Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Problemas

Buenas,
"¿Y quién no los tiene?" pensé al escuchar a aquella persona cuando, una vez más, pronunció esa frase.
"Todos tenemos problemas" respondí, en este perpetuo "va y viene" de lugares comunes en los que, a veces, se convierte nuestra vida.
"Hay días que parecen la copia de una copia de otro día": seguro que también has escuchado eso alguna vez, por aquello de que, en un momento determinado, nuestra vida se hace rutinaria y predecible, casi que, como dice aquel, somos puntuales y repetitivos hasta en los usos del lavatorio y demás parafernalia relacionada con Kiwis y cereales enriquecidos con fibra.
"No hay nada más predecible que la búsqueda de una excusa", me repito a menudo, en todo triste y desesperado: no hay cosa que más le pueda doler a uno que el enfrentamiento constante contra mentalidades que, en última instancia, no sólo no aportan, sino que restan.
Dato: cuando le preguntas a alguien algo, teniendo en cuenta que las dos…

Seguir adelante

Buenas,
Sucede en el momento más extraño posible: sucede de imprevisto, sin que te lo esperes, sin buscarlo, a pesar de que, en tu camino, en tu búsqueda de esa Ítaca que esperas encontrar, sabes que tu vida cambiará para siempre.
Acabo de recibir una llamada muy especial... Da igual quién o por qué: ha sido especial por lo que supone, por un pequeño reconocimiento a una forma de "pensar, sentir y actuar" (que es, además, el título de un maravilloso blog que os recomiendo seguir, a pesar de que el amigo Intoku esté muy liado y no lo actualice tanto como debiera :-)).

Mi modo de proceder en la vida ha sido, a grandes rasgos, la historia de un pequeño Quijote luchando contra gigantes que, según los entendidos, no eran sino molinos que, en la ciega fe de mis actos, pretendía batir a través de lo que, pensaba yo, eran mis principios, mis valores y mi esencia.
Pero uno, que con los años va perdiendo velocidad y agresividad, gana a su vez en sabiduría y experiencia, procurando ma…

Nada es lo que parece

Buenas, La semana pasada tuvimos un día meteorológicamente "horrible" por estos lares: algunos sistemas (como lo del de transporte) dieron la alerta en algunas regiones y al día siguiente más de uno, más de dos, y más de tres, llegamos tarde al trabajo a causa de la "alucinante” nochecita (flipante lo de la tormenta eléctrica).
Dejé la oficina a las 20:30 (en plan “temprano”) y, al salir, después de despedirme de mis colegas japoneses, les avisé de lo que venía:
Paquito: osaki ni shitsurei shimasu. Mata ashita! *
Coleguis del Sol Naciente: Otsukare sama deshita **
Paquito: Salid de la ofi temprano: va a caer la mundial…
Coleguis: ¡Cuñaaaaaaaao! (se rieron de mí porque siempre les digo que se vayan a casa)
Paquito: ¡Va en serio! Va a caer la de Dios es Cristo.
*: “Lamento irme antes que tu: ¡Hasta Mañana!”
**: “Has currado un montón: mereces irte temprano”. Al salir, veo Mordor en la Tierra Media de los Hobbits: el cielo está negro y los relámpagos avecinan una noche tipo “…