Update: Lección de Marketing de los British...

Buenas tardes,

Navegar por internet es una lección constante... Miras en un lado y en otro, encuentras cosas curiosas, interesantes, sorprendentes y, de pronto, te encuentras con esto...

¿Qué bonito verdad? Lo encontré en "Atún tun tun", que es un Blog la mar de interesante (la blogosfera está llena de lugares interesantes amiguitos)...

La niña se llama "Connie Talbot" y es una joven (tiene 6 añitos) concursante de un programa tipo "Operación Triunfo" en los "IU QUEI" que, como habréis visto/observado, canta fantásticamente bien...

¡Qué bonito! ¡Salgamos todos a la calle a cantar aquello de "Viva la Gente"! Pensará alguno...

No exactamente (aquí llega mi "pero")...

Lo interesante de esta historia (de este video) no es sólo el talento (indiscutible) que tiene la niña... Lo interesante es cómo lo venden los british... Ya han decidido que es "la mejor cantante de 6 años del mundo" (escuchad bien el video) y, por supuesto, toda la escena está puesta acorde con la niña (cuya ternura, inocencia y talento, insisto, en ningún momento pondré en tela de juicio)...

Si lo observas detenidamente (en especial si has estudiado marketing), observas todo el movimiento de una producción televisiva hacia el icono... El producto es perfecto: una niña de 6 años que canta como los ángeles... Nadie osa enfrentarse a algo así... Un par de pinceladas sensibleras y ya lo tienes... Toda una sociedad adulta de rodillas ante la inocencia de una talentosa niña...

Ahora (la niña estaba/está/ha estado ¿? en la final de su concurso) que le cuenten al "Bisbal" que compita con la nena aquello del "Lo siento tío: lo tienes muy muy muy muy crudo"...

Lo vemos constantemente... La utilización de niños en el showbusiness es un referente para generar ese tipo de sentimientos... Nunca se me olvidará cuando, en París, en Agosto del 2001, vi aquel terrible anuncio del Disney Channel en la Tele (creo que ya lo he contado, pero aunque me repita, me da igual) en el que los simpáticos bambinos hacían (literalmente) de todo para conseguir que papá y mamá les pusieran en casa el dichoso canal...

Lo más "bonito" del anuncio era la parte en la que los niños mentían a sus padres y al final la voz en off del anuncio disculpaba a las criaturitas con aquello que un tal Nicolás sentenció hace unos 500 años... Todo entre mucha risa, eso sí...

Así es que, si queréis, podéis volver a ver a la dulce Connie cantar (porque, de verdad, que la cría canta de maravilla)... Pero, esta vez, observad todo a su alrededor...

A lo mejor, quien sabe, puede que de pronto el arco-iris cambia de color...

Pues eso: los british, que, otra cosa no sé, pero de vender saben un rato largo...

Un saludo,

Paquito: siempre nos quedará "Chechu" con bigote y voz de macarrilla en "Ana y los 7"... :-)

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click