Los Taxis en Fin de Semana en Madrid...

Hola,

Estoy bastante cabreado (vaya por delante), pero, lo que os contaré a continuación es un hecho que he vivido este fin de semana y que, entre nos, no deja de ser otro ejemplo más de las cosas que me sacan de quicio de éste nuestro país (y, en este caso, ésta, nuestra ciudad)...

La historia...

Os cuento y os pongo en situación: viernes 22 de Junio, tarde noche en Madrid... Recibo una visita en mi casa... Después de los saludos correspondientes y una visita al cine (Shreck 3, que, entre nos, me supo a poquísimo) con reentrada final al hogar dulce hogar, nos arrancamos a darle a la blanda, a hablar y a hablar (dando garlopa los españoles somos insuperables)... Y cuando nos queremos dar cuenta, son las 2:30 de la mañana...

¡Merche me cago en la leche! Que diría Antonio Alcántara en el "Cuéntame"...

Bueno... No pasa nada: vivo en la Glorieta de Cuatro Caminos ("¡Hasta Cuatro Caminos! ¡Y más allá!") y por aquí pasan constantemente taxis, autobuses (y, en este caso por la hora, el Metro está cerrado, pero bueno :-)) así es que no habrá problemas de comunicación para que la persona pueda marcharse a su casa con toda la comodidad del mundo...

En esta parte es cuando alguien dice: "Pero mira que puedes llegar a ser tonto e inocente Josito"...

Y no le faltará razón...

¡Muy bien! Bajo a la calle y, tranquilamente, buscamos un Taxi... De momento pasan todos ocupados (es viernes por la noche, "Rush Hour" para este servicio en Madrid... Es comprensible y no hay bola de rascar ahí)... Seguimos esperando y en la Glorieta nos ponemos varias personas, cada grupo en sitios distintos, a esperar que un Taxi ilumine nuestro destino con la lucecita verde...

Y aquí es cuando empieza "Matrix" (lo de la lucecita verde en este caso me viene al pelo para hilar) y mi correspondiente cabreo...

Empiezan a pasar varios Taxis libres y, lógicamente, se van parando en orden de distancia según su trayectoria... Pero lo curioso es que no paran "exactamente" sino lo que hacen es detenerse, bloquear las puertas, bajar la ventanilla del copiloto y ponerse a hablar con las personas que le han reclamado...

Como he leído un rato largo a Conan Doyle y me trago además Jaus los martes, pongo la mirada característica de "espera espera: que ésta la voy a pillar al vuelo" y me pongo a deducir qué sucede... Pienso que, en realidad, lo que está haciendo el taxista es verificar el número de personas o ver si alguno de ellos está borracho o algo así... Miro a los chavales, (son 2) y veo que ninguno de ellos tiene "mala pinta" (que ya sé que no es óbice de nada, pero ya sabemos en qué mundo vivimos) ni tampoco parecen borrachos...

El caso es que, de pronto, el Taxi arranca y se pira... ¡Y los tíos se quedan flipando! ¡El Taxi se ha negado a cogerles!

Ante mi estupor inicial, la persona que está conmigo me explica que esto en Madrid es práctica común (en especial los fines de semana) porque, "lo que hacen es seleccionar las carreras más largas... Los trayectos cortos no les interesan y simplemente se niegan a cogerte"... Me ilustra además esta afirmación con varias experiencias personales (una de ellas derivó incluso en denuncia "que no sirvió de nada" según su propio testimonio) de este tipo...

En una economía libre de mercado, no tendría nada que objetar... En el fondo es lógico: el taxista busca maximizar su beneficio y una carrera corta puede tener un coste de oportunidad contra un cliente que efectuará un recorrido más largo y, por tanto, más rentable para el Taxi...

Pero el Taxi es un Servicio Público Regulado por el Estado, la Autonomía y la Ciudad donde se desempeña esta función (función además que se desempeña a través de una "licencia" que la ciudad emite al taxista)...

Hemos llegado al punto que a mi me mola... "Licencia"... ¡Hemos dado en hueso!

