Ultimos días

Hola :-))

Son los últimos días en el paraíso: esta última semana me está quedando un poquito larga, ahora que no nos oye nadie, pero, ya sabéis, la versión oficial debe de ser mantenida de cara al exterior, por aquello de que "los jodíos herejes" no se me vengan arriba (que soy yo el que los soporta, no vosotros :-)).

Ahora en serio: el domingo tuve una intoxicación alimentaria... Sí amigos: al fin me ha pasado en Ejjjjjjpaña (mire ujté) y, aunque la cosa no ha ido a peor, la verdad es que me supo a mal, por aquello de que siempre presumo de la calidad de nuestra comida y nuestros restaurantes...

La parte buena (si la hubiere) fue que escribí un e-mail a la empresa responsable del restaurante y, en el mismo día, me contactaron por teléfono para ver cómo estaba y, sobre todo, entender qué había podido suceder...

Acostumbrado como estoy al "vaustéalamierda", de pronto, que las formas mínimas de la Atención al Cliente, sin duda, son un progreso interesante en éste, nuestro país :-))

Eso o, simplemente, el miedo a una posible demanda, aunque esto último, los que me conocen, saben que es improbable :-))

Más cosas: si os gusta el cine, no os perdáis la última de Roman Polanski, "El escritor", protagonizada por (tranquilas chicas) Ewan McGregor y Pierce Brosnan... Peliculón: Paquito Recomended :-))

Y si estáis por Madrid, os molan las exposiciones pero la vida está cara y no estáis para muchos dispendios, os recomiendo dos actividades culturales "gratis total" que, éste que os habla, se ha hecho como un campeón.

La primera es una exposición de fotografías de Los Ángeles tomadas por Julius Shulman... Alucinante, no sólo por las imágenes, sino por el entorno (eso de tener un espacio de exposición dentro de un antiguo depósito de agua en forma de torre, es la caña).

La segunda es el "Andén 0", la recuperación de la estación de Metro de Chamberi (la famosa estación fantasma), la cual se puede visitar ahora para conocer como era el Metro hace 60 años, una vez que la famosa estación ha sido restaurada y rehabilitada para su visita.

O sea, que ahora no tenéis excusa para visitar cosas chulas sin que os cuesten un duro (y aprovechad, porque en la Europa que nos prometieron en el Tratado de Roma, esto es muy muy muy escaso).

Todo ello sucede mientras no pierdo de vista a los señores de UPS que, según la última vez que lo consulté, tienen al nuevo iMac retenido en las afueras de París (no sé si llegará a tiempo para que lo pueda preparar: ojalá que sí :-))... Contento me tienen entre unos y otros: ¿Qué le voy a hacer? Paciencia niño: ¡Que ésto sean los mayores de mis males! :-))

Desafortunadamente quedan en el debe varias personas que, finalmente, no he podido visitar por toda una serie de motivos (mis slots de tiempo son limitados: la vida no es justa :-)) pero, eso sí, prometo revancha y, en mi próxima visita, re-priorizaré a estas personas para verlas lo antes posible (aunque el primero siempre es el primero y la última siempre es la última :-))...

A grandes rasgos, han sido unos días interesantes, pero el cuerpo ya me pide parar y volver a la rutina: lo crea o no, quiero volver a mi pequeño país debajo del nivel del mar, no por lo maravillosas y abiertas que son sus gentes, ni por su excepcional comida y su inmejorable clima californiano (nótese el tono de choteo que acompaña al párrafo, en plan Chiquito de la Calzada o gaditano guasón con un par de cubatas en su defecto :-)) sino más bien por aquello de volver a la rutina diaria, al trabajo, a ocupar el tiempo de una forma productiva y mantener al coco un poquito ocupado, que tampoco viene mal :-)).

Dicen que los seres humanos somos animales de costumbres: quizás mi costumbre en los últimos años determinan ahora mi dinámica... Necesito resistir, volver a amar a mi país desde la distancia, echarlo de menos, sentirme orgulloso de mi tierra mientras estoy lejos de ella, aunque en la cercanía, como ya sabrás, lo lleve relativamente mal (la culpa es mía, ojo, que 45 millones de personas no pueden estar equivocadas :-)).

Mira que he echado de menos estas cosas: el tiempo, eso sí, ha sido maravilloso y ahí, como siempre, mi país sabe como engatusarme: 3 semanas de radiante sol, sólo interrupidas por una tarde-noche en el que me dio por tender ropa y, ¿Cómo no? Se puso a llover (fue tender dentro de casa y paró: Murphy es un cachondo mental con su divertida ley y sus hilarantes corolarios :-)).

Sean Connery habla con acento escocés en la tele: la Televisión Digital Terrestre nos da al fin la posibilidad de ver las películas y series que más nos gustan en su idioma original... Ya no hay excusa para mejorar el punto pendiente por aquí abajo (y el que hará que las cosas cambien, lo creáis o no), que no es otro que el tema de los idiomas...

No es normal vivir en un país con un Museo como El Prado, donde la mitad de las obras están referenciadas sólo en castellano (las fundaciones privadas, o al menos las que yo he visitado, lo tienen todo en castellano y en inglés): siendo una potencia turística mundial (tercer destino turístico del mundo, ahí es nada)...

Ya que estamos en crisis, aprovechemos para intentar cambiar las cosas que no están bien para que, una vez que la cosa remonte, tengamos menos cosas pendientes (no cuesta nada y, de verdad, encima crea empleo, simplemente traducir todo al castellano y al inglés :-)).

Apenas unos días para volver por allí arriba: una parte de mi quiere volver, aunque la otra, quizás más sabia, dice que no, que mejor quedarse por estas tierras, que al fin y al cabo, nunca deja de ser el terruño de uno, por más que uno dé vueltas por el mundo, como decia Bono (el cantante, no el político :-)), a ver si encuentro lo que estoy buscando :-))

He engordado, pero me da igual: mereció la pena (sólo falta que alguien me ponga una etiqueta que diga "Jabugo Inside", como la famosa marca de procesadores para ordenadores :-))

Un abrazo: ¡Madrid Prevaleció! :-))

Paquito.

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

El cultivo de marihuana en Holanda

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El Soporte Oficial de la Familia

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada