sábado, 26 de octubre de 2013

Zwarte Piet y la marimorena

Buenas,

El título necesita explicación para aquellos que no viven en Holanda: "Zwarte Piet" es el paje de Sinterklaas (la versión holandesa de Santa Klaus, el cual viene desde Madrid en barco a Holanda para traer regalos a los niños).

El personaje es de color negro (algunos discuten si es de raza y otros dicen que es porque al bajar por las las chimeneas para dejar los regalos a los niños, se acaba tiznando de ese color) y la polémica surge hace unas semanas cuando un grupo de organizaciones contra el racismo mandan un requerimiento a Naciones Unidas (no es coña) pidiendo a los mismos que investiguen si esta tradición instiga ciertos sentimientos de simpatía por la esclavitud y la inferioridad de la raza negra.

Puedes leer el requerimiento haciendo clic aquí.

El embajador de los Países Bajos responde a Naciones Unidas en una carta (la puedes encontrar aquí) dando una serie de (muy objetivas razones, en mi opinión) sobre lo que el Gobierno opina (es decir, que no es para tanto, pero que, efectivamente, existe un debate en la sociedad a este respecto, incluyendo cifras de quejas oficiales recibidas por las autoridades).

Bien... En mi opinión (que es libre y quiere serlo, como cantaban los Chichos) la cosa se  ha salido de madre: hay gente muy sensible a este respecto por varios motivos:

  1. El personaje es negro.
  2. El personaje es un sirviente de Sinterklaas.
  3. El personaje suele ser representado como tontorrón (con muy pocas luces) y le ponen acento de Surinam (una de las antiguas colonias).

Esto último quizás es lo que más indigna, pero, en mi opinión, el asunto se puede debatir con tranquilidad (de hecho yo lo estoy haciendo últimamente y, aunque escuche opiniones diferentes a la mía, ello no me lleva a extremos)...

La reacción del personal es la que me ha llamado la atención: al hilo de esto, la cosa empezó siendo racional y abrió el debate sobre las personas que están en contra de esta festividad que se comparte en Holanda y en Bélgica...

De estos los hay en todas partes: desde hace años hay incluso movimientos extremos que pretenden que la Navidad no se celebre porque va en contra de sus creencias (amigos míos: la inteligencia es finita pero la estupidez no, y esto lo decía Einstein, que sabía latín :-))...

Los españoles hemos tenido también lo nuestro: de pronto "Moros y Cristianos" está en tela de juicio o los hay que, yendo a colegios cristianos (no públicos, ojo: colegios de los hermanos capullos o las hermanas del dulcecito cartuchero), se quejan de que los iconos ofenden a su ideología (algunos de ellos olvidan que el tipo colgado en la pared es no sólo el Mesías de unos, sino el profeta de otros, así para empezar)...

Ya digo que la cosa empezó siendo civilizada... Pero claro, ya sabéis lo que os he ido contando a lo largo de los años: debajo de esta apacible y plana tierra donde todo es felicidad y armonía, se encuentra la bestia parda cuyos primos (lo de que hablen un derivado del holandés y tengan apellidos holandeses no es casualidad) implantaron el Apartheid en Sudáfrica...

Así que, poquito a poquito, la cosa empieza a degenerar... "Son los extranjeros quienes se quejan", "hey negratas: si no os gusta nuestro país, os vais", "si prohiben Zwarte Piet dejamos de mandar ayuda al desarrollo a África" o "Si prohiben Zwarte Piet, prohibamos entonces el Ramadán o la fiesta del azúcar de los Musulmanes"...

Esto que acabas de leer no es una broma: miles de estos comentarios están apareciendo en las redes sociales en Holanda: personal perfectamente funcional, con fotito en el Facebook con el churumbel de turno, en pose amigable y sonriente que, una vez que ve que puede salir del armario, empieza a poner lindezas de este estilo...

Para muestra un botón: alguien en Holanda ha creado un Tumblr (un tipo de blog perfectamente pensado para los gafa-pastas maqueros que a Frinsflins tanto gustan) llamado "Nederland Spreekt" (Holanda Habla) el cual, si uno quiere aprender todo tipo de expresiones racistas así como mala ortografía en neerlandés, es el sitio a abonarse.

El tipo (o tipa) recopila comentarios, expresiones, tweets y todo tipo de expresiones de corte pseudo-racista que se generan en este país...

Podéis visitarlo haciendo clic aquí y podréis encontrar expresiones tan bonitas como las que habéis leído hace tres párrafos (ya digo, una gozada para aquellos que deseen aprender expresiones dignas de un polígono marginal en Mataró, Getafe o el Conde Orgaz, que por tener dinero no se nace menos racista o xenófobo).

