va la cosa...

El viernes fue el gran día: alegría, alboroto y otro perrito piloto llenaron de esplendor el Consulado de España en los Países Bajos para la boda a la que asistí (un pequeñísimo y modesto acto donde, mis dos tortolitos, se dijeron el "¡Venga va!", con el consabido cachondeo de éste que te escribe, junto con el Cónsul, mano a mano, ahí, dándolo todo :-)).

¿Quién nos habría dicho en aquel momento que el mundo se estaba girando hacia un pequeño gran país del océano Pacífico que, curiosamente, es la patria de la empresa para la que trabajo?

Yo no...

Me enteré por la noche, al llegar al casa y ver a mis compis viendo la CNN:
Paquito: ¿Qué ha pasado?
Compi: ¡Japón! ¡Tsunami del copón!
Paquito: ¡No jodas!
Compi: ¡Como te lo cuento! ¡De flipar!
El fin de semana me lo pasé en la oficina trabajando (mis tortolitos no pudieron ni comer ni cenar conmigo porque tenía trabajo: así es la vida que llevo :-)) mientras seguía las noticias a través del Twitter y de la prensa.

Las noticias, con respecto a quienes me rodean, empezaron a llegar el lunes: lo primero fue, al entrar en la empresa, además de mis legendarios "¡Buenos días!" a pleno pulmón, fue acercarme a mis compañeros japoneses y preguntarles si todo estaba bien y si sus familias y sus amigos estaban bien...

Así lo fui haciendo con todos ellos: a veces uno no sabe muy bien qué decir, pero, más allá de las diferencias culturales, de lo que uno pueda creer que está bien o está mal, al menos intentar mostrar preocupación y disposición hacia, en este caso, un colectivo de personas que están muy lejos de su país y que, quizás, puede que esté afectado por lo sucedido.

Aunque las noticias de la organización llegarían unas horas más tarde, en uno de los alias que he creado para aglutinar a los hispanohablantes en mi empresa, alguien manda un e-mail preguntando por un compañero:
Paquito: "Coño... ¡Es verdad! ¡Éste estaba en Japón!"
A partir de ahí, todos buscando como locos información sobre el, al cual encontramos en el Facebook explicando como, via un teléfono Android, habían conseguido crear una red inalámbrica y, desde ella, conectar los iPhones y demás para hacer SKYPE y hablar con las familias...
Compi: "Todo bien: vuelvo mañana"...
Nota al margen: pongo lo del teléfono Android porque, con un iPhone no habrían podido (míralo: ¡Henchido por la noticia! Si es que ya le estoy viendo feliz como una perdiz! :-)).

Es interesante observar desde mi posición este suceso: ver de pronto a mis compañeros chequeando las noticias y dándonos pequeños detalles de lo que allí sucede.

Japón: ese país donde todo debería ser preguntado más de 2 veces para obtener la verdadera respuesta a nuestra pregunta :-))

Obviamente no voy a hablar de la empresa y demás, pero sorprende gratamente ver cómo, inmediatamente, la organización se ha puesto a disposición de la sociedad civil en el país para ayudar en todo lo que se pueda, de igual forma que es fascinante ver un país que, ante una tragedia de semejante dimensión, actúa con total disciplina y aplica a rajatabla los protocolos...

"O casi", porque, como al igual en el año 70 A.D. toda la Galia parecía conquistada, siempre había un "pero", destacando un pequeño punto en Bretaña donde, con dos y un palito, un irreducible puñado de galos resistía como gatos panza arriba y, en nuestro caso, fue un español en Japón que, ante la que estaba cayendo, sólo supo decir:
Compi: "Pues yo no sé tu, pero yo me voy a cenar que mañana tenemos que volar a casa"...
El siguiente capítulo ya será el Episodio 4 de nuestra Saga "Paquito en Rusia" en su versión Moscú (será mi 5 vez en Rusia) y nuestros descubrimientos culturales por aquellas tierras que tantas aventuras nos ha deparado...

