Burglar

Hola :-))

Si el idioma del amigo Shakespiere es una de esas cosas que siempre has tenido en la lista de "cosas pendientes que algún día mejoraré o empezaré a aprender", no hay mejor momento para empezar que hoy, por cuanto la palabrita que corona este post resume una de esas experiencias mías que, por más detalles que pueda darte, siempre te podrá quedar la duda de si realmente sucedió o no...

Viernes, 22 de Octubre de 2010, 20:00...

Había sido una semana de locos y, por fin, después de acometer la última de las cosas que tenía que hacer en la oficina, emprendí mi regreso a casa, con el aullido de Pedro Picapiedra indicando que mi ordenador cerraba sesión...

Detalle: cuando lo enciendo por la mañana, en ese punto Geek que, como Rexona, "no me abandona", el ordenador me saluda con una voz metálica que dice:
"Greetings, Professor Falken"...
Los que son habituales lo deberían saber ya pero, si es la primera vez que te pasas por aquí o, simplemente, te has "subido al carro" hace poquito, probablemente te falten referencias sobre mis costumbres: todos los días vuelvo a casa andando desde el trabajo, lo cual es una caminata de unos 45-50 minutos, tiempo suficiente para escucharme un Podcast de algo, o bien, simplemente, escuchar un poquito de música...

Soy un animal de costumbres y apenas cambio de rutina: siendo además como soy, al caminar voy inmerso en mi pequeño mundo interior, que no es más que ese estado mental donde todo desaparece y, por fin, puedo relajarme, después de un día de trabajo resolviendo mil y un enigmas, haciéndome sentir a veces como House buscando el diagnóstico que explique la dolencia de un paciente...

Nota al margen: aunque en general, siendo sinceros, como cualquier otra persona que trabaje en una oficina haciendo "lo que sea", más que "House"; somos una mezcla entre "El Show de los Hermanos Calatrava", "Aquí no hay quien viva" y cualquier película de Almodóvar que se te ocurra...

Así que ahí estaba yo, caminando por la calle, un viernes a las 8 de la tarde, yendo tranquilamente hacia casa después de un largo día de trabajo, ensimismado en mis pensamientos y, más importante, sonriendo, quizás pensando en que, después de todo, había sido una semana "interesante"...

Unas horas antes (desarrollemos el contexto) el mando un e-mail a una compañera mía, que es holandesa y es muy maja (esta combinación también se da: es como Teruel, que existe :-)):
"¿Sabes? Quizás le acabe cogiendo el punto a este país... Poco a poco le empiezo a coger cariño a este sitio".
Juro que lo dije (tengo prueba documental escrita que así lo corrobora) y en ese momento fue cierto, pero el destino, que es un cachondo mental y caprichoso como el solo, hizo que esa frase que acabas de leer me la tuviera que comer con patatas.

En mi camino hacia casa, veo a una mujer policía en una moto: está en un lateral de la avenida por la que camino y, de la forma en la que está posicionada, diría que está controlando el tráfico, es decir, nada fuera de lo normal hasta ese momento.

Sigo caminando y, de pronto, veo que la agente sube por la avenida en mi dirección, pasándome con la moto (en ese momento pensé que habría recibido alguna llamada o, simplemente, que quería vigilar el tráfico desde otro punto), pero cambia de sentido y vuelve a pasar por mi lado.

Y esta vez me miró...

Por fin, de pronto, noto una luz detrás de mi y, al girarme, veo que la agente se para a mi lado y me dice algo en holandés...
Agente: Goedeavond...
Paquito: Goedeavond... ¿Habla Inglés?
Agente (en inglés): Sí... ¿De dónde eres?
Paquito: De España...
Agente: ¿Qué haces aquí?
Paquito: Voy a mi casa...
Agente: ¿Dónde vives?
Paquito: Aquí...
Agente: ¿Cuál es tu dirección?
Paquito: xxx
Agente: Pero... ¿Qué haces aquí?
Paquito (señalando en el sentido contrario): mi oficina está allí y voy a mi casa caminando... ¿Sucede algo?
Agente: Parece un ladrón ("Burglar" en inglés)... ¿Sabe lo que "Burglar" significa? *
Update: del inglés "You look like a burglar... Do you know what a burglar is?"