Ya os conté en su día mi experiencia cuando el alcalde de Rótterdam fue elegido: el tipo, con doble nacionalidad (holandesa y marroquí), ejemplo de integración y tolerancia en un país donde mucha más gente como él es necesaria, sufrió el acoso del personal que quería que renunciara a su nacionalidad marroquí (incluso en la toma de posesión un intelectual le llevó un sobrecito, con el sello y con la dirección de la embajada de Marruecos, para que pusiera su pasaporte marroquí en él)...

Al hablar de este tema en el trabajo, me encontré con una desagradable sorpresa: hay muchísima más gente (más de la que crees) que está metidita en ese tenebroso armario de la xenofobia y la intolerancia...

De ahí que, al tocar el tema y verlos saltar, no me pude reprimir y soltarles lo que pienso:

"¿Os dais cuenta de que, como ciudadano europeo, yo podría ser alcalde de Ámsterdam sin ni siquiera tener nacionalidad holandesa?"

El rejonazo fue intencionado, mea culpa, pero era necesario, porque me zanjaron el tema de inmediato con un "No sería apropiado: ¿Cómo está tu comida?" que me dejó pensativo...

He dicho mil veces que "tolerancia no es indiferencia"... Y aquí hay sobre todo indiferencia y mucha mala baba contenida...

Recientemente en casa, estamos dejando crecer el seto de la entrada: lo hemos cuidado durante el verano, cortando las ramas de vez en cuando para mantenerlo cuadrado, pero creciendo vertical.

La vecina, el martes pasado, decidió cortar su parte del seto pero, por el motivo que fuera, decidió cortar la mitad del nuestro a tijeretazos (el suyo está perfectamente cortado porque lo hace a máquina).

Mi reacción instintiva fue mantener la calma... La tipa, cuando fuimos a preguntarle qué había pasado, lo admitió sin problemas, "porque le pareció que bueno, que ya que lo estaba haciendo..."

El personal aquí es demasiado bueno: "Es un daño de propiedad privada que, si consigues ahora mismo a un agente inmobiliario y pones la casa en venta, puede costarles un disgusto, porque si consideras que el precio final de compra podría ser imputado al daño del seto, por cuanto forma parte del complejo de la fachada, se lo podrías imputar a ella" solté con absoluta frialdad...

Pero este no es el tema: el tema es ver a personal perfectamente normal (gente acostumbrada a trabajar con extranjeros y tener amistades de todo color y credo) de pronto sacando actitudes filo-fascistas y xenófobas sin entender el porqué les contestas al hablar del asunto...

Y ya digo: todo esto por un personaje imaginario de una festividad para niños: "Esto es el doe maar normaal" digo últimamente, "El cállate la boca y ni se te ocurra desafiar lo que es normal aquí"... "Esto es lo nuestro y no es negociable, "Los extranjeros siempre quejándose: si no os gusta iros de mi país"...

Sesudos artículos en prensa con historiadores detallando el origen del personaje, seguimiento en radio y televisión sobre lo que la Comisión de Naciones Unidas hace, piensa o dice al respecto, alcaldes de ciudades invitando a los mismos a que vayan a su pueblecito...

Ya digo: el show de la cortina de humo para intentar esconder dramáticos recortes en su estado de bienestar y desviar la atención de una crisis económica que demuestra el agotamiento de un sistema condenado a mantener al personal preso del "doe maar normaal" (ni se te ocurra cuestionar al sistema)...

Estas barbaridades, ya digo, se están perpetrando desde el "Ojo, que yo no soy racista, PERO..." (que seguro que nos suena familiar por allí abajo también, desafortunadamente, debo agregar).

Luego está el personal "Políticamente correcto" que te pone caras si dices "creollo" (porque al parecer es ofensivo: yo lo flipo) o te vienen con el agravio comparativo ("Si, pero los españoles en América" o "Los españoles y la Santa Inquisición", que sí, efectivamente fue mala, pero eso sucedió hace muchísimo tiempo, no hace dos semanas).

De esto también tendría de qué hablar: comprendo que para mis amigos latinoamericanos "El Día de la Hispanidad" (el doce de Octubre) puede no ser tan (o sin el tan) festivo como lo sienten los españoles... Y tiene lógica: dos mundos se cruzaron y uno de ellos sufrió para siempre dramáticos y terribles cambios a través de una conquista dirigida por el ansia de conquistar tierra y encontrar oro...

Este mismo asunto generaría por allí abajo las mismas reacciones: para mí, las cosas se pueden debatir sin problema y podemos escuchar los razonamientos de los demás aunque a veces no sean de nuestro agrado o sean contrarios a nuestras creencias.

