Entradas

El bloqueo - Parte 2

Si quieres leer la primera parte, haz clic aquí.
El momento de la verdad llega: el proyector muestra el título de la presentación con el caso práctico que, al igual que a mí, los otros candidatos han tenido que preparar para defender su idoneidad para el puesto.
La Powerpoint, como comenté en la primera parte, se hace el sábado anterior, por la noche (si no recuerdo mal, me puse con el sobre las once y terminé sobre las dos de la mañana): la forma en la que decido afrontarlo es escribiendo las líneas básicas que sustentan el problema para, a continuación, ir ofreciendo respuestas, cuando las tengo, o preguntas, en los puntos sobre los que no estoy seguro de qué se puede hacer.
Unos meses antes, en un ejercicio similar para otra posición, me paso de listo y no sale bien (en mi defensa, unas semanas más tarde, cuando me dan la mala noticia y se le argumenta por qué no obtendré la puesto, el responsable de la misma, ofreciéndome lo que el considera un buen símil, acaba con un rapapolvo …

El Bloqueo - Parte 1

Imagen
Buenas,
Ha pasado algún tiempo y eso, para empezar, no es buena señal (la sequía mental ha sido pronunciada).

Para empezar: ¡Feliz año nuevo! Espero que hayas tenido una buena y tranquila Navidad en compañía de aquellos que, en esas fechas, reaparecen en nuestro presente para recordar nuestro pasado y darnos esperanza en el futuro.
Hoy la cosa va, precisamente, de qué ha pasado exactamente estos meses: he apetecería haber escrito sobre otros temas, pero hoy esto va de mí, así que ponte en posición de "me va a dar una chapa clamorosa", porque hay que condensar varios meses de sucesos.
Marzo de 2018
Al final del primer trimestre del año, se produce un cambio en mi trabajo: mi jefe nos anuncia, en una reunión de departamento, que ha decidido volver a su país, así que gracias por todo y luego ya si eso.
Su sucesor, alguien a quien más o menos conocía de vista y al que nunca había tratado personalmente, le releva sin muchos aspavientos y una nueva andadura se pone en marcha.
Mi p…

Sobre Plagios, Tesis y demás

Imagen
Muy buenas:
Desde hace un par de semanas, el blog se ha vuelto a inundar de visitar gracias a lo que yo llamo "El Efecto Netflix", que es lo que sucede cuando dicha plataforma ofrece películas holandesas en su catálogo que, en este caso, he tenido el placer de ver y comentar, casi a la vez que fueron lanzadas en los cines holandeses meses antes.
Google Analytics me empieza a enviar alertas sobre el tráfico que recibo y, por una parte, hay un cierto orgullo de saber que, este pequeño rinconcito, consigue llegar a personas de un montón de lugares del mundo y que, en la medida que es posible, intento explicar no sólo la trama principal de las películas, sino su contexto histórico, que es la parte que más me gusta.
Esto, que a priori es una cosa mía e intransferible, viene a colación de la polémica que mi país (España) está sufriendo en los últimos meses, al hilo del escándalo de los másters, y tesinas que algunos políticos dicen haber escrito, encontrando que, al final, en los…

Howick y Lili

Muy buenas:
No: el título del Post no quiere decir que me ha dado un Marichalazo, ni son términos técnicos de algunas de las cosas que escribo a veces o, simplemente, los nombres de dos personajes de alguna serie de dibujos animados...
"Howick y Lili" son los nombres de un niño y una niña de 13 y 12 años, nacidos originalmente en Rusia, de madre armenia y que, cuando tenían uno o dos años, fueron traídos por la misma a Holanda...
Estos niños han crecido aquí: no hablan armenio (una de esas cosas que sigo sin entender sobre algunas personas que deciden no dar el idioma materno a sus hijos: alguien me lo tiene que explicar algún día, pero ese no es el motivo del post), son holandeses, no tienen raíces en Armenia y, según parece, ni siquiera han estado allí...
La historia de Howick y Lili, hasta aquí, no dejaría de ser la historia de tantos y tantos miles de inmigrantes que, como yo mismo, un día salen de un país y se van a vivir a otro...
Excepto por un problema: su madre ent…

Buceando en el pasado para descubrir el presente

Imagen
Buenas:
En un apacible y caluroso domingo (nota: llevamos casi un mes sin lluvia y, Holanda, está pasando de ese verde, cuasi perenne, que cubre sus calles, a un amarillo más propio del altiplano manchego que uno podría encontrarse por España en esta época del año), buceando por la red, como siempre, reencontré una preciosa joya que hoy me gustaría compartir contigo.
La historia explica, en cierto sentido, el pasado y el presente, además de llevarme a una preciosa anécdota que, hoy, cerrará el artículo.
Esta es una batallita de la informática y de un amiguete mío, unidos ambos por, en su día, el trabajo, hoy por una amistad y por el cacharro que, cuando no peta, está ayudándome a escribir este post en el blog...
Allá vamos: disfruta...
1992
Yo tenía 13 años en 1992: fue "el año de España", lo recuerdo como si fuera ayer, por dos eventos que, durante un buen tiempo, pusieron a mi país en el mapa global.
Estamos hablando, por una parte, de la Exposición Universal de Sevilla (q…

De aquellos polvos, estos lodos

Muy buenas,
Ya hacía tiempo (parece mentira): reconozco que se me acumula el trabajo, que tengo decenas de noticias y asuntos guardados en el cajón sobre los que, en su momento, me habría encantado hablar pero que, con la dinámica de la vida, al final se quedan adormilados en ese sueño de los justos del que nos hablaban los poetas.
En esas estaba yo hasta que, esta tarde, leyendo la prensa, me aparece la siguiente noticia:
"Bruselas intenta frenar el aluvión de españoles que aspiran a euro-funcionarios"
El titular ya declara una intención interesante, pero es la lectura del artículo donde uno, que ya está un poquito mayor, con unos cuantos añitos por algunas latitudes, y viendo el percal de la forma que es, consigue sacar algunas conclusiones...
¿Qué sucede?
Sucede que, "curiosamente" (a los europeos les encanta descubrir el agua caliente de vez en cuando), entre las tasas de desempleo de los países del sur de Europa y los disparatados salarios y condiciones de emp…

Consecuencias del buen tiempo en Holanda

Buenas,
La leyenda dice que, en los Países Bajos, de cuando en cuando, un extraño y brillante artefacto de forma circular aparece en los cielos que disipa las perpetuas nubes, mientras muestra un perfecto color azul a su alrededor y una extraña sensación térmica que, para aquellos que llevan por aquí un tiempecito, les recuerda a otras latitudes...
Sí: ya estamos en Mayo y, poco a poco, empiezan a haber buenos días por estos extraños parajes de infinitos horizontes sin montañas, momento en el que las flores empiezan a crecer a lo bestia, como si de la Pampa argentina se tratara, los largos ropajes desaparecen y dan paso a ligeros vestidos en ellas, así como camisetas y pantalones cortos para ellos.
Todos los que por aquí viven, después del tiempecito pertinente que te certifica como "superviviente", además de los cambios climatológicos y naturales del entorno, hablamos siempre de como el Sol cambia el sentimiento y el comportamiento de la población en Holanda.
Así por tanto…