Holanda y la masacre de Srebrenica

Buenas,

Leyendo la prensa francesa esta mañana, me encuentro con que el Reino de los Países Bajos ha sido considerado responsable de la muerte de tres personas durante el sitio de Srebrenica (en la antigua Yugoslavia).

El artículo en castellano lo he encontrado en EL PAÍS, así que podéis leerlo si os interesa haciendo clic aquí. y el comunicado de prensa (en inglés) de la Corte Suprema de La Haya está disponible haciendo clic aquí.

¿De qué va la historia?

Te lo resumo: durante la guerra de Yugoslavia, los diferentes países que participaron como cascos azules de la ONU para defender y pacificar ciertas zonas de civiles se repartieron varias ciudades y/o regiones en ese territorio.

En una de esas ciudades, Srebrenica, el ejército holandés fue asignado para defender a la población civil. En una fatídica noche, el genocida y criminal de guerra Mladic entró en la ciudad y provocó un genocidio de civiles desconocido desde las matanzas de la Segunda Guerra Mundial...

Y todo ello (he aquí lo flagrante en esta historia) con los cascos azules holandeses de testigos, los cuales no hicieron ABSOLUTAMENTE NADA por evitarlo (esencialmente los señores dejaron acceder a las tropas de Mladic y provocaron la matanza por pura insidia e inacción).

Pero eso no es todo...

Lo terrible de toda esta historia no es que los señoritos se quitaran de en medio y, repito, no hicieran absolutamente por defender y/o parar a Mladic... Lo peor es que, de vuelta al país, los señoritos condecoraron al comandante a cargo del batallón holandés (el señor Thom Karremans) y, durante años, han invocado inmunidad para proteger dicha atrocidad e irresponsabilidad ante las acciones de sus soldados (de la que, ya digo, son responsables y ahora hay una sentencia que así lo dice)...

Lo bueno del Mediterráneo es que, más allá de nuestros múltiples defectos, seguimos teniendo algunas virtudes, entre ellas, el sentido de la dignidad humana que por aquí parece a veces brillar por su ausencia...

Entre esos pequeños destellos que nos hacen ser lo que somos, para bien y para mal, es que unas familias decidieron, como pequeños Quijotes, denunciar al Estado Holandés por incumplimiento de su misión (3 familias en particular)...

Estas tres familias sufrieron un drama todavía más peculiar: sus padres (o maridos, o hijos) eran hombres que ayudaban al ejército holandés en sus labores (bien manteniendo la base con reparaciones, bien actuando como guías y/o traductores de campo para los soldados), siendo empleados de la ONU y, por lo tanto, parte del personal operativo de la base holandesa (es decir, sujetos a protección en caso de problemas, como el resto de personal en ese batallón).

Cuando la cosa se puso mal y estas familias pidieron ayuda a los holandeses para protegerse de los invasores, los holandeses entregaron a los hombres a los serbo-bosnios (que es el origen de la demanda: como "trabajadores" de Naciones Unidas bajo el batallón del ejército holandés en misión de los cascos azules, estos tenían el deber de protegerlos).

El gobierno holandés ha negado hasta la saciedad que hubo cualquier tipo de error en la acción y por fin (¡POR FIN!) la Corte Penal Internacional de La Haya ha declarado que, si bien no se pueden considerar responsables del genocidio (en última instancia, ellos no apretaron el gatillo) en el momento en el que no lo evitaron (dejando acceder a Mladic a la ciudad) son responsables de las acciones de esos soldados (me encanta cuando el derecho se retuerce para defender a los débiles :-)).

11 (once) añitos batallando como pequeños Quijotes... 11 años batallando por la dignidad perdida: los Europeos, nosotros, tenemos una responsabilidad moral con el mundo (que los americanos no lo hagan no nos da derecho a comportarnos como ellos).

La paradoja de esto es que una de las familias es una refugiada política aquí en los Países Bajos... Y coincido con el veredicto de uno de los hijos de las víctimas: 
"No todos los holandeses son como Thom Karremans [comandante de los cascos azules], unos cobardes. Estoy orgulloso porque, a pesar de todo, la justicia ha prevalecido”.
Y lo precioso de esa frase es que fue pronunciada, al parecer, en un perfecto holandés.

Los soldados y los ejércitos no sólo combaten con armas, sino con el honor de sus acciones... Los soldados holandeses abandonaron a su suerte a una ciudad de 25.000 personas donde ocho mil hombres fueron ejecutados, quizás defendiendo su propia vida, pero el ejército no es una oficina y es parte, desafortunadamente, de las responsabilidades del cargo.

No hacerlo así se llama "Armisticio de 1940" donde Francia se rindió sin pegar ni un tiro ante los nazis (después de la Guerra, eso sí, al parecer toda Francia estuvo en la resistencia, pero no es lo que la Historia dice)...

Traducción: "Son franceses, así que se rindieron inmediatamente".

Nunca olvidemos estas cosas: olvidar supone acreditar y, de igual forma que ellos parecen tener una prodigiosa memoria para recordarte todos los posibles problemas y errores del lugar del que vienes, ellos suelen parecer bastante olvidadizos con sus problemas (en gran parte debido al monumental mecanismo de desinformación que reina en este país: uno ve la tele aquí y así lo confirma).

Tenemos temas pendientes, pero prometo seguir indagando: no quiero que esto suene como un blog Anti-Holanda o anti-holandeses, porque ese no es el punto: vivo aquí, tengo una perspectiva diferente de las cosas que suceden a mi alrededor, aprecio las cosas buenas que tienen pero también me gusta dejar según qué cosas bien claras, por aquello del sentido de justicia y de veracidad en los hechos que nos rodean.

Eso es todo: ¡Ámsterdam prevalece! 

Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click