Hasta ese momento he estado sonriendo... La policía tiene todo el derecho del mundo a pararte, en especial en una zona donde, en los últimos meses, han habido varios robos (vivir en una sociedad de autistas, donde nadie se habla entre sí, es el caldo de cultivo perfecto para el robo indiscriminado de casas unifamiliares)...

Pero hay 2 problemas en el planteamiento:
1. El trato (obviamente el texto no posee tono, pero te aseguro que el tono es insultante, mucho más cuando la tipa me suelta que parezco un ladrón a bocajarro).
2. Llevo puesta una americana, una camiseta y unos vaqueros... Llevo mi sempiterna gorra negra, una bufanda ligera y una mochila del mismo color, es decir, no voy vestido de forma rara...
Siguiendo el famoso consejo de la Pantoja al maromo del bigote (aka "Cachuli": me encanta este mote), en todo momento sonrío y, como me acaba de soltar que parezco un ladrón, decido no sentirme insultado y tomármelo con humor (recuerda Paquito: "No son diferentes... Son especiales" :-))
Paquito (dando un pasito para atrás y señalándome a mi mismo): ¿Parezco un ladrón?
Agente: No lo sé... ¿Cómo se viste un ladrón?
Paquito: Pues Vd. me dirá, porque Vd. me ha parado y me acaba de decir que lo parezco...
Malo Fiti... Malo cuando te para la policía y, al utilizar un pretexto, no saben explicar el mismo...
Agente: Es que vas por la calle andando y aquí la gente va en bici o en coche... Los ladrones caminan...
Paquito: ¿Los ladrones no utilizan coche aquí? ¡Curioso!
Agente: No bueno... Es que lleva Vd. una gorra y una mochila... Y los ladrones llevan mochilas...
Paquito: Vaya... Verá: llevo mochila porque aquí llevo mis cosas del trabajo... ¿Desea Vd. revisar mi mochila?
Agente: No no... Ya veo que Vd. no parece un ladrón...
Paquito: ¿Desea Vd. revisar mi documentación? ¿Quiere mi DNI?
Agente: No no... Ya veo que Vd. no es un ladrón... Sólo estoy haciendo mi trabajo, como Vd. hace el suyo en su oficina...
Paquito: Es verdad, pero yo en mi oficina no le digo a la gente que parece un ladrón..
 He dejado de sonreír... Ahora me empiezo a sentir acosado: la tipa me para con un pretexto que no es capaz de elaborar (no pido que la agente sea la señora Fletcher de "Se ha escrito un crimen"), pero si la policía te para, lo mínimo es que te traten con un mínimo de respeto y te expliquen de forma razonada y coherente el porqué te han parado)...

Son las 8 de la tarde, no las 4 de la mañana: estoy caminando por una avenida principal, no por ninguna callejuela perdida o extraña, no estoy haciendo nada raro, salvo caminar por la acera escuchando un Podcast (de historia en francés, por si a alguien le interesa) y voy vestido de forma normal ("Business casual" con una americana)...

La tipa me sigue mirando y por fin me deja ir... Todavía, al emprender mi camino, volverá a pasar por mi lado con la moto y me volverá a mirar, buscando quizás alguna mirada maléfica que confirme sus sospechas...

Veré a más gente caminando por la zona (tampoco mucha, eso es cierto: unas 3 o 4) y, la única diferencia que consigo ver entre ellos y yo, es que yo tengo los ojos marrones (la diferenciación por color de pelo no es aplicable, por cuanto yo, como alguno ya sabrá, soy "aerodinámico" :-))...

Que te pare la policía es normal: te paran, te piden la documentación, te explican que están habiendo robos y que están controlando a gente por la zona y te parece lógico (incluso es un signo de que se están tomando medidas para reducir el crimen... ¿Quién está en contra de eso? Desde luego que yo no, conste)...

