Version 4.0 - Una nueva fachada para el blog

Buenas,

Antes de empezar: este es un post larguillo y habla de diseño web, así que tómatelo con paciencia: no es nada técnico, al contrario, pero va exclusivamente de ese tema (por si no te interesa).

Allá vamos.

Si accedes al blog, desde hace dos días, habrás notado que algo es diferente: en realidad, ese algo es bastante notable, dado que, después de un tiempo dándole vueltas, por fin me he decidido a tocar el aspecto del mismo.

Bienvenidos a la versión 4.0 del blog: algunas cosas han cambiado, pero el espíritu es el mismo (una página sencilla donde cuento cosas que me suceden o llaman mi atención).

En primer lugar, lo que quería era un diseño "limpio": para mí, "limpio" supone que tenga pocos elementos y que, a su vez, los que sean presentados sean útiles.

Lo que viene a continuación es un ejercicio gafapástico sobre el proceso y las decisiones tomadas en el mismo, dentro de las restricciones dadas por el propio modelo elegido para mostrar el contenido.

No me lo tengas en cuenta: más allá de estos ejercicios auto-masturbatorios tipo "mira cuanto sé", en realidad sigo siendo el mismo gañan que se ríe viendo videos de "El risitas" en Youtube o imita a Chiquito de la Calzada delante de extranjeros que aceptan mi condición de "persona que no está bien".

Parte Superior: "la cabecera".

Le he estado dando bastante vueltas, pero con los recientes cambios en Blogger, donde se han introducido nuevos "templates", apareció uno que me gustó bastante, por cuanto respondía a un par de cosas que, o quería añadir, por una parte, o simplemente quería mantener.

Lo primero es que, en la parte superior derecha, ahora se pueden ejecutar búsquedas de contenido: esto no sé si es realmente útil para ti, pero para mí, en realidad, es una bendición, porque ahora puedo buscar cosas a las que crear un enlace, cuando, al escribir un nuevo post, como éste, la memoria me dice que, en algún momento en el pasado, hablé de un tema parecido o relacionado.

Lo segundo era la cabecera: quería mantener la imagen original, un juego entre el nombre de mi alter-ego, escrito con una juguetona fuente que usa los colores de la bandera de mi país, una arroba en color naranja que, finalmente, transiciona hacia el nombre del país donde vivo, con una fuente más cuadrada (nada es casual), escrita con los colores de la bandera de Holanda (Rojo, Blanco sobre Negro y Azul).

Por último, aparece una barra lateral en la izquierda, donde la primera cosa que te puedes encontrar es mi perfil de Blogger: esta última barra es colapsable, dependiendo del dispositivo desde donde trabajes (en la pantalla 4K del ordenata, por ejemplo, aparece desplegada, pero si hago la pantalla más pequeña o utilizo un dispositivo con una pantalla más reducida, entonces se colapsa con "la hamburguesa", la solución de Google, dentro de su guía de estilo "Material Design", para representar la existencia de un menú.

Cabecera del Blog: búsquedas, banner y perfil a la izquierda desplegado.

Cabecera del Blog en pantalla reducida: búsquedas y banner no cambian, barra lateral en modo "hamburguesa"
El tema de los colores (grisaceos) no es casual: tiene como objetivo reducir el brillo de la pantalla desde la cual leas el contenido (si observas el blanco de la zona del texto de los posts, te darás cuenta de que es un blanco guisaceo, "blanco roto"o como diablos se llame: en última instancia, no es un blanco puro).

El objetivo de esta elección es, ya digo intentar eliminar la cantidad de luz emitida por tu pantalla: no sé a ti, pero, cuando leo blogs, lo suelo hacer por las tardes-noches y, cuando uno está en la cama, o tirado en el sofá con el iPad, lo último que deseo es un montón de luz azul quemándole las córneas (salvo que tengas un Mac con software moderno, que, además de reducirte el brillo de la pantalla con el sensor de luz) que te aplique el Night Shift y te reduzca directamente la exposición a esa luz que, según parece, afecta a nuestros ritmos vitales, en particular con la forma en la que nuestro cerebro procesa la radiación de luz para mandarnos a la cama con los Lunnies).

