Reflexiones post-partido

Buenas,

Antes de empezar la Eurocopa, un periódico holandés hizo una encuesta entre la población preguntando quién creían que iba a ganar la Eurocopa que se celebra este año en Polonia y Ucrania.

El 61% (ojito: sesenta y uno, que se dice pronto) respondió que creía que Holanda acabaría siendo el campeón europeo...

Este es el clima que, hasta esta noche, el que escribe ha estado viviendo en silencio, observando con curiosidad y prudencia uno de esos ejercicios colectivos de soberbia y exceso de confianza que caracteriza el comportamiento de "aquí mis amigos"...

Hace dos años me tocó hacer un paseíllo en una oficina completamente en silencio... España les acababa de arrebatar el mundial que, apenas cuarenta y ocho horas antes, "por derecho divino" decidieron auto-otorgarse (el detalle de enviar a Sudáfrica dos aviones de combate F-16 para hacer la entrada triunfal a su regreso así lo demuestra: esto, desgraciadamente, no es opinable)...

Mañana me tocará hacer un paseíllo similar: en silencio, sin poder decir nada...

No me enteré de cuando perdieron contra Dinamarca pero, por aquello de tener la fiesta en paz, les dije que todos cometen errores y que España empezó perdiendo su primer partido en el mundial ("Y mira dónde acabaron" les acabé diciendo con un guiño)...

El partido contra Alemania, hace unos días, tomó tintes bélicos (en serio: uno veía los reportajes en la tele y, si no fuera porque veías balones y césped, aquello parecía "La Semana de la Segunda Guerra Mundial" en el Discovery Channel): "su partido" que, por razones históricas, como en un Madrid-Barcelona, se ven tintes de cosas que trascienden al mero deporte.

Conste que les deseé suerte pero, siendo perro viejo, les dije que veía un empate con muchos goles y que, pasara lo que pasara, seguro que lo harían muy bien (prudencia siempre: que a mí el fútbol me dé igual no quiere decir que a los demás tampoco les importe).

La cosa también salió mal y, al día siguiente, como no, tuve que pasar todo el día en silencio, sin apenas poder decir o hablar de nada (el bajo nivel cultural te obliga a caer en lugares comunes y, ese día, yo creo que no había nada más que hablar)...

Así es como vives estas cosas aquí...

Esta noche, durante unos segundos, escuché unas bocinas en la calle y asumí que, o habían ganado, o habían marcado un gol (también oí petardos).

"Afortunadamente", esta sociedad que es tan amable y tolerante, donde los niños salen a la calle, en un soleado domingo, con sus bocinas, banderas y camisetas naranjas, celebrando y viviendo con ilusión el posible milagro de su clasificación, siempre hay amables vecinos que, ante "el estruendo" (tres niños jugando y divirtiéndose en una zona residencial, ojo) en lugar de hablar con ellos como haría cualquier persona normal, llaman directamente a la policía para así no molestarse en hacer lo que cualquier persona con dos dedos de frente haría (tres niños jugando, repito).

En un país donde la gente no se habla, donde la gente no coopera, donde respetar la cola para entrar en un autobús es poco menos que ponerte la etiqueta de "soy imbécil de remate" en la frente, llama la atención que, al igual que los pueblos tienen los políticos que se merecen, los pueblos también tienen a los deportistas que mejor representan sus valores (individualismo extremo, faltas de cohesión y respeto a propios y a ajenos, etc. etc. etc.).

Creo que esta noche, dado que ellos no aprenderán nada (esa es otra de sus cualidades: son impermeables), sería quizás un momento fantástico para reflexionar (también en silencio) y pensar si ese es el modelo de mundo que queremos.

Más allá de la anécdota de ser un deporte, debemos aprender valiosas lecciones de los sucesos que nos rodean, con independencia de su origen o significado.

Mala suerte es que pierdas una vez... Mala racha es que pierdas dos veces seguidas... "Algo no va bien" es finalmente cuando el número sigue creciendo.

De nosotros depende aprender algo de lo que ha sucedido esta noche: "cooperación", "sentido de equipo" y unidad ante un mundo que, como pecado capital, desprecia el nosotros y medra con la mala hierba del "yo por encima de ti".

Mañana va a ser un día largo y silencioso: afortunadamente escucharé comentarios sobre la economía en Grecia (como los hicieron en sus periódicos nacionales sobre la de España cuando se les ganó en fútbol: "este" es el buen perder que gastan por aquí "estos", confundiendo velocidad y tocino con sus ataques de soberbia).