Sin embargo: que te pare una tipa que parece tener los modales heredados de una madre posiblemente verdulera y alcohólica (según ella yo parecía un ladrón, así que, en este bis-a-bis, yo también voy a poner lo que ella me pareció) no es de recibo: mucho menos cuando, al darte el motivo por el que te para, no es capaz de elaborarlo (es decir: me paró por mi aspecto físico, no por mi apariencia ni por mi comportamiento, ni por el lugar ni por la hora... Esto tiene un nombre, por aquello de dejar constancia de las cosas)...

¡Lo que es la vida! Bajar la guardia y el destino te viene a recordar que mucho ojito con pensar que este es el lugar donde debes quedarte: éste es un sitio de paso, donde uno puede estar unos años y hacer cosas interesantes... Muchos se han quedado al encontrarse bien: es muy respetable y, si uno encuentra aquí lo que busca, es lo que debe hacer...

Pero es la primera vez que me pasa esto en mi vida y no me ha gustado... No me gusta que una agente de la autoridad me trate como si fuera una segurata del Metro de Madrid o similares: el ejercicio de la autoridad se desempeña con unos ciertos protocolos y tratar a la gente como si fuéramos escoria no es el plan...

Mi desgracia es que esta historia me dejó en shock: no fui capaz de reaccionar aunque, eso sí, casi en ningún momento dejé de sonreír ("No son diferentes: son especiales") por más que, unos minutos más tarde, cuando todo acabó, comprendí que estas cosas no son ni de recibo, ni aceptables...

Alguno habrá que le vaya la marcha e insisto: todo es muy respetable, pero yo tengo una edad, me hago mayor y que el hecho de caminar por la calle, en un país supuestamente del primer mundo, me haga sospechoso de ser un ladrón con, mucho peor, un tratamiento preventivo que asume eso de mi, entre nosotros, no es un lugar donde uno deba quedarse mucho tiempo.

3 años aquí ya y mi cuarto invierno: si mi plan funciona, quizás será el último, pero todavía nos quedan unos cuartos cartuchos que disparar.

Yo creo que se fijó en mi porque iba sonriendo al caminar por la calle...

Y, definitivamente, eso aquí es algo muy sospechoso...

Un saludo,

Paquito.

Comentarios

  1. Sigo pensando lo mismo de siempre: NO ME GUSTAN.
    Cambia el chip lo antes posible o pon en funcionamiento el plan B ya.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Paquito,
    Es la primera vez que escribo aqui, yo soy Guardia Civil y el consejo que te doy es que pongas una queja en la Comisaria. Por el dia, la hora, la zona y el hecho de que iba en moto, ellos sabrán quien es. A ver si aprende modales. No es lo mismo decir que se ha recibido un aviso y corresponde usted con la descripción/vestimenta de una persona que podría haber estado robando por la zona, o que te paran porque se está produciendo robos por la zona en esa franja horaria y estan realizando identificaciones, a que te digan ladrón en tu cara.

    De todas formas te diré que trabajo en una zona turistica y que me irrita como algunos guiris te miran por encima del hombro como si fuesen mejor que tu solo por el hecho de ser ingleses/alemanes/holandeses. En fin, como tu dices: No son diferentes, son especiales.

    ResponderEliminar
  3. Estimada Saltamontes y estimado Anónimo,

    Mil gracias en primer lugar por vuestras visitas y vuestros comentarios: todo un placer el disfrutar de vuestra presencia por aquí...

    @ Saltamontes: de todo hay, ojo, simplemente que, cuando pasa algo así, entonces ciertas preguntas reaparecen en el horizonte...

    Sobre el Plan B, como Aznar: "Estamos trabajando en ellouuuuuu"...

    @ Anónimo: mil gracias en primer lugar por tu consejo... La historia es que la comisaría está al lado de mi oficina (me he enterado de "otras incidencias" que no voy a mencionar aquí, porque tampoco quiero problemas)...

    Lo raro es que la tipa estaba sola (suelen patrullar en moto solos, pero cuando sucede algo, suelen llamar a un refuerzo: supongo que para que no pase nada si realmente hay un problema o algo así).