En este punto, las soluciones de los teléfonos y tablets modernos no son suficientes: aunque tienen sensores de luz para reducir el brillo, la luz sigue siendo muy fuerte (me pixelo los ojos aquí, porque deseo permanecer "en el economato": alguna vez he bajado a la planta baja con el tablet, con una página web cualquiera de fondo, usándolo como linterna)... Es una forma sutil de hacerlo.

Pensé en utilizar tonos más oscuros, pero no funcionan bien (el blog se oscurece una burrada y, si te da por visitar la página en otro momento del día, no quiero que tus ojos trabajen más de lo debido).

El cuerpo (del delito)

Una de las cosas con las que sigo experimentando es la fuente del texto: actualmente utilizo una "courier", que es la fuente que se suele utilizar para la línea de comandos, un pequeño guiño hacia otro tiempo o para aquellos fans de UNIX, a la hora de hacer algo escribiendo instrucciones, en lugar de hacer clics en iconos (tengo un punto vintage muy raro: yo y mis parafilias absurdas acabamos en callejones sin sentido).

Aquí es donde necesitaré un poco de ayuda: las pantallas que utilizo tienen, afortunadamente, una resolución fantástica, lo cual me lleva a decir que esa fuente puede que no sea la definitiva.

En este punto, agradezco a uno de los lectores del blog (y sin embargo amigo), con el cual tuve una discusión, utilizando un prototipo que creé, ex-profeso, para empezar a testear el cambio, acerca de si las fuentes deberían tener "taconcillo" (Serif) o no...

En los libros, las fuentes con taconcillo son muy agradecidas para facilitar la lectura de los textos: en las pantallas de ordenadores, teléfonos o tablets, sin embargo, el dicho taconcillo es molesto, por cuanto los textos no se expresan en superficies estáticas, sino movibles (en una página web no pasas una página para seguir leyendo: haces "scroll", esto es, le das a la ruedecita del ratón, o le das a la tecla de la flecha para abajo o para arriba, lo cual mueve el texto y, en ese movimiento, con la luz de fondo de la pantalla, los ojos sufren un esfuerzo innecesario).

Así que esto, aunque de momento queda "muy cuqui" (me encanta esa expresión :-)), hay algo que me está molestando (la fuente elegida es demasiado fina, sobre todo con el color de fondo que he elegido): seguiremos investigando hasta que encuentre una fuente sencilla y útil.

Otro punto es la cantidad de contenido a mostrar: en el anterior diseño, si te has pasado por aquí antes, la decisión fue muy drástica: "mostrar un sólo post en la página"...

En este punto, dado el feedback que he ido recibiendo con el tiempo, se me ha ido diciendo que hay gente que, de vez en cuando, se pasa y mira a ver si ha pasado algo, forzándoles a ir hacia atrás con los antiguos métodos, sin tener una clara referencia de los últimos posts publicados.

Siguiendo esa directriz, he decidido colapsar los artículos y que se muestren varios a la vez, de tal forma que, al entrar, tengas más o menos una referencia de varios posts a los que puedas saltar.

Contenido en página principal: últimos posts mostrados y colapsados

Al acceder a los posts, a su vez, cuando llegas a la parte final, el blog te ofrecerá acceso a los posts más populares, así, si lo deseas, puedes seguir leyendo otras cosas.

Esta parte también la quiero "toquetear": es algo interesante, pero me gustaría ver si se puede modificar el comportamiento (en lugar de mostrarte los posts más populares, me gustaría mostrar contenido relacionado con el post).

Para lo bueno, o para lo malo, mi sistema de etiquetas ha sido siempre muy escueto y "cuadriculado": cada post tiene generalmente un mínimo de tres etiquetas, que responden al año de publicación, el lugar donde el post ha sido producido (o sobre un lugar al que se refiera) y el tipo de contenido (si es de tipo personal, si habla de noticias, o de tecnología.

Esas tres etiquetas a veces son ampliadas e incluyen atributos, tales como el post si pertenece a una serie de artículos que haya creado o responde a más de una cosa a la vez en el tipo de contenido (si es una noticia tecnológica, por ejemplo).

