Entradas

De eso va el rollo

Buenas:
Seguimos confinados: obviamente la situación tiene muy poco que ver con la que tuvimos hace unos meses y con la situación hace unas semanas.
Dicho lo cual, la vida sigue su camino y, en la rutina, volvemos poco a poco a los viejos hábitos, a veces buenos y, a veces, no.
Una de las cosas que observo en las últimas semanas es el comportamiento del personal con respecto a las diferentes recomendaciones que, en mi caso, el gobierno holandés emite, por aquello de intentar controlar la situación y que no se nos vaya de madre.
La realidad es mucho más tozuda: aunque en general intento ir al supermercado lo menos posible y, siempre, a última hora, cuando ya no hay nadie, hay momentos en los que, por hache o por be, no puedo hacerlo y ahí, en esos momentos, es cuando voy a una hora normal, en un día normal (un sábado después de comer).
Es curioso como las cosas han cambiado de perspectiva: lo que hace unos meses sólo era una escena cotidiana en nuestras vidas, de pronto se tornan en extraña…

Recuerdos y situaciones divertidas durante el confinamiento

Una de las cosas más extraordinarias que poseemos, como seres vivos, es la capacidad para construir rituales de diversa índole, todas ellas encaminadas, en el fondo, a crear un cierto sentido de la seguridad y el orden en nuestra existencia.
Como es lógico, en los tiempos de pandemia que estamos viviendo, toda una serie de rutinas y comportamientos recurrentes aparecen y desaparecen, buscando, de alguna manera, la fórmula para sentirnos dueños de un entorno que, por hache o por be, sentimos que nos sobrepasa.
Piensa por un instante cómo era tu vida a principios de este año: todo iba como casi siempre, quizás para algunos de forma positiva o, para otros, con altibajos por tales o cuales motivos.
Entonces, llegó el dichoso COVID-19 y todo se fue al garete.
Meses más tarde, esa situación, absolutamente excepcional a la que tuvimos que amoldarnos (y que nos dará mucho juego dentro de muchos años, cuando contemos la batallita a quien nos la quiera escuchar), casi de la noche a la mañana, es ah…

Aislamiento, Confinamiento y rutina

Buenas:
Ha pasado un tiempo y seguimos más o menos como la última vez: hace seis meses que trabajo desde casa, la poca vida social que tenía antes se ha reducido a casi cero, no blogueo, porque tengo un agotamiento mental curioso y que ya me empieza a preocupar (sobre todo lo de escribir en castellano: poco a poco, el inglés se va apoderando de mí, por cuanto es el idioma en el que estoy pensando, escribiendo y hablando todo el día). y la vida, como iba diciendo, se acelera, dentro de esta extraña situación.
Espero que, según leas estas palabras, tanto tu como tu familia, amigos y demás estén bien: es un tiempo extraño, sobre todo para aquellos que tenemos vidas en lugares lejanos esperándonos, cuando alguien te manda un mensaje o, cuando simplemente preguntas a la gente que cómo va todo.
Una de las cosas más extrañas que estoy viviendo estos meses es la cantidad de llamadas telefónicas (a través de WhatsApp o de Facetime: la llamada telefónica de toda la vida ha muerto) que hago últimam…

Bloguear en tiempos de Pandemia

Buenas: 2 meses más tarde y unos cuantos kilos más encima, ya va tocando escribir algo (sea lo que sea, corto o largo, tenga coherencia o no).
Espero que, en primer lugar, estés bien y, contigo, tu familia, tus amigos y tus compañeros de trabajo.
Creo que pocas veces en nuestras vidas pronunciaremos esa frase con mayor sentido.
Ha sido un confinamiento largo y, en mi caso, lo seguirá siendo (no me esperan en la oficina hasta, como muy pronto, Agosto y, como muy tarde, quizás el año que viene).
Las primeras semanas, sobre todo a nivel trabajo, lo pasé mal: acostumbrado a trabajar un día o dos por semana desde casa, saltar de pronto al tele-trabajo todos los días, sobre todo en la coordinación de personas y proyectos, ha sido un movidón.
Soy así: trabajando con gente, el punto de la oficina es la cantidad de serendipias que suceden en el día a día, al ir a comer, al ir a tomar un café, al levantarte de tu mesa de trabajo y ver el rostro de alguien que, de pronto, te recuerda tal o cual cosa.

Coronavirus en Holanda - Primer día de pseudo aislamiento

Imagen
Muy buenas:
Hace un par de posts, explicaba cómo la situación empezaba a tomar cuerpo aquí en los Países Bajos con respecto al coronavirus.
Las tibias medidas, que se tomaron inicialmente, tornaron pronto "un poquito más fuertes" cuando las autoridades médicas requirieron al gobierno que reculara y ordenara el cierre de colegios e institutos de secundaria (salvo para los hijos del personal médico y servicios esenciales en este tipo de crisis).
En el momento en el escribo estas palabras, (Lunes, 16 de Marzo de 2020), hace una hora que el primer ministro, Mark Rutte, se ha dirigido a la nación en una intervención televisada, la primera que hace un primer ministro holandés desde 1973, cuando su homólogo de la época, el laborista Joop den Uyl, se tuvo que poner delante de la cámara y explicar eso de "la crisis del petróleo" que dejó a un país (y por extensión, a medio planeta) completamente paralizado.
De aquella época, si conoces a alguien de una cierta edad, te puede…

Pedir perdón en el país de la soberbia

Nota: este artículo se quedó en el tintero antes de que el dichoso coronavirus hiciera su irrupción en nuestras vidas, así que algunas partes están revisadas.

Buenas:
Es curioso ver cómo ahora, en perspectiva, ciertas cosas no sobreviven bien una pandemia, pero ya que estaba medio escrito y, con eso de la auto-cuarentena, queda tiempo para pensar, pues nada mejor que terminar posts que, a lo largo de los años, se han ido quedando atrás (“darle salida al género”, que lo llaman :-)).

El título tiene varios significados para mí hoy y viene a colación gracias a una noticia que me deja un extraño sabor agridulce.
El gobierno holandés, finalmente, ha pedido perdón por la colaboración y el rol que desempeñó durante la deportación de judíos de Holanda hacia los campos de concentración.
La noticia (en inglés), la puedes leer haciendo clic aquí.
La parte interesante del asunto se resume de la siguiente forma: desde la compañía nacional de ferrocarriles NS, que se benefició de contratos para fac…

Coronavirus - Una perspectiva desde Holanda

Imagen
Hola:
La cosa está como está, así que supongo que, si estás leyendo esto, ya habrás aprendido un montón sobre el bichito en cuestión y todo lo que está sucediendo en el mundo alrededor de la propagación del virus "CO-VID-19".
En primer lugar
Desde hace días, mi papel en los diferentes ámbitos de mi vida ha sido el de intentar mantener la calma y contextualizar todo un montón de cosas sobre lo que está sucediendo.
Por circunstancias de mi trabajo, tengo contacto con básicamente todos los países de la Unión Europea (incluyendo al Reino Unido, hasta que el Brexit finalice) y, desde hace unos días, con Italia en particular.
La situación allí es, curiosamente, de normalidad dentro de lo que es un cuasi estado de excepción: los italianos están demostrando un enorme grado de civismo y paciencia, signo de que, por muchos clichés que se pongan a según qué lugares del mundo, la realidad demuestra la falsedad en algunos de ellos.
Pero esto no va de Italia
Esto no va de ese país porque, …