    Lo de que te miren por encima del hombro es algo con lo que tienes que vivir: aquí he aprendido a tratarles como merecen (quien da primero da dos veces) e, individualmente, aquí, al menos en mi trabajo, he dado, en general con buena gente (algún animalico hay: de esos algún día hablaré).

    He vivido en otros países y, créeme, algunas veces he parecido, por aspecto, poco menos que un refugiado de un campo de concentración escapado, pero aquí no hice nada raro, al contrario...

    Es extraño: los "asimilados" defienden este tipo de comportamientos, mientras que los demás me dicen lo mismo que tu...

    Curioso: aquellos que son más perjudicados o sometidos por un sistema son luego los primeros en levantarse para defenderlo (Aldous Huxley dixit, ojito)...

    Un abrazo para los dos y, de nuevo, mil gracias por vuestras visitas y vuestros comentarios :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    tal vez no haya que irse hasta allí para que suceda algo así. Día de invierno, 10:30 de la mañana, temperatura -3º, entro a un supermercado para buscar unos libros; sí, compro libros en los supermercados. Gorro, bufanda y guantes a los bolsillos del chaquetón. Los libros no están y salgo por la "Salida sin compra", frente al guarda de seguridad y junto a todo el personal que está entrando. El guarda de seguridad, todo finura, "Quieto ahí, vacíate los bolsillos". Me vacié los bolsillos, y fui a porner una reclamación. No he vuelto al supermercado en cuestión, no sé si a causa del guarda o porque lo único que obtuve de la reclamación es que "se ha debido de traspapelar, si quiere volver con su copia para que la tramitemos de nuevo?"
    En fin paciencia y barajar, que decía don Quijote.

    ResponderEliminar
  5. Hola Julián,

    Mil gracias por tu visita y por tu comentario: para tu info, en España los vigilantes de seguridad no tienen capacidad legal alguna para imponerte ningún tipo de acción, es decir, que cuando te pasó eso, llamas a la policía y a hacer puñetas...

    El problema es cuando la policía te hace eso... ¿A quién llamas entonces?

    Esa es la diferencia: lo uno es un servicio de seguridad privado (que no tiene ningún tipo de poder sobre ti, insisto) y lo otro es uno de los cuerpos de seguridad de un Estado moderno (esto pasa en todas partes, pero jode particularmente cuando le pasa a uno y no se da ningún motivo para que suceda)...

    Un abrazo y, de nuevo, mil gracias por vuestras visitas y comentarios :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  6. Me imagino el mal rato que pasaste, ademas de la impotencia al saber que cualquier "deslise" podria ser usado en tu contra....eso de NO sentir seguridad con los que nos dan (segun ellos) seguridad es insano;creen tener la sarten por el mango y da mucha rabia. En fin cuidate y un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola S.S.

    Gracias por tu visita y por tu comentario: como siempre, como con los demás, es un placer leerte por aquí :-))

    Eso es lo peor: cualquier gesto o mirada rara y ya la tienes liada... Lo que más me dolió fue la forma en la que la tipa me abordó (ese "Eres culpable hasta que me demuestres lo contrario", ese "Haz algo que no me guste y confirmarás lo que llevo pensando desde que te vi"...

    En fin: "Son especiales" :-))

    Gracias por tu visita y un beso para ti también :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  8. Jose, como ya te he comentado ayer pararon a Jeroen tambien en Amsterdam por la calle la policia, pelirrojo, 1.90 y mas holandes que el queso Gouda. Tambien se quedo sorprendido. Ahora estan controlando mucho por aqui, igual algo se esta cociendo. Si la policia te trato asi de mal, deberias denunciarlo, este es el pais en el que todo esta al favor del ciudadano, asi que no te cortes...ese no es el trato que debe dar la policia, ni aqui ni en ningun pais.

    Juzgar un pais por un par de hechos aislados, es sencillamente injusto como te he comentado muchas veces. Yo nunca en 10 años aqui he recibido ese trato y mira que me han puesto multas por ir sin luces con la bici, etc, ni muestras de racismo, ni nada por el estilo...como en cualquier sitio, hay policias imbeciles y otros que no lo son, gente maja y gente ignorante, colegas atocinados y otros que da gusto con ellos...

