Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

La primera vez

"A mi nunca me hacen ningún regalo: ya me he acostumbrado"...
Me lo dijo con tono quedo y triste, con el timbre resignado que podrás escuchar en aquellos que, si algo echamos de menos de nuestra tierra es, precisamente, el intentar, de vez en cuando, tener un detalle con los demás.
No todo el monte es orégano, es verdad, pero una cultura es una cultura y, por aquí, eso es verdad, se echan de menos algunas cosas.
Así que, mientras escuchaba a aquella persona decirme esas palabras, recordaba todos sus favores, todo su apoyo y todas las cosas que, en los últimos dos años, ha hecho por mi, sin pedir jamás nada a cambio, estando incondicionalmente de mi parte, pasara lo que pasara, guiándome en los diferentes "Lost in Translation" que, a veces, me suceden y donde, si no es por su ayuda, no consigo entender en su completa amplitud todo lo que pasa.
Las cosas no cambian porque sí: siempre existe un primer suceso, algo generalmente imperceptible y aislado, en algún sitio,…

Estupor

- "Hola: me llamo xxx, soy de yyy, tengo z años, llevo 4 meses en Amsterdam, soy muy feliz y me gusta mucho: lamento no hablar muy bien inglés".
Así, tal y como lo acabas de leer, comenzó ayer uno de esos diálogos que uno, con el poco sentido común que le va quedando, lamenta no haberlo grabado y enviado a un museo como prueba de que, definitivamente, aunque compartimos los mismos átomos, los seres humanos, por naturaleza, somos completamente distintos.
Si no recuerdo mal (fue una velada mítica), eran cerca de las 11 de noche cuando, entre un grupo de conocidos, una amable joven se colaba entre ellos y empezaba a hablarles.
Después de un rato, cuando se dispersaron, vi que alguien se acercaba a mi y, después del típico "Yo te conozco de algo", comenzamos a hablar sobre cualquier cosa.
- Esta es mi esposa - me dijo para presentarme a la mujer que, unos minutos antes, hablaba con esas personas a las que yo observaba.
- Hola, me llamo Paquito - le dije con una sonris…