Prioridades / Priorities

English below (just look for the blue text),

Buenas :-))

En primer lugar: mi compi de piso ya ha llegado. Después de unos días conviviendo con una gata, se agradece la compañía de un ser humano que te responde cuando le hablas (la gata es un encanto pero su capacidad verbal es limitada).

El título de este post tiene relación con una llamada que he recibido hoy, desde la madre patria, una llamada que he agradecido un montón y que durante un buen ratito me ha llenado de felicidad...

En honor a esa llamada, este post está dedicado a esa persona y espero que pueda leerlo (se lo mandaré para que no tenga ninguna excusa ;-)).

Nuestra vida está condicionada por la constante toma de decisiones: todos los días de nuestra vida tenemos la obligación de decidir sobre un montón de aspectos. Cosas tan tontas como la comida está llena de múltiples variables (qué cómer, dónde, cuándo, con quién o cuanto gastar son, sólo para ese acto cotidiano, algunas de las variables que debes considerar)...

Pero en realidad de lo que quiero hablar es de cómo nuestra vida está condicionada (y nuestra personalidad lo refleja) por la forma en la que entendemos dos conceptos: lo urgente y lo importante.

Básicamente existen tres tipos de personas con respecto a esto: las personas que entienden qué es importante en su vida y priorizan esas decisiones por encima de las cosas urgentes, las personas que antes de afrontar lo importante desean eliminar las tareas urgentes y por último las personas que, indecisas, se bloquean a la hora de decidir qué afrontar en primer lugar...

Soy una persona de tipo secuencial: me gusta eliminar de mi cabeza los árboles que no me dejan ver el bosque. Por ello, en mi vida (personal y profesional) he intentado siempre desarrollar mecanismos que me permitieran eliminar lo urgente lo antes posible para así afrontar lo importante sin cosas que me distrajeran pero, en honor a la verdad, con el tiempo he aprendido a, mucho más que correr como un loco, esperar y analizar para poder compaginar urgencia e importancia al mismo tiempo.

Lo curioso es que la vida está llena de eventos que nos desafían constantemente y a veces, por circunstancias de la vida, las cosas urgentes (los árboles) no nos dejan afrontar de verdad las cosas importantes (el bosque)...

Las prioridades en la vida, muchas veces, están delante de nuestros ojos, pero las prisas y las pequeñas tareas que tenemos que afrontar no nos dejan ver lo que de verdad es importante. Viajando y viviendo fuera me he dado cuenta de una serie de cosas que, con tu permiso, voy a enumerar (y que, como siempre, están abiertas a discusión: nadie tiene el 100% de razón ni nadie está completamente equivocado).

1. Todo lo que te rodea es secundario: en realidad las cosas importantes de tu vida (sólo hablo de objetos) caben en una maleta.
2. Las personas son más importantes que los objetos: si sufres porque el coche se ha rallado y no porque un amigo lo pasa mal, hay algo que no va bien.
3. No tienes tantos amigos como crees: el día que vivas lejos de ellos te darás cuenta pero, aquellos que sigan preocupándose por ti, aún lejos, cuídalos como el gran tesoro que son.
4. Recuerda que es de verdad lo que mueve tu vida y tenlo siempre claro (otra vez: no dejes que los árboles no te dejen ver el bosque).
5. Todo puede esperar: lo que es urgente volverá y lo que es realmente importante reclamará tu atención (haz la prueba: borra todos los e-mails que tengas en tu inbox y verás que lo que es realmente importante volverá).

En mi caso personal he descubierto que lo que de verdad es importante para mi es vivir tranquilo: no necesito objetos, no necesito ropa, no necesito un coche ni tampoco mucho dinero para vivir. Lo que necesito es sentir la armonía que me ofrece el sentirme tranquilo, pues de esa forma soy capaz de ser un poquito más feliz y poder darle al mundo lo mejor de mi mismo...

Pero... ¿Y para ti? ¿Qué es importante de verdad? ¿Qué es aquello que de verdad buscas en la vida? ¿Qué es aquello que hace moverte?

Un cordial saludo y, como siempre, ¡Amsterdam Prevalece! :-)

----------------- English Version ------------------

Hi :-))

First of all, my flatmate has finally arrived. After a few days living with a cat it is great to have some company from a human being who's able to reply to you when talking to it (the cat is charming, but its verbal capacities are limited).

The title of this post is related to a call I received today from the motherland, a call that I appreciated a lot and, because of that, for a while I was filled up with joy ...

In honor to that call, this post is dedicated to that person and I hope she can read it (I'll send it to send you she'll have no excuse ;-)).

Our life depends on a constant decision-making process: every day of our lives is full of a constant obligation to decide on a lot of issues. Things as silly as lunch (for example) is full of multiple variables (what to eat, where, when, with whom or how much you're willing to spend that's are only some of the variables that you have to consider for that daily need) ...

But what I really wanted to talk about is how our life is conditioned (and it reflects our personality) in the way we understand those two concepts: the urgency and the importance.

Basically there are three types of people with respect to this: people who understand what is important in their lives and prioritize those decisions over urgent things, people that, before addressing the important issues wish to eliminate the urgent tasks and, finally, people that blocked when it comes to deciding what to do in the first place (Urgency Vs. Importance)...

