Los "Dueños" de la Red

Nota: este artículo se escribió en 2008, pero se quedó en el sueño de los justos, no sé muy bien a razón de qué, y nunca fue publicado... Ha estado "en la bodega" cerca de 9 años, así que, creo, es la hora de darle salida (tengo cincuenta y tantos artículos en la misma situación: me parece que va, o bien nos va a tocar una temporadita de posts "Reserva" o, quizás, en algunos de ellos tendré que, simplemente, borrarlos=.

Disfrútalo.


Buenas,

Llevo varios días pensando en escribir ésto pero, aunque al principio pensé que debería ser sólo una reflexión privada, he decidido hacerla en voz alta: creo que es la hora de decir lo que pienso al respecto de un asunto que me llama la atención...

Todo empieza hace unos días, revisando Technorati, donde veo que un blog me menciona y, llamado por la atención, decido hacerle una visita para ver qué dice sobre mi...

La sórpresa es mayúscula y desagradable: el tipo me dedica un post descalificándome, llamándome spammer (vamos, que me dedico a visitar blogs para simplemente atraer tráfico hacia aquí, como si yo vendiera algo o Dios sabrá qué) y, como no, declarando su odio hacia mi...

No me conoce, no sabe quién soy ni que pienso, pero el tipo afirma odiarme...

Decido pues dejarle un comentario de la forma más educada posible: en el mismo periodo, gracias a Analytics y un par de herramientas más, detecto que un par de comentarios de tipo hostil que me dejan en el blog provienen a partir de su entrada en su blog... No los censuraré (no censuro comentarios salvo que sean, aquí sí, puro SPAM) y, en cambio, les responderé con educación, dándoles siempre las gracias por su visita y por su comentario...

Me gusta visitar blogs de todo tipo: creo que está bien aprender y leer de todo (enriquece nuestra visión del mundo) y, al mismo tiempo, guiado por mi sentido de la gentileza (insisto, criterio personal) suelo dejar un comentario (me encanta recibir comentarios y, de la misma forma, me gusta dejarlos a mi)...

Por deformación casi profesional, al escribir un comentario, suelo firmarlos como si fueran un e-mail pero creo que el tipo tiene razón: al dejar en la firma mi URL se puede entender que estoy haciendo SPAM y por ello dejo de hacerlo (cuando alguien tiene razón lo suyo es dársela, como así le confieso en mi comentario... Es lo justo ¿Verdad? :-))...

Pasan los días y veo otro comentario del estilo en otro sitio... El entorno suele ser el mismo: detecto la red principal (un blog español)... Visito y dejo comentarios en varios blogs de varios países del mundo: en ninguno de ellos ha habido nunca el más mínimo problema...

Salvo en un blog español... ¡Qué curioso!

Todas las personas que me conocen saben que me gusta incentivar la creación de blogs: el tener una voz en el mundo y que otros puedan escucharte, compartir (o no) tus opiniones, pero al menos dejar constancia de las cosas que piensas... Creo que es sano que en el mundo podamos dar nuestros puntos de vista y, sólo cuando uno lee lo que el no poder postear libremente supone (en el caso de una bloguera española que está ahora en China y descubre los problemas para poder mantener actualizado un blog que empezó cuando vivía en Estados Unidos), nos damos cuenta del privilegio de disfrutar de la libertad que poseemos...

Los "Dueños" de la Red (como he querido llamarles aquí con cierto sentido del humor) son el grupo de personas que se creen con derecho a definir lo que uno puede o no hacer en la red: existen convenciones de comportamiento en Internet (por ejemplo, escribir en mayúsculas significa gritar y no se debe) que tratan sobre cortesía y creo que esas cosas ayudan a hacer más nítida la conversación (no entran en el contenido, sino en el continente).

Pero en cuanto "unos pocos", a partir de su actitud o de su forma de tratar a los demás, pretenden imponer lo que uno puede o no decir, lo que tiene uno que decir o no decir, sobre si uno escribe en un sitio o en otro, entonces llega un punto en el que me canso...

Es decir: ahora.

Curiosamente (como digo) sólo me ha sucedido con españoles... ¡Qué curioso! Ahí los tienes: los Quijotes, "los inventores de Internet", "los más listos" (ellos estuvieron antes que tu: ellos son "los originales", "los auténticos")... Aquellos que de pronto se creen "los amos" de la Red y determinan quien puede escribir (o no) en determinados sitios (que, ojo, ni siquiera son suyos) mientras que en el resto del mundo se intenta que la "conversación global" (eso que en español hemos dado en llamar "la blogosfera") se amplíe lo máximo posible, un grupo de listos dice que no, que eso mejor lo hacen ellos, que los demás "no tienen nada que decir" o simplemente despreciar lo poquito que ellos puedan aportar...

Son los mismos (como he escuchado alguna vez) que dicen que el problema de la informática es que hoy en día cualquiera puede utilizar un ordenador (y eso les mortifica, sin pensar que la mayoría de ellos tienen trabajo gracias a esa democratización de la tecnología): los mismos que gruñen porque de pronto alguien desarrolla un proyecto y de pronto le va bien (la envidia: pecado de nuestra "gloriosa nación"), los mismos que reivindican toda una serie de cosas que, una vez que lo hacen ellos, tranquilamente se pasan por el forro, los mismos que sueltan insultos "porque creen en la libertad de expresión" pero a los cuales no les puedes responder (porque en sus blogs censuran las entradas que les contradicen)...

