Trump gana las elecciones

Buenas,

No tenía pensado hablar del asunto, por aquello de que ciertas cosas, en el fondo, por más que me puedan afectar, no tengo capacidad para cambiarlas.

En cambio, dado que he recibido un mensaje de cierta bloguera dicharachera, que se aburre como una ostra cuando se toma un café conmigo (hay silencios delatores :-)) preguntándome sobre qué opino del asunto, me tengo que remangar y meterme en faena.

Conste que estos temas los suelo discutir en privado con ciertas personas: ahí sí hay nombre y apellidos pero, en este caso, y es la suerte de Internet, aquí sólo hay un nombre y, con él, más o menos, puedo decir lo que quiero.

Así que, allá vamos...

Premisas: he dejado de fumar hace 6 días y estoy "raro", así que, si veis que me vengo mucho arriba, al menos lo podéis explicar y, de antemano, pido disculpas "por lo que pueda pasar".

Al turrón

"Esta broma" empezó hace un año y medio, cuando el señor Trump decidió presentarse como candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos y soltó las famosas lindezas de los mejicanos violadores y demás.

Junto a él, toda una serie de candidatos republicanos, a cada cual más friki y con mayor o menor grado de enajenación mental (en fin: es lo que tiene un país que denosta su educación) a los cuales, uno a uno, fue minando y ganando, con tácticas y comportamientos nunca vistos o aceptados antes en dicho contexto, sin ningún tipo de vergüenza, sin ningún tipo de reparo, con el límite de la paciencia de los oponentes como única frontera.

Enfrente de ese barco, por aquel entonces, había principalmente dos candidatos demócratas intentando llevarse el gato al agua en la elección como contendiente final en nombre de su partido.

Por una parte, teníamos a un señor mayor, antiguo senador por el estado de Vermont, que se auto-proclamaba socialista y que hablaba de cosas que, aunque en Europa se dan por supuestas (sanidad y educación universal), por allí suenan a cuentos de la lechera.

Eso por un lado... Y por el otro, teníamos a una señora, mujer de un ex-presidente, senadora del estado de Nueva York, ex-secretaria de Estado, híper cualificada sin duda, pero con un bagaje político cuestionable (la señora que le daba discursos a los señores de Wall Street a precios disparatados y demás) y con lo que, las filtraciones de Wikileaks sobre el partido demócrata y sus colaboradores, demuestran un conchabeo, dentro de dicha organización, para evitar que su contrincante tuviera alguna oportunidad de ganar.

Finalmente, el señor anaranjado y la señora híper-cualificada se han medido la noche pasada en las urnas y el mensaje es demoledor: el pueblo americano prefiere al señor naranja que dice insensateces, que miente más que habla, que promete cosas imposibles y que le dice al pueblo algo tan jodidamente brillante como aterrador:
O sí

Ese es el problema: mirando los resultados, las partes más desarrolladas de Estados Unidos han votado a la señora híper-cualificada de cuestionables compañías, mientras la América menos desarrollada, la más pueblerina, ha votado por el señor naranja que dice insensateces y hace chistes de mal gusto sobre cualquier tópico o típico.

Fuente: EL PAÍS
Sí que hay algo que perder: lo que define a una nación creada por inmigrantes, donde ciertas libertades y ciertas cosas nunca han estado en cuestión, hasta la elección de este señor.

Mi problema

Desde hace unos meses, a partir del Brexit (ya hablamos del asunto en su día), hemos visto cómo, en el mundo, en diferentes ocasiones, el pueblo parece decidir tomar decisiones poco comprensibles:
  1. Reino Unido vota en Referéndum dejar la Unión Europea.
  2. Colombia vota en Referéndum no aceptar el acuerdo de paz con la Guerrilla.
  3. Estados Unidos vota a Donald Trump.
En los siguientes meses, desde Diciembre de 2016 y a lo largo de 2017, tendremos:
  • Referéndum en Italia sobre el modelo de su República (huele a plebiscito sobre la cuestión europea).
  • Elecciones Generales en Austria.
  • Elecciones Legislativas en Holanda.
  • Elecciones Parlamentarias en algunos Estados Federales de Alemania.
Mi problema empieza con las elecciones en Austria, donde ya han estado muy, muy, muy cerquita de dar una desagradable sorpresa con el señor aquel de extrañas ideas (y que terminó perdiendo por el voto por correo).

En el siguiente punto, en el terruño sin montañas y tiempo horrible donde vivo, tenemos a un señor que, en las últimas elecciones, consiguió casi un tercio de los votos y cuyo mensaje es inequívocamente xenófobo, con la esperanza de ganar el suficiente músculo para declarar un referéndum sobre la permanencia o no de los Países Bajos en la Unión Europea.