I am a sequential type of person: I like to remove from my head the trees in order to see the forest. Therefore, in my life (personally and professionally) I have always tried to develop mechanisms that would allow me to remove the urgency as soon as possible to face the important things without any distraction but, in reality, I have learned over the time that, more than just running like a madman, It's better to wait and see to be able to combine and analyze urgency and importance at the same time.

The curious thing is that life is full of events that constantly challenge us and sometimes by circumstances of life, urgent things (trees) don't allow us to really tackle the important things (the forest) ...

The priorities in life often are in front of our eyes, but the rush and small tasks that we have to face don't leave us see what really is important. By Traveling and living abroad I have noticed a number of things that, with your permission, I will enumerate (and, as always, they are open for discussion: no one is 100% right or completely wrong).

1. Everything around you is secondary: Actually, the important things in your life (I speak only about objects) fit in a suitcase.
2. People are more important than the objects: If you suffer because the car was shredded and not because a friend is having a bad time, something is not going well.
3. You do not have as many friends as you think: the day you live far from them you will notice it, but those who continue to be concerned about you, even being far from them, you should treat them like the great treasure they are.
4. Remember what is really moving your life and get it always clear (again: do not let the trees to hide you the forest).
5. Everything can be put on hold: if it is urgent, it will come back and what is really important will call your attention (test it: delete all the e-mails from your inbox and you will see coming back only what is really important again).

In my personal case, I discovered that the most important thing to me is to live peacefully: I do not need objects, clothes, a car or a lot of money to live. What I need is to feel the harmony that gives me the feeling of being relaxed, because in that way I can be a little bit happier and able to give the world the best of myself...

But ... What about you? What is really important for you? Which are the things that truly drives your life? Which are the things that makes you move?

Kind regards and, as always, Amsterdam prevails! :-)


Paquito.

Comentarios

  1. Hola Paquito,

    Aunque sé que no es el caso ;-), parece que el post de hoy, estuviese escrito especialmente para mí!

    Estoy en uno de esos momentos in-the-life en los que, por fin, me he parado a pensar qué es lo verdaderamente importante, porque tantos árboles me están acaparando y estresando tanto que, cuándo quiero acometer el bosque no tengo fuerzas, ni ganas, ni ná de ná!

    La semana pasada hice el ejercicio de la "rueda de la vida" (no sé si lo conoces) y cuándo ví el resultado, me quedé "con los dedos de los pié abiertos".

    Así, que he decido que no quiero seguir así y he comenzado un plan de acción personal para intentar equilibrar mi vida.

    Creo que el proceso va a ser bastante duro, y sin embargo, tengo ilusión por ello, y además, cuento con ayuda ;-)

    Espero que al final del camino, a pesar de los resbalones, caídas y demás obstáculos, me sienta satisfecho por el resultado.

    CARPE DIEM

    Un abrazo
    TB.

    ResponderEliminar
  2. Pues... respondiendo a tu pregunta... lo mas importante ahora mismo en mi vida es mi niña, bueno, mis niñasssssssssss :)

    Me alegro que estés en armonía y tranquilo, bienvenido a ese estado ¿a que es maravilloo? disfrútalo, reláaaaaaaaaaaajate!

    Un saludote apañero

    ResponderEliminar
  3. Soy demasiado joven para poder responder a la pregunta que planteas al final de tu post =)

    Ha sido terminar de leerlo...y se me han pasado cosas por la cabeza, pero eran mas objetivos que otra cosa, hacer algo con mi vida, no terminar con algo monotono...

    Y me dado cuenta, que es el tipico pensamiento de la juventud, quererse comer el mundo y hacer algo diferente, pero hasta dentro de 10 años dudo que sepa

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas Tío Blas, AlbertoJ y Witzi:

    Mil gracias como siempre por pasaros por aquí y dejar un comentario :-))

    @ Tío Blas: Me apunto lo del ejercicio de la Rueda de la Vida, pero me gusta más el saber que quieres hacer el ejercicio de buscar realmente qué es lo que quieres (recuerda: la concentración a tope).

    Si se te puede ayudar en algo, como siempre, un placer (desde la distancia uno también puede poner un granito de arena en la montaña :-)).

    @ AlbertoJ: me gusta escuchar eso. Te felicito una vez más por el nacimiento de tu hija y espero que tanto la bambina como la mami se encuentren bien :-))

    @ Witzi: como siempre, tu icono me encanta (ya te lo he dicho varias veces pero es que es así :-)).

    "No hacer algo monótono"... De momento vas muy bien: que no decaiga (recuerda esa frase que es tuya además dentro de esos 10 años que te das de plazo :-)).

    Un abrazo y mil gracias a todos de nuevo una vez más por vuestra visita y vuestro comentario.

    Un saludete desde Amsterdam,

    Paquito.

    ResponderEliminar
  5. Mira mientrás no tengas un compañero de piso que le tengas que decir " Ladras, luego avanzamos" mejor te quedas con la gata, aunque creo que no es tu caso.
    Muack! Besos ausentes desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Cinderella :-))

    Mil gracias por tu visita y por tu comentario: un placer leerte :)

    La verdad es que mi compi de piso es muy maja, la gatita se porta de maravilla y, aunque Valencia (que es tu ciudad) es preciosa, en estos días Amsterdam no tiene rival (¡Qué tiempo tan espectacularmente bueno! ¡Es tremendo! :-)).

    Un abrazo desde Amsterdam y, una vez más, mil gracias por tu visita y por tu comentario :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

El Soporte Oficial de la Familia