Importante es recordar que,  de igual forma que saber ganar es todo un arte, sin duda hay algunos que no saben perder (y en esto hay que ser claro: nadie se salva de un fracaso, así que espero que "por allí abajo" no se cometa el mismo error que estos vendiendo la piel del oso sin haberlo cazado previamente).

Aprender de los errores cometidos, bien propios o ajenos: una gran lección a recordar.

No tengo mucho más que decir en realidad: me gustaría haber hablado esta noche de algo distinto, pero sentí la imperiosa necesidad de reflexionar en voz alta sobre este asunto.

Así, cuando me preguntes porqué no me gusta este lugar, al menos sabrás inferir algunos de mis razonamientos.

Es una noche tranquila y estrellada: los niños ya no hacen sonar sus bocinas y los vecinos sacan a pasear sus perritos...

Pretendamos que aquí nunca sucedió nada... "Mejor no pensar en ello".

No vaya a ser que les dé por aprender.

Eso es todo: Ámsterdam prevalece.


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Mi trabajo es completamente diferente en ese sentido yo creo, ni uno sólo de mis compañeros a aparecido por la oficina de naranja, nadie tiene banderines, nadie comentó en ningún momento que fuesen a ganar.

    Y tiene gracia que mi mesa sí está llena de banderines, de españa, porque ellos me las dieron y me dijeron que me las pusiese en el escritorio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pelocha :-))

      Gracias por tu visita y por tu comentario: por aquí hoy esto es un funeral (mejor no mencionar la bicha)...

      Priceless el momento en el que, esta mañana, al teléfono, he deletreado algo en español que tenía las letras "P", "D" and "A" (busque ahora los países que corresponden a esas iniciales y encontrará a los rivales de aquí mis amigos... Cuando me han oído y me he dado cuenta, porque lo he hecho sin darme cuenta, ojo, ha sido un momento genial :-)).

      Me alegro de que los tuyos sean más moderados :-))

      Un abrazote enorme y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario.

      Paquito.

      Eliminar
    2. Lo de "P", "D", "A" no tiene precio, es que me hubiese encantado o irte ;)) Eres un crack, te deben odiar en tu trabajo por tu sutileza para criticarles sin hablarles. Genial

      Eliminar
    3. Hola Alfonso :-))

      Gracias por tu visita y comentario: lo peor es que me salió de forma completamente natural pero, cuando me di cuenta, vi que a mi alrededor se habían percatado (y entonces me dio por reír :-)).

      Están muy calladitos y las "aranjadas casas" ya han dejado de serlo... Vuelve la calma :-))

      Un abrazo y, de nuevo, mil gracias por tu visita y comentario :-))

      Paquito.

      Eliminar
  2. Uy, cómo me acordé de ti ... "¡¡¡ Momentazos Paquito :) !!!" , pensé . Lo mío fue peor el otro día contra mi Eire: corazoncito partío, aunque la cabra siempre tira al monte.
    Bueno , pues si con "pan y circo" la gente supera las penas estando menos tristes en este país, que la roja nos dure mucho este verano ( Eurocopa y Olimpiadas). Y , como escuché el otro día a un locutor en las carreras de motogp desde Londres: " SOY ESPAÑOL..........¿ A QUÉ QUIERES QUE TE GANE ??? "

    SALTAMONTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Saltamontes,

      Como siempre, gracias por estar ahí: todo un placer :-))

      "Pan et cirquensis"... A veces les intento explicar que, aunque las cosas estén mal por allí abajo, deberían tener un poco más de cuidado con los juicios de valor que hacen porque "la civilización, tal y como la entiendes, nació a orillas del Mediterráneo".

      A mí el deporte me da igual: no me quita trabajo y no cura mis problemas... Hay que aprender además la lección de Nadal: ser humilde, trabajar duro y sólo alegrarse cuando por fin ganas.

      Hasta entonces, "Catenaccio Mode" (todos atrás y uno en la media para despistar :-)).

      Un abrazo enorme y, de nuevo, gracias por estar ahí :-))

      Paquito.

      Eliminar
  3. Una pena q un pais tan dividido donde buena parte de la poblacion ve la Victoria del equipe español como la victoria del país "vecino" se haya llevado la copa hace dos años. Que desperdicio Dios mío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :-))

      Gracias como siempre por tu visita y por tu comentario: todo un placer :-))

      De todo hay, créeme... Los hay que sí y los hay que no: cuando España ganó el Mundial, mucha gente "salió del armario" en lugares donde, se supone, nadie tiene esos sentimientos.

      De todo hay pero, quizás, ese es el secreto de nuestro carácter :-))

      Un abrazo y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario.

      Paquito.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click