jueves, 2 de enero de 2014

Corruptelas en Tulipalandia

Buenas,

En primer lugar, espero que todo el mundo haya tenido una buena entrada de Año nuevo y que todos nos encontremos con energía para los 362 días que nos quedan por vivir en 2014.

Los que viven por aquí, con el tiempo, intentan seguir la actualidad del país en el que nos encontramos: con respecto al nivel informativo, este país es un aburrimiento, porque apenas suceden (o mejor dicho, apenas cuentan) historias realmente impactantes.

Esta parte debo explicarla: estoy molesto con el nivel informativo de los medios de comunicación en España por su absoluta parcialidad (los medios toman partido y posición con respecto a los grupos de comunicación e intereses que los poseen y gobiernan) y falta de calidad informativa del exterior (en esto el problema es fácil: los periodistas, como el resto del país, no hablan idiomas, así que, cuando fusilan vilmente artículos del New York Times para publicarlos como propios, y de estos he visto en el pasado varios ejemplos, el uso del Google Translate provoca que no comprendan bien la noticia que intentan cubrir, de ahí que cuenten las cosas, en el mejor de los casos, con un marcado gusto de "Digo en lugar de Diego" que no se puede tolerar en un país con una prensa que se dice seria).

Aquí es diferente: ya he hablado con anterioridad de las polémicas con respecto a los comentarios pseudo-racistas en medios de comunicación de algunas personas expuestas de forma regular en los mismos...

Estas noticias / hechos han sido cubiertos en otras partes del mundo y por aquí, sin embargo, han sido apenas comentadas y, en su mayoría, ignoradas en los medios de comunicación tradicionales.

Como extranjero, a raíz de esto, sigo una página web en inglés que cuenta noticias de Holanda: "Dutchnews" suele publicar cosas que, en la prensa tradicional, suelen ser ignoradas o, en el mejor de los casos, puestas en algún rinconcito de alguna oscura página interior.

Viniendo del país del que vengo, la palabra "corrupción", así como lo que implica no es, en absoluto, algo que tenga que guglear o intentar comprender como algo ajeno y extraño a mí.

Una de las características de esta sociedad, como ya he contado en alguna ocasión, es su capacidad para hacer que, todos aquellos defectos que puedan ver en los demás no sean transmisibles o aplicables a ellos mismos.

De ahí que la siguiente noticia nos hará entender cómo funcionan las cosas por aquí.

Sector de la construcción holandés, años 2000, 2001, 2002 y 2003: una compañía de este país se dispone a afrontar procesos concursarles (esto es, ofertas para obras públicas donde varios oferentes compiten con el mejor precio y/u otras condiciones requeridas en las mismas) y, para intentar obtener un mayor ratio de éxito (lo que viene siendo conseguir los contratos) requiere los servicios de la compañía de auditoría y consultoría KPMG para buscar alguna fórmula creativa que les ayude en su propósito.

En nuestro país el proceso es sencillo: el "modelo Jesús Gil" implica una comida / cena donde un representante de una empresa, a través de un maletín o sobre, invita a la entidad de turno a considerar su oferta por encima de los demás oferentes, si los hubiere.

Aquí, como vemos, las cosas son más "refinadas" y, más importante, mucho más discretas (que es la diferencia del modelo: en nuestro país los corruptos se enorgullecen de serlo porque una gran parte de la población, en el fondo, posee una mentalidad de "lo hace porque puede: si yo estuviera en su piel haría lo mismo" que, por más que se niegue, está ahí y si no, como dice la Biblia: "por sus actos los conoceréis").

Aquí es, ya digo, parecido pero diferente: las cosas se hacen en silencio y con muchísima discrección y profesionalidad: se contrata a una excelente compañía de auditoría para buscar "fórmulas creativas" que disfracen los pagos (aquí no hay sobres o maletines, sino transferencias electrónicas) como actividades corrientes y, más importantes, anodinas y legales, para que así la empresa consigue lo que quiere y no salten las alarmas.

El sistema a veces funciona y, como en este caso, te acaban calzando (aquí la cosa difiere radicalmente con nuestro modelo, donde seguramente te calzarán si no haces los amigos que debes hacer en aquellos que dirigen el mismo sistema que te vigila: los sobres, en este caso, tienen más destinatarios y ramificaciones) pero, como demuestra lo que sucede sistemáticamente aquí, en el Reino Unido, en Alemania y en Estados Unidos, uno simplemente llega a un acuerdo con la Justicia para, bajo el pago de una multa que parezca lo suficientemente voluminosa, pero siempre muy por debajo de lo que podría suponer un veredicto de culpabilidad, la empresa o su representantes se vayan de rositas y aquí paz y después gloria.

El comunicado de KPMG con respecto a esta historia está accesible haciendo clic aquí: la noticia de DutchNews está accesible haciendo clic aquí.

Esto no es nuevo: hace años que las grandes constructoras de Holanda fueron acusadas de ponerse de acuerdo para repartirse todos los contratos de las grandes obras públicas del país, permitiendo así inflar los precios y evitar la competencia... Algún día si quieres te cuento la gigantesca burbuja inmobiliaria en la que está metida en el país (y no solo ellos: cuando quieras analizamos el Reino Unido y nos echamos a reír) y como, sistemáticamente, lo único que muestran en televisión son los problemas de España, Italia o Grecia, como si aquí no sucediera nada.

También te podría contar lo del fondo de inversión inmobiliario donde se produjeron todo tipo de desmanes entre la cúpula directiva para repartirse millones de Euros en compra y venta en condiciones ventajosas en contra de los intereses de la compañía (a la que hacían comprar bienes inmuebles por valores muy superiores a los precios de mercado) o, si te va la cosa fuerte, podemos hablar de la Shell en Nigeria...

Existe un dicho que reza: "mal de muchos, consuelo de tontos"... Es cierto que el hecho de que éstos también tengan miseria humana no nos vale de mucho, pero existe otro dicho que, desde hace un tiempo, desde varios otros puntos de vista, me dicen una y otra vez lo mismo: "estos ven la paja en ojo ajeno y no ven la viga en el suyo".

También es cierto que, a efectos de forma, prefiero las suyas (con discreción y profesionalidad, en lugar de ver, como hemos visto en nuestro país, a presuntos corruptos salir en televisión y vanagloriarse de dicha situación, como si la cosa no dejara de ser lo más normal del mundo).

Pero, ¿Qué quieres que te diga? Estoy también un poquito harto de ser sistemáticamente juzgado por pecados inherentes a la condición humana como si ellos fueran inmaculadas vírgenes que no han cometido ningún error o acto de maldad en su existencia...

Llevo mal la hipocresía y, este año, me parece que la voy a poner un poquito más de relieve.

Seguiremos informando.

Eso es todo, ¡Ámsterdam prevalece! :-))


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))