Me pongo a preguntar a mi amigo Gugel, que es un cachondo y que sabe un rato largo, él cual me manda a una página güeeerrrllll de la Federación Profesional del Taxi en Madrid, en la cual, además de leerme sus estatutos y demás, encuentro la "Ordenanza Reguladora Municipal del Taxi" (a la que podéis acceder haciendo clic aquí) y en la cual leo que:

Art. 36. Los conductores que fueren requeridos para prestar servicio estando libre el vehículo no podrán negarse a ello sin causa justificada.
Se considerarán causas justificadas, entre otras, las siguientes:
1. ª Ser requerido por individuos perseguidos por la Policía.
2. ª Ser solicitado para transportar un número de personas superior al de las plazas autorizadas para el vehículo.
3. ª Cuando cualquiera de los viajeros se halle en estado de manifiesta embriaguez, o intoxicación por estupefacientes, excepto en los casos de peligro grave o inminente para su vida o integridad física.
4. ª Cuando el atuendo de los viajeros o la naturaleza y carácter de los bultos, equipajes o animales de que sean portadores puedan deteriorar o causar daños en el interior del vehículo.
5. ª Cuando sea requerido para prestar el servicio por vías intransitables que ofrezcan peligro para la seguridad o integridad tanto de los ocupantes y del conductor como del vehículo.
En todo caso, los conductores observarán con el público un comportamiento correcto, y a requerimiento del usuario deberán justificar la negativa ante un Agente de la Autoridad, cuando éste se encontrase en un lugar próximo al en que hubiera sido requerido el servicio.

Bien... O sea, que no puede negarse "sin causa justificada"... En el caso que a mi me atañe:

1. Hasta donde yo sé, la persona que estaba conmigo no tenía hasta ese momento status de "perseguido por la policía" (aunque su habilidad para dibujar tiene delito :-)).

2. Sólo iba a haber un viajero en el Taxi (y sus circunstancias, que diría Ortega y Gasset).

3. No estaba en estado de embriaguez (a pesar de que haya gente que diga que hay que estar borracho para ser amigo mío :-)).

4. Iba vestida como una persona "normal" (Sabéis cómo visto yo ¿Verdad? Bueno, pues nada que ver :-)).

5. El destino está perfectamente señalizado, asfaltado y el recorrido es imposible que supusiera peligro para el conductor, los ocupantes y el vehículo...

Pero el caso es que, hasta por 3 veces, se nos negó el servicio, con toda la tranquilidad del mundo...

¿Y qué hacer?

Creo que voy a pedirle matrimonio al Gugel porque, preguntándole, una vez más me ha dado la respuesta... En la Página Güeeeeerrrrllll del Ayuntamiento de Madrid, encuentro una sección ("Trámites y Gestiones"), donde me aparece el apartado "Taxi. Denuncias, reclamaciones y quejas" donde podéis encontrar todo lo que tenéis que hacer o a dónde recurrir si os sucede esto...

En definitiva...

En un país donde los Servicios de ADSL son DESASTROSOS (o incluso donde, al parecer, TE COBRAN POR DARTE DE BAJA), donde las empresas tratan a sus clientes con desprecio, donde sistemáticamente se pisotean tus derechos como ciudadano, como consumidor o usuario de servicios públicos, es importante que sepas cómo defenderte y, sobre todo, tomar acciones... Porque eso es lo más importante: tomar conciencia de tu poder, de tus derechos y, sobre todo, ejercerlos...

Y por cierto...

Ya que estoy, ¡Qué coño! A mi no me cogerán el viernes por la noche, pero voy a hacer lo mejor que puedo hacer en este caso: dar la máxima transparencia a su servicio...

Para aquellos que cojan Taxis desde el Aeropuerto hacia Madrid (y alrededores), aquí os pongo un link para que conozcáis los derechos, obligaciones y tarifas por barrios en Madrid y periferia...

DEFINICIÓN FUNCIONAL DE UN SISTEMA DE PREPAGO EN EL SERVICIO DE TAXI DEL AEROPUERTO DE BARAJAS

Es que yo también soy bastante gracioso...

Defended vuestros derechos... Si queréis que busque información sobre otras cosas, me lo pedís y me pongo con ello :-)

Abrazos,

Paquito: Una Noche de Furia...

Comentarios

  1. Cierto es Mr. Paquito que este pais en muchas cosas es penoso, pero también tiene cosas buenas, como el fantástico día que ha salido hoy a pesar de ser lunes, o visitar este blog recién inaugurado :)
    Gracias por tus comentarios y tu visión de la vida; sigue luchando contra las injusticias y en ná te veremos con los calzoncillos por fuera y el mantel atado a la espalda ¿vale?

    Un abrazote muy fuerte apañero!!!
    (como diría aquel... "queda inaugurado este Blog")

    ResponderEliminar
  2. Lo importante en este caso no es ya denunciar este tipo de cosas, sino, sobre todo, informar a la gente de sus derechos...

    Porque de esta historia, lo que verdaderamente me aterró fue la resignación con la que se tomaba la gente lo de que un taxi se niegue a llevarte...

    Un abrazo,

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click