Entradas

Una semana de mi vida

Lunes Empiezo el día temprano, no sé muy bien cómo, porque últimamente me levanto tarde, pero decido empezar la rutina y, cuando me quiero dar cuenta, ya estoy duchado, vestido y delante del ordenador del trabajo leyendo correos electrónicos. Entre correo electrónico por aquí, reunión por allá, charlas en el software de mensajería instantánea entre tal y cual colega, pasa el tiempo y es la hora de la comida: en las reuniones virtuales básicamente he estado escuchando, he hablado en unas cuantas y he liderado un par. Bajo rápido a la cocina, pongo el Tupper en el microondas y me pongo a escuchar las noticias (ya queda menos para que el nuevo presidente de Estados Unidos jure su cargo). La tarde es también una locura y otra vez, sin apenas percatarme, ya ha llegado la hora a la que, se supone, mi trabajo termina pero, esta vez, desde hace muchísimos años, decido hacer caso al reloj y cerrar el ordenata. Como algo rápido para cenar y me pongo a ver un episodio de "The Queen's Gam

Aquellos que no conocen su historia...

He tenido unas semanas de locura y hoy, al abrir "el cacharrito", me he encontrado este artículo, que dejé escrito hace unas semanas, pero que nunca llegué a publicar. Hasta hoy.

Cuidado con lo que instalas

Buenas: En el anterior artículo te hablaba de cómo una serie de redes de publicidad habían básicamente estafado a Uber cerca de 100 millones de dólares a través de la instalación de aplicaciones en teléfonos Android para fingir que los usuarios estaban buscando la aplicación para usarla en primer lugar. Una de las cosas que me llevan al famoso "jardín con muros" de Apple es que, algunas cosas (no todas) son más complicadas de hacer que otras, sobre todo desde el momento en el que el creador de los elementos físicos que corren el software son los mismos que diseñan ese software en primer lugar y donde, muchísimo más importante, su modelo de negocio no se sostiene en la recopilación salvaje y agresiva de la mayoría de aplicaciones o servicios que, actualmente, utilizas de alguna forma u otra. No te líes, Paquito... Al turrón, que me voy por las ramas... El año pasado, con todo el dolor de corazón del mundo, he seguido el caso de dos pequeñas aplicaciones (extensiones del navega

¿Quién merece una cama en cuidados intensivos?

Actualización: un día después de escribir esto, los parlamentarios holandeses han empezado a cambiar de opinión (al final del artículo te pongo un link con el artículo en inglés donde se explica). Aún así, gran parte de este post es perfectamente válido (porque refleja lo que hay detrás para que según qué personas tomen según que decisiones con según que elementos de juicio).

La gran mentira de la publicidad online

Buenas: Con eso de que estoy de vacaciones, estoy DEVORANDO información como si lo fueran a prohibir, con el aliciente de que, entre que estoy trasteando con el nuevo cacharrito (que me tiene enamorado), tengo el tiempo suficiente para digerir las cosas de forma racional y, de paso, escribir un poquito más en el blog. Al turrón, que te lías Resulta que esta noche, leyendo una página de noticias tecnológicas llamada " Hacker News ", descubro una conversación en Twitter , donde se habla del contenido de episodio de un Podcast, llamado "Marketing Today", publicado en Febrero de 2020, donde un antiguo empleado de Uber, que se encargaba en su día de  entre otras cosas, el tema de marketing y publicidad online, desvela como después de analizar el comportamiento de su estrategia publicitaria online, descubren como casi dos tercios de un presupuesto total de 150 millones dólares es básicamente tirado a la basura por redes de anuncios que utilizaban todo tipo de estrategias

Cuando redescubres tu antiguo trabajo

Buenas: ¡Feliz año nuevo en primer lugar! Espero que estés bien, sano y que 2021 sea un poquito mejor que 2020 (yo creo que el nivel está tan bajo que, si no hay una catástrofe, tipo meteorito, con poco que hagamos estaremos fantásticamente bien). En estos días, mientras intento disfrutar de unos días de descanso, estoy estudiando, leyendo y trasteando con cosillas, por aquello de mantener la mente ocupada y por saciar esa eterna sed que la curiosidad le da al cerebro. El caso es que, esta noche, mientras estaba estudiando, me acordé de pronto de "mi otra vida" y, a partir de ahí, un pequeño viaje virtual tomó su camino y me llevó hasta este momento, donde estoy dispuesto a contártelo. Cuando todo esto era campo... Esa frase, no sé si en tu país se utiliza, la he escuchado mil veces en el mío para describir una situación donde, en el pasado, lo que sea que tienes delante, no existía. El caso es que, en el mundo virtual, hace muchos años, casi todo era campo y, curiosamente, e

Pérdida de peso durante la pandemia - Parte 4

Si quieres leer la tercera parte, haz clic aquí . En el capítulo anterior, hablábamos del cambio de costumbres que, poco a poco, desembocaron en una mejora en mi salud y, sobre todo, en pérdida de peso. El último ingrediente en la ecuación del cambio en mi vida es la alimentación: en ese artículo, no sin un gran sentido de la ironía, ponía un vídeo de la película "Matrix", donde los protagonistas, una vez que escapan de la simulación, se alimentan de una especie de pasta blanquecina que, aunque no sea la cosa más apetecible del mundo, resulta que cumple su función principal, esto es, ofrecerte todos los nutrientes necesarios y adecuados para tener una vida sana. Esta idea volvería a mí debido a los problemas alimentarios que tengo desde hace un par de años , donde mi estómago, a partir de una infección bacteriana decidió que, desde ese momento, ya no podría comer toda una batería de cosas que, para el común de los mortales, forman quizás parte de su día a día. En aquella époc