Son los "Dueños" de la Red: ellos desean pensar por ti e imponerte su pensamiento (tu no eres quien para hacer lo contrario: ellos son los listos y tu eres tonto): nunca te dirán su nombre (son perfectamente anónimos, como yo) pero aprovecharán ese anonimato no para opinar con libertad, sino para minar la de los demás...

Una vez, remitido por un blog, aterricé en un sitio donde un tipo (del perfil que os estoy hablando) puso un post echando toda la mierda que podía por la boca sobre una persona (literalmente)... De pronto (es lo que tiene publicar algo en Internet: que cualquiera puede leerlo) empezó a recibir comentarios críticos sobre lo que decía y, aquí el amigo se quitó la máscara, hizo lo que Dios le dio a entender lo que era "la libertad de expresión": se puso a censurar todos los comentarios, alegando que su blog no era democrático, que él decía lo que le daba la gana y al que no le gustara, pues nada, a rezarle a la virgen...

La cosa tomó un punto cómico cuando alguien le increpó algo (no recuerdo muy bien el qué) y el personaje respondió que tenía un IQ (Cociente de Inteligencia) de 185 (el IQ medio es 90) y que además pertenece a MENSA (una organización de gente con IQs por encima de 130) y que claro, con semejante IQ nadie le podía enseñar ni decir nada, oh glorioso máster del universo...

Hasta que alguien le respondió que le diera su # en MENSA para hablar en privado con él a través de un sistema de mensajes interno que esa organización pone a disposición de sus socios... Entonces el tipo (¿Bajarse de la burra? ¡Jamás!) empezó a decir que si no que tal, que si la abuela fuma, que si él no pertenecía al mismo MENSA que él y bla bla bla...

Antes de acabar de escribir éste post, dejaré bien claros 3 puntos que, además, determinan el espíritu de este espacio y que creo que deberíamos discutir entre todos (a mi me gusta hablar con la gente y discutir las cosas):

  1. En éste blog (salvo SPAM publicitario e insultos) no se censura a nadie: incluso comentarios de tipo religioso (con post dedicado incluido) fueron respetados (otra cosa es que comparta o no tu opinión, pero tienes todo el derecho del mundo a darla).
  2. Firma tus posts si quieres con la URL de tu blog, de tu página Web o de tu club de Ganchillo: me gusta conocer blogs (y lugares) nuevos, visitarlos y leerlos (y, si me gustan, añadirlos a mi lector RSS) y quizás también a los visitantes que lean tu comentario... Aquí no se juzga eso (se juzga si eres un spammer profesional o si insultas a alguien pero el contenido del mensaje o el cómo construyas el mismo da exactamente igual).
  3. Opina lo que quieras: eres libre de hacerlo. Incentivo, además, el diálogo entre los visitantes: da tu opinión libremente (pero ya sabes, sé respetuoso).

Estoy cansado de tanto ego inflado por el anonimato y la cobardía: los "Dueños" de una Red que jamás te dirían a la cara lo que piensan pero que, escondidos bajo un sobrenombre, actúan como justicieros de no sé sabe muy bien el qué (a la gente le encanta atribuirse propiedades que nadie les concede)...

Eso es todo: ¡Amsterdam Prevalece!


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Jamás se me había ocurrido rastrear la red en busca de gente que hable de mí...se considera esto ser auto - stalker o algo así? Pero como soy una cotilla, voy a ver qué es eso de Technorati y si aún funciona...

    Respecto a tus puntos, yo empecé no censurando a nadie (y borrando spam a posteriori) pero desde hace un tiempo activé la moderación. Razón sencilla, tengo "un amigo" por las redes que está un poco "pallá" así que tengo que tener mucho cuidado con lo que escribo (detalles) y tengo que controlar que los comentarios no incluyan detalles personales. Además, el amigo tiene unas idas de olla tremendas, y si aprobara todo lo que intenta publicar, mi blog se llenaría de manías persecutorias y demás. Y no estoy por la labor de ser plataforma de difusión de mierda potencialmente nociva.

    Creo que tampoco he tenido nunca que censurar comentarios ofensivos...

    Por otro lado, a mí me gusta que la gente firme con link a su blog, porque me gusta descubrir blogs nuevos, y porque me gusta entender un poco más sobre como piensa la gente que me lee :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Sucedió en 2008: en cuanto empecé a ver comentarios raros, hice mi CSI y ahí lo encontré (no sé si Technorati sigue existiendo: en su día, tenías que registrar para obtener estadísticas, indexing y cosas así).

      Sí que entiendo tu situación: no es normal, de ahí tu reacción.

      Si a mi me sucediera lo que a ti, quizás intentaría hacer algo (tu solución es la más sencilla, sin duda): no lo sé.

      Y con lo de las firmas: estoy completamente de acuerdo (al final se trata de visitar las páginas de otra gente y conocer lo que hacen :-)).

      Venga: que voy contestando a todos tus comentarios.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click