Finalmente, hablando de la locomotora europea, tenemos un partido, también de corte xenófobo, que amenaza el status quo y que ya ha dado un par de sustos en algunas regiones del país.

Todo esto, en esta parte del charco, es lo que me preocupa porque, en esta parte del mundo, tarde o temprano, yo soy o seré el problema para ellos: no en primera instancia, ya se sabe que la cosa siempre empieza por lo más visible o irritante y luego empieza a escalar: primero irán a por "los morenos", pero luego iremos los demás detrás, eso no lo dudes jamás.

El problema

El problema de las crisis sistémicas es que, sobre todo, más allá de los efectos que la población sufre, es el baño de realidad que la misma recibe, cuando se le deja bien clarito que, aquellos que más proclaman las bondades de la privatización de actividades lucrativas, son los primeros en pedir la socialización de sus pérdidas.

Es decir: además de muerto, apaleado... A ti nadie te va a ayudar, lo sentimos mucho, pero a esa enorme multinacional o a ese banco gigantesco, que ha hecho todo tipo de cosas irresponsables, tranquilo, que ya se encargarán de salvarlo, sin que nadie vaya a la trena por gestión dolosa o similar...

No, tranquilo: esto sólo va sobre ti y sobre cómo tienes que entender que salvar a esas entidades está mil veces por encima de ti, a pesar de que tu razón te diga que no es verdad, que no es así, que lo sientes mucho, pero que antes que pagar deudas de terceros, está alimentar a tus hijos y pagar el techo que os cobija.

Si a esto se le añade sistema político, completamente conchabado con las élites económicas, cuyo mensaje sólo te promete continuidad en aquello que ves como injusto, el problema se agrava por negligencia y por tratar a tu electorado como borregos.

Porque recuerda: los borregos son muy obedientes, cierto, pero si los borregos se asustan y no se pastorean hábilmente, el rebaño se va de madre.

Y de estos polvos...

Cuando tratas a la gente como borregos, siempre hay alguien que puede (y va a, de hecho) jugar la baza del miedo: la historia demuestra que, bajo esa fórmula de presión, los poderosos consiguen lo que quieren...

Piensa en el mundo antes y después del 11 de Septiembre: todas las violaciones en nuestras libertades y nuestro derecho a la intimidad (un derecho humano, ojito) reducido a la nada, bien por fines mercantiles, bien porque, en el agregado, cuando se sabe todo de ti, se te puede pastorear de forma más efectiva.

Llevo diciendo desde hace un par de meses que, la señora híper-cualificada, era "el mejor candidato republicano posible", mientras el verdadero candidato republicano escapa cualquier calificativo posible dentro de una moderación lógica.

Ya hemos pasado por esto: los años de Reagan (a quien ahora adoran los republicanos, pero que era un señor / títere al que manejaron los halcones) o de George W. Bush (igual que Reagan, otro idiota al que usaban como máscara para manejar sus asuntos como la élite republicana quisiera), nos enseñan la vereda del camino que nos espera.

La diferencia, esta vez, es que este loco está fuera de control y no responde ante nadie: esto lo hace completamente distinto de esas ocasiones.

Y de fondo, los rusos relamiéndose, mientras los chinos guardan silencio: cada vez que un idiota es elegido en América, los aspirantes a potencia hegemónica incrementan su poder y su influencia.

En el fondo, si lo piensas, estás viviendo algo histórico: estás viendo las primeras grietas del imperio bajo el que has nacido, lo cual, en su contexto, es francamente interesante.

Todo esto sucede, además, cuando una sociedad cambia y donde la población que, tradicionalmente, se ha beneficiado de una cierta situación, empieza a ser desplazada por su propia estupidez y dejadez (la américa blanca deja paso a la presión demográfica de los latinos e, intelectualmente, los asiáticos ya son los que más plazas está obteniendo en las principales universidades americanas: mira si no el ejemplo de la Universidad de California Berkeley).

Y todo esto no es nuevo, porque llevamos haciendo las mismas estupideces desde hace dos mil años...

Probablemente por eso, y porque siempre hay alguien con talento e inteligencia, anoche vi la siguiente imagen, que corrió como la pólvora en las redes sociales, y que me hizo sonreír y pensar:

Queridos americanos:
Adelante, votad por el tipo de la voz alta que odia minorías,
amenaza con meter en prisión a sus oponentes,
a quien le importa una mierda la democracia,
y que dice que el sólo es capaz de solucionar todo.
¿Qué podría salir mal?

Buena Suerte.

El pueblo de Alemania

Ya lo sabes: cuando se pierde la esperanza en el sistema, suceden cosas extrañas.

Hemos estado ahí, lo hemos vivido y conocemos las consecuencias: esperemos que esta vez no sean tan dramáticas...