Mi punto aquí es ver a una sociedad rica y ensimismada corriendo debajo de una cortina de humo para mantener al ciudadano perfectamente aborregado: lo que este debate está haciendo es abrir la tapadera de la cloaca y por fin estamos oliendo el aroma que, por más que se empeñan en negar, sabemos que está ahí.

La crisis está sacando lo mejorcito de mis amigos... "Vol is vol" ("Lleno es lleno"), "Doe maar normaal", "Onze tradities", "si no te gusta te vas" o, mi favorita (me la soltó un holandés hace unos años, recién llegado: "A mí mientras trabajes no me molestas... Pero si un día pierdes tu trabajo, entonces vete a tu país".

Y todo ello por no hacer lo correcto: darle al personaje mucha más relevancia, hacerle no ya un lacayo sino una parte importante de la historia (como hacerle el responsable de la lista de los niños que Sinterklaas leerá para repartir los regalos: se acabaría el problema de un plumazo y todos contentos).

Pero son ideas de un extranjero reaccionario que dice cosas como que puede ser alcalde de una ciudad holandesa sin hablar holandés y sin tener su nacionalidad...

¿Qué sabré yo? Seguro que soy un parásito extranjero que chupa de sus impuestos...

Seguro, aunque ojo, que yo no soy racista...

Pero. 


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

8 comentarios:

  1. Hola Paquito, estoy de acuerdo contigo. Muchos holandeses reaccionan muy extremamente en esta discusión. Los ultraderechos, desde luego, sino también gente que parecen pensar: que no toquen a nuestras tradiciones. Mientras que es batante comprensible que Zwarte Piet es para la gente con un color una barbaridad.
    Una cosita: Zwarte Piet no habla con un acento de Surinam. Le han dado un acento expecial, con una voz oscura y palabras infatiles, si, pero el acento de Surinam es muy especial y tiene nada que ver la manera en que Zwarte Piet habla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Gracias por tu visita y tu comentario: todo un placer el leerte por aquí :-))

      La cosa se está yendo de madre, esa es la verdad: mi percepción de todo este asunto es que existe un debate no bien digerido en esta sociedad al respecto de las personas que no somos de aquí...

      Se habla siempre de casos aislados y es cierto, pero en el caso de que nadie mire (véase el voto secreto) el partido de Wilders consigue ser la tercera fuerza política del país.

      Esto es preocupante.

      He preguntado sobre lo de Zwarte Piet y tienes razón: han ido modificando el acento con los años, pero (al parecer) empezó con acento de Surinám.

      En cualquier caso, el debate está abierto :-))

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Paquito.

      Eliminar
    2. Paquito, el acento no empezó con acento de Surinám. La mayoríe de la gente de Surinam venía a Holanda en los años sesenta, cuando el país se independizó. Zwarte Piet ya existió entonces. Es otro acento. El acento Súrinam tiene una melodia y intonación diferente.

      Eliminar
    3. Hola Roland :-))

      Gracias por tu respuesta: seguiré investigando, pero Surinam y su gente (estaremos de acuerdo) existían antes de que vinieran a Holanda en los años sesenta (los acentos no aparecen cuando la gente llega un lugar: ya existen en el lugar del que provienen :-)).

      Mi fuente es gente precisamente de Surinám (a mi, la verdad, me da completamente igual :-)).

      Sinterklaas y Zwarte Piet se documentan más o menos en 1867 (y por esa época ya había habitantes en Surinam: podría ser una fuente de inspiración, ¿Quién sabe?).

      Gracias una vez más por tu visita y por tu comentario :-))

      Paquito.

      Eliminar
  2. Pues yo no puedo opinar tanto sobre como los holandeses reaccionan a algo asi, pero si te puedo decir que este tipo de actitudes existen en todo el mundo, y no generalizo, lo he visto y lo he vivido, mi padre es espanyol pero yo naci en mexico, tengo las 2 nacionalidades y he pasado por extranjero en los 2 sitios, en los 2 sitios me han tratado mal por no ser "local" y he pasado por experiencias como que en medio de una entrevista de trabajo me colagaran el telefono por mi respuesta a la pregunta: porque en tu CV dice que estudiaste en Mexico? porque soy mexicano, -clank- o que al ir caminando me gritaran por la calle: vuelvetea tu pais, sudaca de mierda!, he sido "despreciado" por gente con y sin estudios, y en Mexico igual, largete a tu pais gachupin, o ver como en el mismo pais se desprecia a la gente que es de alguna etnia local por ir vestido con su ropa tradicional, asi que puedo decir que nadie, pero nadie se salva de tener algo de racista, y que este tipo de respuesta es normal en todos los paises, se peca tanto de racismo de closet como de correccion politica, nos ofende lo que hacen los demas pero que no nos digan lo que hacemos nosotros, en fin, que es un tema en el que, segun mi humilde opinion, nunca se llegara a nada, porque entre los que de verdad se preocupan, y los que se las suda, hay mucha gente que su mayor miedo es que la traten como ellos tratan a los demas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doog_ags,

