Old Blog - Y en esto se hizo Domingo...

Y en esto se hizo Domingo...

Creo que no soy el único que siente a veces el temido mal del "Domingo a las 5"...

Permíteme visitante esta licencia: es mi pequeño síndrome hipocondriaco ante la jornada laboral que empieza cada lunes desde muy temprano... Unas horas antes, a las 5 de la tarde del domingo exactamente, cuando los ingleses toman el té o en primavera la Plaza de las Ventas acoge sus tradicionales corridas de toros, empiezo a sentir que el tiempo se me acaba y la apatía me invade...

No te engañes, eso sí, pues soy persona alegre y de grato trato, buscando siempre el lado positivo de las cosas (que haberlo hailo, como las meigas), aunque, bien es cierto también que es precisamente en este día, sobre estas horas, mi apatía particular me invade...

Garfield no llevaba bien los lunes si no recuerdo mal y yo, como un pequeño gatito, ronrroneo ante el paso inexorable de los minutos en El Día del Señor (algún día me preguntaré quién es el tal tipo: supongo que es una de esas frases hechas que han sobrevivido al tiempo )

Los domingos me deprimen... Es tremendo... Y por más positivo que intente ser para levantarme el ánimo, más desesperanza me invade al saber que no volveré a sonreir hasta el lunes, hecho incomprensible pues se supone que estoy triste porque llega ese temido (y al final mágico y siempre sorprendente) momento.

Cruel paradoja de este curioso mundo, tan lleno de maravillas y de fantasía, de sonrisas y de lágrimas, tan fascinante, tan insólito y mágico que sólo mirarlo nos debería suponer un inmediato cambio de sentimiento y sentido a aquello que creemos que gobierna nuestra vida, y que no es más que esa utópica voluntad a la que nos aferramos para volar y sentir que algún día nuestros sueños se harán realidad...

Por tanto visitante, no lo dudes y vuela con tu imaginación... Vive este mundo mágico y nunca olvides sonreir ante las distintas situaciones que te encuentres en tu camino...

Porque, en realidad, después de todo domingo a las 5 de la tarde, te encontrarás con un magnífico lunes que querrá volver a sorprenderte.

¿O no?

Mira al mundo con otros ojos...


Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click