En el post, he eliminado la parte de compartir con Twitter, Facebook y demás (si deseas compartirlo en esos medios, copia la URL y a correr): con los sistemas de bloqueo de publicidad, crea más problemas que resuelve (y no creo que nadie lo utilice: no soy tan famoso :-)).

Sólo he dejado las partes que pueden aportar algo: compartir por email (no sé si lo puedo quitar, pero quizás lo haga), la parte de las etiquetas y la localización del contenido (una etiqueta de geo-localización que puedes introducir en Google: recomiendo introducir directamente el lugar y no dejar que Google te busque directamente, para evitarnos sustos innecesarios).

Compartir por email, etiquetas y lugar de referencia (etiqueta de geo-localización)
La barra lateral ha vuelto

Mientras jugaba con el template de Blogger, como explicaba arriba, descubrí que la barra lateral se colapsaba al utilizar dispositivos con pantallas pequeñas.

Desafortunadamente, en este momento, no sé cambiar ese comportamiento (me encantaría que estuviera colapsada siempre, salvo que el usuario cliqueara en "la hamburguesa"), pero dado que el diseño actual me viene dado, tendremos que transigir.

En la barra lateral, de momento (también es algo al que le estoy dando una pensada), he puesto mi perfil (con la imagen que utiliza la página como icono en la pestaña de tu navegador: fíjate), el archivo (ordenado por mes), las etiquetas del blog (por si te da por juguetear) y la zona donde te puedes suscribir al blog por correo electrónico (si te va el rollo de recibir los posts por email: sigo recomendando la utilización de Feedly para seguir a tus blogs, así te ahorras las visitas para ver si tu blog o tus blogs favoritos han publicado algo).

Quizás algo más caiga, aunque, si me conoces, lo que me ahora mismo está en mi cabeza es qué quitar y cómo colapsar, por defecto, la puñetera barra (soy un neuras y me gustan las webs sin muchos elementos: ya digo que mis parafilias son muy raras).

Barra Lateral (cortada para ahorrar espacio)

Feedback

Y así llegamos al final, parte en la que te pediré que me dés feedback: date una vuelta por el Blog y ayúdame a encontrar cosas que mejorar (cualquier pequeño detalle cuenta: hay cosas que seguro que no he visto o quizás cosas que podrían ser útiles).

Todo comentario es siempre bien recibido: no hay feedback malo, jamás :-))

Seguimos hablando.


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Seré el primero... Es fake, antes molaba más, y nosequé de Hitler, y esto con franco no pasaba, y te has vendido al consumismo, gafapasta, fanboy, friki

    Pero desde el cariño, que sabes que ailobllu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Gracias por la visita y el comentario: un placer.

      Antes molaba más... Puede ser: la verdad es que era un diseño híper sencillo, pero con los años, soy muy peculiar, se me empezó a hacer cansino.

      Lo cierto y verdad es que quería cambiarlo desde hace algún tiempo: vendrán sub-versiones con cambios (como el tipo de letra: para esto soy también bastante rarito) o la distribución de contenido.

      Lo bueno es que ahora el blog está construido desde una base escalable (todo funciona de coña en cualquier dispositivo): el tema de los elementos, si aprendo cómo hacerlo (como colapsar la barra lateral por defecto) son cosas con las que habrá que ir trasteando.

      Gracias por el feedback: ailobiutu :-))

      Eliminar
    2. Yo si eso te contesto cuando tenga tiempo de navegar. Así de pronto, si no lo llegas a decir, no hubiese notado el cambio porque es muy parecido al estilo anterior....

      Yo tb estuve trasteando con el formato, pero por ahora no me ha convencido nada de lo que he visto....así que por ahora, me quedo como estoy...

      Eliminar
    3. Buenas,

      Gracias por la visita, el comentario y los deberes que te has marcado.

      De momento, me gusta la velocidad del blog, aunque la fuente continúa dejándome un extraño sentido (me encanta, por una parte, pero no la noto lo suficientemente cómoda).

      Esta mañana, Google me ha mostrado un recurso para analizar el blog, además de darme "briconsejos" para optimizarlo (habrá que echarle un vistazo, aunque, en general, se comporta bastante bien).

      Un saludo y, de nuevo, mil gracias por la visita y el comentario :)

      Paquito.