      Gracias por tu visita y por tu comentario: todo un placer :-))

      Efectivamente, generalizar es malo y, efectivamente, esas actitudes existen en todas partes (lo digo de hecho en el post y miro directamente a la sociedad de la que vengo :-)).

      Lo terrible no es que lo haga gente "más o menos normal"... Lo terrible es ver a personas trabajando en una multinacional llena de expatriados y gente de todas partes (incluyendo mexicanos) hablar en según qué términos (algunos de ellos habiendo vivido en el extrajero y casados con mujeres de otros países).

      El problema además no es ese: es una sociedad condescendiente contigo que se las da de tolerante y te niega que estas cosas existen aquí... Mi problema radica aquí: negar lo innegable mientras, como Narciso, me miran al espejo ensimismados por las mentiras que se cuentan y por la desinformación y propaganda que sus medios de comunicación esparce sobre ellos.

      Entiendo tu punto de vista y además comparto tus reflexiones: ahora imagínate que alguien en España te dijera que lo que has vivido no existe...

      Ese es mi punto: sí existe y nadie con dos dedos de frente iría diciendo que no es así (recuerda: la tercera fuerza política de este país es abiertamente xenófoba y los dos principales partidos nacionales quieren modificar el tratado de Shengen para evitar que los ciudadanos europeos puedan operar en este país en igualdad de condiciones que un holandés).

      La crisis saca lo mejor y lo peor del ser humano... Y aquí, en última instancia, les está metiendo el miedo en el cuerpo, reaccionando como reaccionaría cualquiera (no son ni mejores ni peores que nadie: mi punto, como extranjero, es hablar de la hipocresía y de cómo un montón de asuntos que se niegan a debatir abiertamente estallan a través de chorradas como lo del Zwarte Piet).

      Un abrazo y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario.

      Paquito.

      Eliminar
  3. Yo trabajo con varios holandeses, y creo que absolutamente todos ellos me han dicho alguna vez: "we don't like Turkeys". Mi hijo está en una escuela pública donde también hay turcos y marroquíes, y eso les horroriza (a mis coworkers). Probablemente ellos también hablen así de mí, que soy suramericana. Por otro lado, aparentemente los turcos también detestan a los holandeses. Mi propio hijo sin saber de estos temas (tiene 6 años), es amigo de los polacos, suramericanos y pocos holandeses que estudian con él, no de los turcos; ellos mismos se aislan y según mi hijo, juegan de forma violenta. Es decir, que en mayor o menor grado, yo creo que todos somos intolerantes, al menos en mi experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tirana,

      Gracias por tu visita y por tu comentario: los niños desafortunadamente reflejan lo que ven y escuchan en casa... Si tu vas a una escuela, verás que los niños juegan sin mirar de qué color o qué país eres.

      Para mi, el ejemplo clave es ver en España (como he visto) a niños de varias nacionalidades con diferentes idiomas jugando entre sí (los niños tienen la proverbial capacidad de resolver problemas muy complejos con una sencillez apabullante).

      Si tu eres un inmigrante y te aislan o te aislan, le transmitirás eso a tus hijos... Es desafortunado (en mi opinión) pero es así.

      En España es igual: tenía allí compañeros de trabajo que no querían que sus hijos fueran a escuelas públicas "porque había inmigrantes"...

      La xenofobia e intolerancia no es monopolio de nadie: mi discusión se centra en que aquí no se desea hablar de la raíz del problema (esta misma mañana he sacado el tema y ves como cuando paras de hablar de Zwarte Piet y les dices lo del "problema subyacente" hacen lo imposible por cambiar de tema).

      Tienen un cierto "miedo" a hablar abiertamente del asunto... Y no entiendo porqué, salvo que lo que tengas que decir (creo yo) sabes que no es políticamente correcto (mala señal) o porque lo que sientes no lo sabrás expresar con las suficientes palabras para que no suene a lo que en realidad quieres decir.

      Seguiremos informando pero, mientras tanto, te doy las gracias por tu visita y por tu comentario :-))

      Paquito.

      Eliminar

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))