Sólo hay una solución: comprensión y paciencia ante aquellos que no entienden la realidad como nosotros... El odio, los gritos y la confrontación no llevarán a nada.

He tenido el placer de conocer a decenas de personas en mi vida, de distintas ideologías y posiciones vitales: con todas ellas, al final, he aprendido que sólo desde el respeto, la buena educación y el sentido del humor, se puede llegar a hacer que alguien evalúe una posición distinta a la suya.

Y ese es quizás mi mandato hacia ti: la próxima vez que hables con alguien que piense diametralmente distinto a ti, recuerda las instrucciones:
"Nadie que no sonría es capaz de aceptar una idea diferente a la propia".
Y creo que esto es todo lo que tengo que decir al respecto de las elecciones americanas.

Te invito a que expreses tu opinión en los comentarios, que ya sabes que me encanta escucharte :-))

Un abrazo,


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Como voy a aburrirme en un café contigo? Si nos pasamos el café discutiendo (de buen rollo) ideas similares u opuestas?

    Yo hoy, con este post tuyo y con lo que ha puesto un contacto mío de FB en su muro, he entendido más que lo que entendía ayer. Pero sigo en shock. No sé si escribiré sobre el tema en el blog, porque yo de política rien de rien...pero estoy igual de escandalizada que el resto de gente. Y la idea de que Geert Wilders se está afilando las uñas no me congratula nada de nada....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Gracias por pasarte por aquí, un placer, como siempre.

      Es normal estar en shock, pero hay que ver las cosas en su lógica: la culpa es de los demócratas, por haber hecho lo imposible para que Sanders no saliera elegido (curiosamente, el único que, quizás, podría haber parado esta locura).

      Efectivamente: a mí, ver a toda la banda de locos (cada cual en su versión local) relamiéndose por los resultados, mientras intentan extrapolar lo que ha sucedido allí al terruño, me da mucho que pensar...

      "Ya no estamos en Kansas, Totó", que decía la niña que buscaba al célebre mago.

      En fin: nos esperan cuatro años de televisión alucinantes... Si pensamos que los años de George W. nos dieron juego, el señor naranja nos va a dar horas y horas de gags y locura.

      Ya veremos: a lo mejor, incluso, acaba haciendo cosas buenas (recordemos que, de toda la vida, ha sido un votante demócrata que defendía las políticas más progresistas de la época: esa es la ironía del futuro presidente republicano :-)).

      Un saludo.

      P.S. Me molan cantidad tus pantuflas de andar por casa (las vi en tu último vídeo con Kiva :-))

      Eliminar
    2. A Kiva también le molan cantidad, cada vez que me descuido me las roba y se las lleva a su cama. Las confunde con un par de juguetes que tiene...

      Eliminar
  2. Pues algunos opinan que en realidad, todo empezó aquí:

    https://www.youtube.com/watch?v=k8TwRmX6zs4

    Respecto a Trump, él hará mucho menos daño en USA y en el mundo que el que sí ha hará el Brexit o harían los otros temas.

    En USA el presidente está muy controlado, y sus poderes bastante limitados. Y aunque los republicanos tengan mayoría, los del congreso y senado tienen muy diversos intereses electorales, según sus circunscripciones, y al final supongo que sólo le dejarán hacer algunas medidas menores aunque ruidosas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Gracias por la visita y el comentario: todo un placer.

      El video responde a que, durante los primeros 4 años de mandato de Obama, este señor alimentó la conspiranoia de los que decían que no había nacido en USA...

      Esto no es culpa de Obama: creo que, afortunadamente para él, no tiene mucho que ver (esto, es un fenómeno diferente, oportunista).

      Tienes un cierto punto de razón, pero un sistema presidencialista, en el país que marca y sostiene la hegemonía económica y militar del planeta, un individuo como este trae un montón de incertidumbre.

      De momento, prepárate para que paren todas las iniciativas de protección del medio ambiente: eso lo pagaremos todos.

      Y a partir de ahí, lo que quieras (el vice-presidente es un señor que cree que la homosexualidad se puede curar... Y no es el único que piensa eso en su partido).

      Da que pensar... Sobre todo, eso: da mucho que pensar.

      Un saludo y, de nuevo, mil gracias por la visita y el comentario :-))

      Eliminar
  3. Fantástico post, aunque en lo de que todo este caos empezó con el Brexit discrepo totalmente. Lo que se nos viene encima, lleva años fraguándose. Los partidos populistas que salen por toda Europa se alimentan del descontento y la frustración que la crisis ha provocado en el pueblo. Son ocho años de crisis ya... ochos años que toda esa rabia lleva recalentándose. Y el Brexit no es más que una manifestación de ello, ni siquiera la primera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :-))

      Gracias por pasarte por aquí: un placer, como siempre.