      Eliminar
  2. Buenos días,

    A mi la verdad, eso de trastear con el blog, admito que lo tengo un poco abandonado, desde el momento en que la vida familiar te absorbe horas y mas horas, y las anécdotas desde la Rubia Albión han dejado de fluir.

    No obstante, ya tengo alguna que otra idea dando vueltas en mi cabeza, otra cosa es que al final la materialice.

    Antxon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Mil gracias por la visita y el comentario: todo un placer.

      Entiendo la situación: es ley de vida y es normal, así que tranquilo.

      Crea un blog y juguetea con los formatos: cuando encuentres algo que te guste, entonces aplícalo a tu blog y a correr.

      Una vez más: sabiendo lo ocupadas que están las vidas de las personas, para mí es un honor que, simplemente, alguien lea esto y me dé su opinión.

      Como Lina Morgan: "Agradecida y emocionada, solamente puedo decir: gracias por venir!" :-))

      Eliminar
  3. Cambio, mal, odio, queja aleatoria sobre que antes era mejor, comparación fácil con Hitler (has dicho fachada, se te nota el tufillo dicatatorial).

    Coñas aparte, me gusta el cambio de diseño, pero la letra tiene un problema: Dejamos de usar monospaces en libros por velocidad lectora. Cuando aprendes a hacer lectura rápida, cada letra tiene su "cadencia" y esperas que ciertas palabras ocupen más que otras. Las monospace van por número de caracteres y rompen esa cadencia.

    Has pedido opinión, así que aquí la tienes: Cambia la fuente por una arial o serif, son más agradables de leer.

    O comic sans, pero eso es por joder.

    Si pones el blog en comic sans lo leeré aunque me duela sólo por reconocerte el esfuerzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta: que me den cera (he envidiado siempre a los blogs que tienen trolls: aunque molestos, no dejan de ser un reconocimiento a la sabor de los escribas :-)).

      Lo de la fuente está claro: me encanta la courier, pero en el blog me está chirriando (por las noches, en la oscuridad, me dedico a jugar con ella, con las manos por encima del edredón, eso sí :-)).

      Si te casco la comic sans, llama a los servicios de emergencia: habré perdido la cabeza :-))

      Mil gracias una vez más por pasarte por aquí y, por cierto: arregla el sistema de comentarios en tu blog, que me casca cuando te intento contar alguna milonga :-))

      Paquito.

      Eliminar
    2. Eres el único que tiene problemas con ello, voy a ver si puedo reproducir el error creándome una cuenta de blogger y comentando como tal.

      Eliminar
    3. Si tuvieras en un blog (ejem ejem) alguna fórmula de contacto (crea una cuenta de correo exclusiva para el mismo o algo así, nene) te habría mandado pantallazos del error, con una descripción exacta de los pasos y el resultado.

      Que mira que lo pones difícil para contactarte :-))

      Eliminar
    4. Acabo de tropezar con tu comentario en la última entrada de Wardog y el mundo. Que sepas que me metí profesionalmente en la informática por su culpa.

      Eliminar
    5. Buenas,

      Curiosamente, no sé cómo, Wardog reapareció en mi Feedly hace un par de meses.

      Leyéndolo (no sé cómo llegó a mi RSS) recordé tantas y tantas cosas que, a lo largo de mi carrera, me he ido encontrando en el camino (lo del consultor es para enmarcarlo :-)), de ahí que, quizás, le dejara un comentario.

      Ves? Ahora me lo voy a tener que releer... Si es que me liáis, copón :-))

      Eliminar
  4. Yo me compré el libraco en papel. Se inspira bastante en Simon Travaglia, pero Wardog me resulta muchísimo más divertido, una vez tuve que levantarme e irme porque me estaba ahogando de la risa, pero no podía dejar de leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas,

      Le debía un email, así que allá vamos.

      Tendré que guglear al amigo Travaglia: te aseguro que su homónimo hispano me ha provocado carcajadas (repito: el episodio del consultor estrella es para que lo enmarquen y lo hagan de lectura obligatoria en las empresas donde estén pensando recurrir a consultores de este tipo).

      Mil gracias una vez más por la sugerencia y un cordial saludo.

      Paquito.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click