Por fin

Buenas,


Este es uno de esos textos que uno disfruta escribiendo: desde la distancia, cuando uno está lejos, le halaga ver que, a veces, cuando uno mira hacia el sur con nostalgia, encuentra la razón por la cual seguimos añorando la tierra que, al menos como yo lo siento, nos "invitó" amablemente a marcharnos.

Sin entrar en el análisis político que, en mi caso, mantengo vía email con mis contactos en Madrid, durante esa semana pasada, he visto un soprendente (y maravilloso, a su vez) movimiento entre la juventud española, harta quizás de la situación actual y de la aparente falta de soluciones por aquellos que, se supone, representan al pueblo.

Es triste ver, desde la distancia, que los ciudadanos sienten abandono frente a las instituciones que toman decisiones en su nombre: algo no va bien cuando de produce una fractura entre aquellos que, democráticamente, son elegidos para trabajar por y para el pueblo con estos últimos.

También ha sido muy interesante observar el nivel de "conspiranoia" que algunos medios de comunicación mantienen contra todo aquello que no sea directamente traducible en su propio ideario, como también es paradójico leer que, para articular la protesta, en Twitter, se utilizara un hashtag (una etiqueta) en inglés: "Spanishrevolution", para alertar a los medios extranjeros de lo que estaba pasando, una vez que los medios tradicionales españoles y los políticos pretendían, primero ignorar y luego capitalizar, las reivindicaciones que, el grupo de concentrados, en Sol primero, y en el resto de España después, efectuaban ante la apatía y falta de respuestas.

Así, por tanto, la cosa germinó en una protesta pacífica, en primer lugar, y modélica, para continuar con la fiesta.

Aquí, en Holanda, se organizó una manifestación en el centro de Amsterdam. Protesta que, por motivos de dignidad, no secundé (nunca me manifestaría en el extranjero por un tema de política interior: no me gusta montar el cirio en lugares donde no existe un contexto para tu protesta, además de que, en el extranjero, uno nunca debe dar la nota, porque no necesitan mucho para ponernos a parir y no me gusta darles motivos para ello).

Me habría encantado haber estado en Madrid, por tanto, para haber vivido de cerca este movimiento, así que, desde aquí fuera y, de la mano de mis cacharritos, leí y analicé todo lo que iba pasando para, desde la distancia, poder comprender claramente los fines, los medios y los intereses de todas las partes.

Lo bueno y lo malo de conocer a gente de todas las ideologías es que, al final, con eso de que nunca acabas de decantarte por una en concreto, te acaban cayendo chorreos por todas partes: los de izquierdas dicen que eres de derechas y, los de derechas, como poco, dicen que eres comunista (si a esto se le une que, hace unos meses, me empollé "Das Kapital" del amigo Marx, la conjura es todavía mucho más latente).

En esta historia, ya digo, he oído de todo: desde que son cantos de sirena de niñines jugando a ser revolucionarios, hasta una oscura conspiración orquestada desde grupúsculos que, según el día y la hora, pertenecen a una determinada ideología u otra.

¿Qué pensar? Pues no lo sé, pero me ha gustado que, por fin, el personal (en especial, la gente joven) haya mostrado y expresado, de forma constructiva, su hartazgo ante la situación (que ya iba siendo hora), creando una forma protesta cívica y envidiable (para llevar a tus hijos y enseñarles cómo deberían comportarse en la vida), la típica cosa que, uno, desde la distancia y la nostalgia, mira con orgullo, henchido ante lo que es, en su opinión, lo mejor que se podía haber hecho.

Las elecciones han pasado y, ahora, es el momento de dar el siguiente paso: lo sucedido no debe quedarse en anécdota y, por nuestro bien, debería ser un punto de partida para que, "nosotros, el pueblo", reivindiquemos a aquellos que trabajan para nosotros, la obligación de obedecer a nuestra voluntad, en especial en muchos de los temas que, la plataforma que se organizó, supo, en mi opinión, reflejar de forma clara y contundente (algunos de sus postulados los considero populistas y otros, simplemente, un canto de sirenas, pero otros muchos deberían ser elevados a categoría de ley, como el tema de la exclusión de imputados en delitos de las listas electorales, por aquello de la higiene democrática).

No sé donde acabará todo, pero sé donde empieza: es quizás la hora de aprender la lección y corregir los errores: miles de españoles, fuera de su país, suspiran por un cambio que les permita su vuelta a casa y, a su vez, millones de españoles desean que, de nuevo, se produzca un cambio que los lleve a disfrutar de la vida y las oportunidades que merecen.

Aprendamos la lección: pongamos todos los errores encima de la mesa, aprendamos a no buscar culpables, sino soluciones, el qué y no el quién, pero aprendamos especialmente de los mismos para no volver a cometerlos.

De otra forma, me temo, no todo seguirá igual, sino peor, y eso no nos lo podemos permitir.

Por nosotros, por nuestros hijos: actuemos rápido, actuemos bien.

Un saludo: Sol prevalece.

Paquito.

Sent from my iPad

Comentarios

  1. Ni te imaginas lo que es pasar de Lunes a viernes por Sol, a eso de las 6.20 AM , camino del curro en la furgo-ruta. Uno se siente traidor ante esas lonas y sacos multicolores que están invadiendo el corazón de los Madriles.Lo del anuncio de Ikea se queda corto, créeme. En ningún momento nos han abucheado ni atacado por tener la suerte de tener un trabajo digno, como manda nuestra Carta Magna.
    Es admirable su comportamiento : Las calles aledañas son pequeñas provincias para debatir y divertirse. Siempre PACÍFICAMENTE.
    Como ya sabrás , hay opiniones para todo : que si están locos, que si ya era hora que estaban dormidos ( me encanta la carta de Sampedro) , que si no van a conseguir nada... ¡¡¡ Una leche!! Nos están oyendo en un montón de sitios. Es asombroso el chico ese de Siberia. para quien no haya visto la foto, aparece solo, en una plaza y bajo la estaua de Lenin, se manifiesta INDIGNADO.
    Islandia comenzó así y siguen sin gobierno. Pero están la mar de agusto y sobreviven ...De momento el siguiente ataque es el 30M.
    Un abrazo y Felicidades a Sarita por lo de Palma.
    SALTAMONTES

    ResponderEliminar
  2. Hola saltamontes,

    Como siempre, un placer el leerte por aquí: mil gracias por tu visita y por tu comentario :-))

    Tuvo que ser un pasote, ya te digo que, desde aquí lejos, lo vi con nostalgia: ojalá acabe en buen puerto y se lleven a cabo, al menos, alguna de sus reivindicaciones.

    Un abrazo muy grande y, de nuevo, mil gracias por tu visita y por tu comentario :-))

    Paquito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada

Vacaciones

¿Qué sabe una página web sobre mi? Descubre Click Click Click