      Tienes razón: todo esto no es nuevo, pero el Brexit es una salida de madre (Siriza y Grecia son lógicos, dada su situación, como España y Podemos) inaudita.

      Son las cosas que desafían a toda lógica lo que ha empezado a desencadenarse este año: cosas hasta evidentes...

      Cuando países ricos empiezan a hacer estupideces, sabemos que algo no va bien.

      Por cierto: Wilders ya ha empezado con la matraca.

      Eliminar
  4. Buenas noches,

    Una cosa son los sueños húmedos que políticamente hablando Donald Trump pueda tener, pero otra cosa es la "Realpolitik" que es ante la cual tendrá que acabar plegándose mas veces de las que querría.

    Como decía Talleyrand, ahora lo urgente es esperar.

    Antxon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,

      El partido republicano tiene mayoría en el congreso y en el senado, además de que hay vigente un nombramiento de juez de la Corte Suprema de Estados Unidos.

      Van a ser años interesantes, me temo.

      Esperemos pues.

      Eliminar
  5. La madre que te parió, estaba leyendo y pensando: "A este lo pillo yo ahora por la parte de convencer, que los progresistas tenemos mucho hábito de creernos que tenemos la verdad en una cajita y que el que nos discute es directamente tonto". Y vas y comentas lo de convencer desde el respeto.

    Siento que es responsabilidad de los malditos (léase https://en.wikipedia.org/wiki/Demian si no ha ocurrido) el llevar la bandera de la comprensión del mundo que nos rodea siempre desde el respeto y la humildad. Por mucho que parezca obvio que hay que respetar los derechos humanos y que lo que estamos experimentando es una debacle repetida por tantas generaciones anteriores, no lo es. Hay que apoyarse siempre en razones y explicaciones y si no las tenemos, quizá seamos nosotros los que estamos cayendo en el fundamentalismo. Hay que hablar desde la razón y escuchar como si estuviésemos equivocados.

    Me ha quedado un comentario bastante revolucionario, pero siento que el cambio nace con el conocimiento y crece con la voluntad. Si sabemos algo que otro no sabe, el primer paso es compartir dicho conocimiento.

    Después, antorchas y rastrillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo (veo que estás viajando en el tiempo :-)).

      Te recomiendo la sección recién creada de "lo más leído" (escribo esta semana sobre ello).

      Me apunto el link: gracias por el tip.

      Hombre: las antorchas y los rastrillos, si es posible evitarlos, mejor que mejor (pero ojo: eso no quiere decir que, si llega el caso, no haya que utilizarlos... Los nazis no fueron derrotados con cancioncitas y buen rollo, sino a bombazo limpio): de eso va la historia, de precisamente aprender a discrepar y a entender cómo manejar las diferencias de opinión.

      Todo lo demás, en última instancia, es sentido común: las elecciones americanas se han perdido por, precisamente, la soberbia de ambos partidos (los republicanos por creerse que lo de Trump iba en broma y los demócratas por creerse que podían hacer de su capa un sayo y poco menos que tratar de idiotas a los votantes que no aceptaran a ciegas a su candidata).

      Muy triste, en cualquier caso.

      Eliminar
  6. Que sepas que mi padre es FIEL seguidor de tus posts (más que yo, he de confesarlo) y que te admira por el grado de análisis que haces de todo. Ríase usted de tertulianos tipo Monedero, Iglesias, Errejón, Inda, Marhuenda y demás fauna hispana. Yo vivo en una especie de burbuja que ocupa unos 500 metros o poco más, el camino de mi casa al colegio y viceversa. Y mis hijos ídem. Sólo salimos de ella cuando necesitamos oxígeno con los abuelos o algunos amigos, te garantizo que no más de 100 km. desde A Coruña. Quién me ha visto y quién me ve!!

    Un placer, caballero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso:

      Gracias como siempre por tu visita y por tu comentario: obvia decir que es todo un placer.

      En primer lugar: ponte a escribir, que se echan de menos tus posts.

      En segundo lugar: dile a tu señor padre que se apunte, que participe y que, incluso mejor, que se haga un blorrrr y que escriba de lo que sea (en serio: es una terapia fantástica).

      Está bien vivir en una burbuja, pero hay que tener cuidado (por una parte, se vive tranquilo de cojones, pero por otra parte, recuerda, aunque la ignorancia es felicidad, que decía Kant, no es bueno no ser consciente de qué sucede más allá de nuestra esfera).

      Eso sí: perspectiva para todo, que se avecinan tiempos interesantes (una maldición china como otra cualquiera).

      Un abrazo y mil gracias por la visita y el comentario.

      Paquito.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click