Old Blog - Apacible Noche Darmstaniana

Guten Abend leute! :-)

Salu2 cordiales desde una apacible y tranquila noche en el corazón de la Europa que nos prometieron en Bruselas...

Ayer hizo 5 años... ¿Quién no recuerda lo que estaba haciendo el 11 de Septiembre de 2001 cuando los aviones se estrellaron contra las torres? Yo lo recuerdo como si fuera ayer y, precisamente por eso, el tema de conversación en la cantina fue ese... Todos rememoramos lo que estábamos haciendo aquel día... A mi me pilló en París y lo tengo tan fresco que a veces me asusto...

La mente, que es una cachonda mental, es capaz de olvidar (por priorización) lo que comiste ayer pero, sin embargo, todos los eventos asociados a un determinado suceso de relevancia colectiva se graban a fuego... Lo mismo nos sucedió específicamente a los españoles con el 11 de Marzo de 2004... ¿Quién no recuerda todas las cosas que hizo aquel día? Sería raro de olvidar...

El día hoy ha sido una locura... Algunos de vosotros habréis recibido unas invitaciones que mandé ayer a través de un sistema de redes de negocio llamado LinkedIn... Si las recibís, uníos... Es gratis y una buena forma de mantener contactos profesionales... Siempre aprende uno un montón de cosas interesantes :-)

Recibí varios correos de varias personas con las que he tenido el gusto y placer de tener relación personal y profesional... Ha sido muy diver como algunos han descubierto al fin por donde ando... Una de las personas que me ha escrito pensaba que me había retirado a hacer vida contemplativa en algún chiringuito de Menorca cocinando ricos platos... Cuando se enteró de que estaba en Alemania, en cambio, sentí su sincera alegría por mi... Y eso es precioso: cuando las personas de alegran de tu dicha, es digno de ser celebrado...

Pero la vida sigue: hoy, después de mi habitual partido de baloncesto de los martes (corro como un loco y no hago más que decir tacos en todas las lenguas que se me ocurren :-)), me quedé fuera del gimnasio (jugamos Indoor, porque somos unos chulos :-)) hablando con un compañero griego y un alemán...

Es muy interesante analizar como codifican personas culturalmente distintas a nosotros las acciones que determinan nuestro destino. El compi griego, por ejemplo, que es muy majete, no procesaba porqué me había pirado de España... El alemán en cambio, siempre de forma absolutamente cortés y educada, me dió feedback sobre lo que él pensaba de España y de los españoles (bueno y malo... En lo bueno le dió en la madre y en lo malo lo clavó). Lo que dijera o dejara de decir, prefiero reservarlo en mi, por otra parte, cada vez más pequeño y agotado tintero que alimenta mi memoria...

Me pidieron feedback sobre Alemania... Y fui, a parte de brutalmente sincero (si no, no sería yo), también irónico, pues todos sabemos que las críticas, aún siendo constructivas, es mejor hacerlas con buen tono para evitar suspicacias... Pero, en general, le dije que deberían estar orgullosos de su país... Conmigo (al menos conmigo) se están portando de maravilla y es un honor para mi ser partícipe de la generosidad de estas personas que, paso a paso, van configurando mi entorno humano aquí en tierras germanas...

Por si lo estabáis dudando, ahora mismo estoy escribiendo esto a través de Linux... Me funciona muy bien pero todavía no he indagado lo suficiente... Lo que son el 80% de las tareas habituales de un usuario doméstico (correo e internet) lo cumple de sobra... Ayer precisamente me avisó de que se tenía que actualizar, así es que le dije "Dale dale" y se bajó los parches y los instaló... Sin necesidad de ir a algo tipo "Linux Update" o cosas de ese estilo (lo hace el solito :-)).

Todas las mañanas, en el tranvía, devoro la biografía de uno de mis iconos personales: Leonardo da Vinci... Una vez que me la lea os pasaré el libro y demás para que vayáis a una librería y os lo compréis (que no se diga que los españoles no leen)... Por otra parte, intento encontrar información sobre Linux, pero casi nunca tengo tiempo... Me paso el día hablando 3 idiomas e intentando comprender el 4º, que se resiste y, aunque no hay prisa, intento que no haya pausa, así es que, cuando termina la jornada, si ya me quedaba de tiempos anteriores una masa cerebral útil pareja a la del gusano de seda, creo que por las noches mi encefalograma debe estar plano como los Países Bajos... Tremendo agotamiento mental amiguitos míos...

El caso, niños y niñas, es que intento hacer un esfuerzo para publicar cosillas y contaros mis humildes andanzas en estas tierras lejanas... Si me vierais ahora mismo parecería una de esas imágenes que ponen de personas importantes sobándose en conferencias o actos públicos (esas siestas gloriosas en el hemi-ciclo del Congreso de los Diputados son carnaza habitual de los Zappings...).

Así es que, antes de irme a evocar a los dioses del paraiso de los sueños, os contaré que, ayer por la noche, las campanas de las iglesias sonaron en Darmstadt... Imagino que para rememorar la terrible catástrofe de hace 5 años... 5 años ya... Y sin embargo, como dije al principio de este humilde comentario, lo seguimos recordando como si fuera ayer...

Pero como del ayer se vive poco y el presente es efímero, esperemos con una gran sonrisa la oportunidad del mañana... Y con esa oportunidad, con la melancolía de una oscura habitación iluminada por un pequeño monitor, en un pequeño apartamento de un bonito barrio de un pueblecito del estado del Hessen, en un lejano país de cuyo nombre me acuerdo todos los días (¿O era de sus madres? jijiji... Que no... No seáis malos que son encantadores), os deseo un mañana próspero donde todas las cosas que (de corazón y con profunda voluntad) deseéis, se conviertan en vuestro efímero presente para tener un feliz pasado que recordar...

Buenas noches queridos Fraggels... Sed buenos :-)

Paquito...

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click