    Yo prefiero quedarme con la parte positiva de todo y pensar por defecto lo del "to er mundo e gueno"

    Veras aquello que quieras ver...(recuerda el video del mono y la pelota blanca). Y si sigues viendo la realidad aqui con tu filtro particular, solo veras eso...cosas negativas.

    Besos

    Tu hermanita,

    ResponderEliminar
  9. Hola :-))

    Gracias por tu visita y por tu comentario: obviamente siempre está bien tener otro punto de vista (en la diferencia está la riqueza :-))

    Sin embargo, observo que no has comprendido el texto (me acusas de fobias cuando el texto, si algo es, es precisamente "factual": mis fobias son mías, como también lo son mis filias :-)))...

    Acusar por tanto de algo a alguien, sin comprender lo que se le está diciendo a uno, es paradójico... Insisto: vuelve a leer el texto :-))

    Comentario a una persona anterior a ti (insisto: vuelve a leerte ésto :-)):

    "Es extraño: los "asimilados" defienden este tipo de comportamientos, mientras que los demás me dicen lo mismo que tu..."

    Espero que cuando pararan a tu novio le trataran con más educación que a mi :-))

    Gracias una vez por tu visita y por tu comentario :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar
  10. Es interesante... Porque no ha pasado por aquí ningún negro, gitano, rumano o similar porque se sentiría perfectamente identificado. Sí, aquí en Spain también pasa, pero no a nosotros, claro...

    Me sorprende que te ofendas después de tantos años fuera, no porque uno no deba ofenderse, sino porque somos TODOS iguales, hasta que lo experimentamos en nuestras propias carnes :) Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra...

    Yo también fui ciudadana de segunda en Deustchland y no me enfadé, fue una cura de humildad terrible y no es que fuese yo muy racista anteriormente, pero ahora tengo especial cuidado en cómo trato y miro a la gente. Y hace poco, estando por aquellas tierras de vacaciones, la sensación fue todavía mucho peor que cuando vivía allí (y eso que iba a gastar!)

    Pero en todas partes hay analfabetos de nación, gente que jamás ha salido de su pueblo o sólo lo ha hecho en manadas y que se sienten mejor si piensan que alguien es distinto por no hablar bien su idioma, ser morena, negra, mestiza...

    Sobre todo son los que nunca han abandonado el confort de su cultura, su idioma y su modo de vida los más retrógrados. Pero bueno, nadie es perfecto. Cabrearse e indignarse no sirve de nada, sólo les da la razón.

    Para muestra, un botón:
    http://politica.elpais.com/politica/2014/01/10/actualidad/1389385043_408969.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      Gracias por tu visita y por tu comentario: todo un placer el leer tus reflexiones.

      Efectivamente, sucede en todas partes, pero no por ello no puede dejar de ser sorprendente o denunciable (en mi caso, desafortunadamente, me quedé bloqueado y con cara de tonto).

      He vivido en un guetto en la región parisina, he vivido en Madrid, en Alemania y tuvo que ser aquí, en una acomodada zona residencial donde vivía y trabajaba donde tuvo que suceder, así de pronto, porque se me ocurrió ir dándome un paseo a casa.

      Si has leído más cosas en el blog, te harás dado cuenta de que, para mí, el problema no son los analfabetos de nación, sino aquellos que, perfectamente cualificados, habiendo vivido y trabajo en otros países y conviviendo con compañeros de otras naciones, se esconden en el armario de la intolerancia y la xenofobia (y de estos por aquí abundan).

      Eso es lo que asusta de verdad: te insto a que sigas leyendo y descubras conmigo la parte de los Países Bajos que se niegan a reconocer como existente (otro problema subyacente: la soberbia y negación de lo evidente).

      Gracias de nuevo por pasarte y un cordial saludo,

      Paquito.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El cultivo de marihuana en Holanda

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

El Soporte Oficial de la Familia