¿Quién me lo habría dicho a mi cuando pedí, ahora hace casi 2 años, mi primer visado para ir sólo una vez? ¿Qué tiene esa tierra que, de pronto, parece haber entrado en mi vida de forma recurrente? Ojalá tengas el privilegio de visitar esa tierra alguna vez y puedas así conversar con sus habitantes :-))

Y, ¿Qué Diablos? Ojalá puedas algún día entrar en Modo "López-Vázquez" y darlo todo en sus enormes avenidas :-))

Veremos qué me encuentro esta vez: muy cerquita de la primavera, con la que está cayendo (-10 cuando llegue), con Elza buscándome hoteles y coches para que no me falte de nada (porque, aunque esté mal decirlo, como mi Elza no hay dos :-)), con un e-mail anunciando la llegada del "Señor Paquito" que me ha hecho hasta gracia (obviamente he tenido que responder a un par de colegas diciendo que eso de señor sobra, que yo soy "Paquito" y nada más :-)).

Me encantará volver al Kremlim porque, esta vez, tendrá un significado especial acerca de su Catedral y su nombre...

Y aquí es donde debo, como siempre, guardar un prudente silencio y, como descubrí hace muchos años en París, justo enfrente del Sagrado Corazón en Montmartre, puedes decir mil cosas inclinando levemente la cabeza hacia delante, manteniendo la mirada en los ojos de la persona que tengas enfrente de ti y afilando levemente los labios...

Zhelayu priyatno provesti vremya! ;-))


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Y AHORA VA SALTAMONTES Y , DESPUÉS DE TU "PARRAFADA" VA Y TE DICE :

    ¡¡¡ HAPPY ST PATRICKS DAY´S FOR YOU AND ALL THE PACONAUTAS :) !!!

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. Y ahora es cuando yo te digo: ¡Feliz San Patricio para ti también! :-))

    Un abrazote gigante :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  3. Ojeando el blog de LAS RECETAS DE SARA volví a dar con tu blog y ya ves, aquí estoy echándole una ojeada.
    Poco a poco vamos conociéndonos en este mundillo de los blogs.
    Me alegra haberte descubierto una vez mas
    un saludo

    CUATRO ESPECIAS
    PD. Si puedes,pásate por mi blog y lee la entrada de 22 de febrero, en ella pido ayuda, y si puedes dárme alguna, bien venida sea.
    De todas formas gracias por adelantado.

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo, posiblemente ya estés allí, casi casi fijo que lo estás. Pero volver vuelves, verdad?

    Ultimamente no salgo mucho a postear, lo justo y necesario, ya sabes...pero quería que supieras que aunque tarde tiempo en escribir sigues estando ahí, okis?

    Un beso grande, abrigate por dios, no respires por la boca que te acatarras, ponte bufanda, gorro y de tó y come mu bien, vale? tu mami me agradecerá estos consejos peñazos...

    Rubia, yo creo que alguna vez nos dirá...me quedo en la Rusia...

    ResponderEliminar
  5. Queridas Elena y Sara:

    Mil gracias por vuestras visitas y comentarios: un placer el leeros por aquí :-))

    @ Elena: gracias por tu visita y por el reencuentro. Desafortunadamente, con respecto a tu tema, sólo puedo decirte que no sé nada más que lo he puedas encontrar en Google. Para mi fortuna (o desgracia) no conozco casos similares, de ahí que no pueda orientarte o darte alguna dirección en algún sentido.

    @ Sara: a ver si hoy tengo un ratito y escribo, que tengo que contar cositas (El Tsunami ha cambiado muchas cosas, pero tiempo al tiempo :-))

    Un abrazo para las dos y, de nuevo, mil gracias por vuestras visitas y comentarios :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  6. HOLA SARA:
    Sabía más o menos lo que el Paquito te iba a decir, pero no era yo quién para apresurarme, sino el prota. Espero que me incluya en tu email contándote detalles :)
    Un superabrazo para toda tu casa y otra pa´l Paco-ulises

    Saltamontes

    ResponderEliminar
  7. ...Pos ya está pasando el dia...

    ResponderEliminar
  8. A ver :-))

    Esperad que se está cocinando el post (estoy en la Biblioteca: la inspiración me viene :-)).

    En un ratito le doy al "publicar" :-))

    Un besote para las dos (impacientes :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

El cultivo de marihuana en Holanda

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El Soporte Oficial de la Familia

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada