Sinterklaas - ¿Por qué es polémico?

Muy buenas:

Hace unas semanas, la bloguera dicharachera, nos regalaba un muy interesante post con una pequeña explicación sobre el episodio de este año alrededor de la polémica con la celebración de Sinterklaas.

Sinterklaas no es un personaje nuevo en la historia de este blog (aquí tenéis algunos de los posts donde he hablado del tema) y, desde luego, es uno de esos asuntos que, todo blog de toda persona viviendo en Holanda, más tarde o más temprano, se toca al describir la realidad de la vida y la cultura del país en el que vivimos.

Por tanto, entiendo que sabrás (y si no, hacemos un rápido resumen) que, "Sinterklaas", es el El Papá Noel (San Nicolás, Santa Klaus) de los holandeses, que viene en barco desde Madrid y que tiene un ayudante que le acompaña, llamado "Zwarte Piet", "Pedro el Negro" que, debido a la forma en la que se configura el personaje (cara pintada de negro, labios rojos, con pelo rizado, ropajes casi de la época de los tercios españoles y una forma de hablar con acento de Surinám y con ciertos dejes propios de una persona con un ligero retraso mental) configuran un personaje polémico que, a lo largo de los últimos años, llevan ya a casi un cuarto de la población holandesa a aceptar que, quizás, el formato actual del ayudante deba ser cambiado, evitando así connotaciones racistas y demás.

La bloguera dicharachera es difícil de batir en la calidad de sus posts, ojito ahí, (y recomiendo encarecidamente pagarle visita con el link ofrecido), pero, en este caso, "por una vez", quizás podamos elaborar un poquito más la cosa y, en este caso, no por mérito propio, conste, sino a través de una fuente que he descubierto hace unos días...

Los que me conocen y llevan por aquí un tiempo, saben que soy un fan declarado del show "Last Week Tonight with John Oliver", un programa semanal de la cadena de cable HBO donde, en cada episodio, elaboran un tema en particular con un alto grado de detalle en un tiempo razonable (entre 20 y 30 minutos).

El caso es que, entre Youtube, Netflix y una vida por vivir, al final a uno le queda poco tiempo para recurrir a otras fuentes de información o conocimiento, pecado capital que, en este caso, me ha llevado a no conocer la versión holandesa de dicho show estadounidense, llamado "Zondag met Lubach" ("Domingo con Lubach" en castellano, siendo Lubach el presentador del mismo).

Emitido por el Canal holandés NPO - VPRO, tiene un formato similar al americano y son, entre otras cosas, responsables de la famosa campaña satírica internacional donde, un montón de países, incluyendo el programa de Buenafuente en España, crearon vídeos diciéndole a Donald Trump que sí, que América iba en primer lugar, pero que, en la versión de cada país, ellos iban segundos.

El domingo pasado, finalmente, decidieron tocar el tema de Zwarte Piet y, de forma sencilla, clara y concisa, examinaron el asunto, incluyendo las actidudes de un gobierno que, mientras que va de duro con la defensa del orden y demás, mira hacia otro lado con, entre otros, la gente que en la región Frisland cortó una autopista para evitar que unos manifestantes fueran a una de sus ciudades a protestar contra esta tradición.

El reportaje muestra además lo que resulta una división aplicable a casi cualquier país del mundo entre las zonas urbanas y las zonas rurales (lo que en Holanda se conoce como "El Randstad", para los primeros, y "la provincia" para los segundos).

El reportaje está en holandés PERO, tranquilidad, no salgáis corriendo, tiene subtítulos en inglés (los podéis configurar dándole al icono de la tuerquecita que se muestra al pasar el ratón por el vídeo, en la esquina inferior derecha).

Como poner los subtítulos en inglés en Youtube

Merece la pena, si tenéis un ratito, sentaros, miradlo y, simplemente, adquirid un poquito de contexto toda la polémica desde un análisis divertido, sereno y conciso, de un aspecto de la cultura y la sociedad holandesa que trasciende la mera razón, una vez que, sobre todo, toca la infancia de los adultos y el presente de los niños de este país.



Disfrutadlo tanto como lo he hecho yo: un somero repaso a uno de los temas más controvertidos y recurrentes que recorren la realidad cultural holandesa a través de una sus tradiciones más íntimas, explicada y analizada con humor, sí, pero con una certera visión crítica de qué, quién y por qué.

Un abrazo y hasta la próxima :-)


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. La reportera a la que mencionas, está hasta el potorro del tema del Pit, y a estas alturas le da lo mismo que sea Zwarte, Witte o Rode, con tal de que se callen ya de una vez y discutan de algo nuevo. No obstante, seguro que la reportera esa se ve el link este :D

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Ámsterdam: ese parque temático

Riphagen: el cazador de judíos

Wannacry - El virus que la lió parda

Vacaciones

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada