martes, 27 de agosto de 2013

La diferencia

Buenas,

La llamada de teléfono se hizo siguiendo los cánones impartidos por mi (muy sabia, por otra parte) madre cuando uno se dirige a las instancias públicas: amable, con corrección y preguntando sin caer en el tono inquisitivo, ese que tanto detestamos en la vecina o amiga cotilla que todo lo desea saber y que le pone a uno de los nervios...

Yo lo llamo "otro clavo en el ataúd" pero es algo menos dramático: tengo que cambiar mi carnet de conducir español por uno holandés para poderme motorizar en las tierras del jodío hereje...

- Pero... ¿No puedes conducir con tu permiso de conducción español por Holanda?

Por supuesto, pero si quieres tener un coche y un seguro en este país, te requieren tener un permiso del Reino de los Países Bajos (al que los aborígenes llaman "Rijbewijs", pronunciado "raibebais" de garrafón, a lo "In the Ghetto" de "El príncipe gitano" :-)).

El tono de la llamada, ya digo, se predispone a una tranquila conversación donde, por una parte, pregunto si hablan inglés y les cuento mi situación ("Soy Ejjjjjpañol, mirujté, tengo un permiso de conducir de España y quiero cambiarlo por uno holandés para así motorizarme").

El proceso es fácil, esto es:

  1. Te vas a tu Gemeente (a tu ayuntamiento).
  2. Llevas fotografía tipo pasaporte (fondo blanco y procura que no te hayan sacado de cerca, que si no, como me ha pasado a mí, te toca sesión de fotos en la máquina que, afortunadamente, mi Gemeente tiene en sus instalaciones, previo pago de su importe.
  3. Llevas tu permiso de conducir.
  4. Llevas tu pasaporte.
  5. Abonas (Agosto 2013, no sé si esto se leerá en algún otro momento de tiempo) 47.55 Euritos

Y ya está: te lo tramitan (tardan entre dos y cuatro semanas en hacerlo) y la Gemeente te da un comprobante con todo (por si conducir o lo que sea, que puedas demostrar que no estás loco y que simplemente estás tramitando tu canje de permiso de conducción).

Nota: esto creo que es así... Todas las Webs dicen que no, pero a mí la mujer de la Gemeente me ha explicado que no y me ha dado un comprobante para tal efecto.
A esta parte quería llegar yo en este post... A "la diferencia"...

La señora que me atendió al teléfono era holandesa: todo directo, seco y eficaz, sin florituras, tampoco rudo, pero muy "al grano" (que hay que saberlo distinguir)...

La primera en la frente (antes de pasarme con el departamento que se encarga de esto) es que no necesito cambiar mi permiso de conducir...
- Vd. tiene permiso de conducir español, así que puede conducir por aquí sin problemas.
- Claro - le respondí... Pero si quiero tener un coche y un seguro aquí, lo tengo que canjear...
Vayamos por partes:
  1. Le agradezco la información: hay gente que cree que por estar aquí debe automáticamente cambiar su permiso, pero no es el caso.
  2. Por favor, déjeme hablar con el departamento de turno, que ya les cuento yo mi vida y milagros...

La mujer del teléfono me dice que eso del comprobante que "nanai" y que, si conduzco sin el permiso "es bajo mi responsabilidad"...

En fin... Asumido lo tenía... En Holanda los recepcionistas suelen actuar como pre-filtro en las llamadas (el 50% de las llamadas de consultas en organismos oficiales son siempre las mismas: llame Vd. al consulado español en Ámsterdam y una conocida voz con acento gallego, el bedel, le despachará a Vd. con una agilidad proverbial, sin ser desde luego su cometido o, incluso, sin tener realmente idea de su caso, que puede, como en el mío, que no sea el típico que se resuelve con una búsqueda en Google).

Hasta que, esta mañana, ya en la Gemeente para seguir los pasos arriba mencionados, una amable señora de origen indio se cruzó en mi camino para hacérmelo lo más fácil posible...

El tono es, para empezar otro: mucho más amable y educado, todo con "por favor" y "gracias" en cada una de nuestras interacciones, sea de su parte o de la mía...

Cuando el incidente de la foto sucedió (me la tomaron de muy cerca y se salía del Canon que ellos tienen para que aparezca perfecta en el futuro carnet), ya me vi perdiendo la mañana, pero la buena mujer me mandó a la máquina y me dijo:
- Tranquilo: mientras te haces las fotos, yo te sigo haciendo los papeles.
Al volver, tocaba comprobación de que la foto estaba como debía, firma del papel y, de paso, comprobante y fotocopia de todo de parte de la señora "como comprobante si conduces"...
- Pero (empecé diciendo)... ¿Puedo usar esto durante este tiempo? - pregunté.
- Claro - me respondió. - En última instancia, las autoridades comprueban que tu permiso puede ser canjeado, pero ello no quiere decir que no puedas conducir...
- Vale, ok - terminé diciendo.
Mientras me lo tramita, le voy contando lo que sucede y, de paso, me explica los pasos a seguir en la compra del coche y demás, remitiéndome a la estafeta de correos para comprobar si necesito un papel del ayuntamiento que corrobora que yo vivo donde vivo o no (la mujer me escribe el nombre del papel y, de paso, le escribe una nota al de la oficina de correos explicándole porqué le pregunto estas cosas tan raras)...



La diferencia... El tono, la amabilidad y la empatía de una extranjera que habla con otro extranjero en tono amable y educado: la diferencia es esa nota que me ha escrito para que todo vaya claro cuando pregunte...

La diferencia es esa nota en el papel del ayuntamiento donde me escribe que espere a que el RDW (el organismo que tramita los papeles) me contacte por correo y no se me olvide... 


La diferencia, es entre quien hace lo que se le pide hacer y quien hace lo que hace entendiendo que la persona que está delante puede no estar familiarizada con los procesos que debe seguir...

ESTA es la diferencia... Y lo demás, es simplemente aceptar que la mediocridad es lo normal...

Mi visita finaliza con una enorme sonrisa y un "mil millones de gracias" para esa buena mujer, la cual, a su vez, me sonrió, satisfecha supongo de sentirse útil con su trabajo y ayudando a otras personas...

ESA, es la diferencia...

Y ESO es todo: ¡Ámsterdam Prevalece! :-))


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))