Perspectiva - Eva Kor

Buenas,

No me puedo reprimir: me lo vi anoche, mientras trabajaba en unas cosillas...

Hay veces en la vida que nos suceden cosas malas: a veces, son fortuitas, a veces no.

Lo siguiente (en inglés, advierto) es un testimonio aterrador por una parte y, por otra, llena de sabiduría y de esperanza de una mujer llamada "Eva Kor".

El nombre, así a bote pronto, no te dirá nada, y seguramente no tiene porqué, no te preocupes...

Pero si te digo que es una superviviente de Auschwitz, entonces seguramente la cosa cambiará la perspectiva.

Eva Kor fue una víctima especial del Holocausto Nazi: el doctor Joseph Mengele, obsesionado con la evolución del ser humano y la exploración de prácticas eugenésicas, hizo "experimentos" (vamos a llamarlo así, en lugar de simples atrocidades) con, entre otros, 3000 niños y niñas que tenían un hermano gemelo.

Eva, fue uno de ellos.

Eva Kor, siendo apenas una niña, padeció lo que ninguno de nosotros afortunadamente vivirá en nuestras vidas (crucemos nuestros dedos): en un momento determinado, Mengele le inyectó algún tipo de virus desconocido que por poco la mata.

Mengele, viendo que se iba muriendo, le dijo a sus doctores que "le quedan como mucho 15 días" y, la cosa que me más emociona de su historia, es que se prometió a sí misma que Mengele se comería sus palabras, porque no le iba a dar el gusto de morirse y darle la razón en su diagnóstico.

¿Qué puedo decir? Me encanta ese modo de pensar, en especial cuando se utiliza contra gente cuyos principios vitales se alejan de la bondad (desde pequeño, ya en el colegio, me llamaban "el abogado de las causas perdidas", por revelarme ante lo que consideraba injusto y metiéndome en charcos que no iban conmigo).

El título de este post quiere expresarte las formas en las que podemos entender y superar el sufrimiento en nuestras vidas, en mayor o menor medida (en el caso de Eva, nos gana a todos por goleada y, aún así, emociona escuchar a una persona explicar su evolución con respecto a lo que sucedió en su niñez).

En su discurso, identifico una la lección que llevo a gala desde hace mucho tiempo ("Resistir es ganar") y, sobre todo, identifico la historia de una persona que aprendió a perdonar y a cambiar su forma de entender la vida (sus anécdotas sobre los prejuicios que tenía con la forma en la que los chicos jóvenes se visten hoy en día es, como poco, hilarante).

Dura una horita, pero te ruego que te lo guardes: esto es algo para ver durante el fin de semana en el iPad o donde sea :-))

Disfrutadla:




Eso es todo: ¡Ámsterdam prevalece!

Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Comentarios

  1. Ummm, me apunto el vídeo para verlo porque, en el lunch break, no creo que aprecien que me ponga a ver un video de este tipo :p

    ResponderEliminar
  2. Vaya señora más peculiar. Por un lado está al día con iphone, google etc y x otra parte se le entrevé la vieja escuela cuando habla de las vestimentas y las formas. Y vaya fortaleza que tiene...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Me alegra, en primer lugar, que el vídeo te inspirara para escribir en tu blog :-))

      Es un personaje peculiar: una mujer que ha vivido cosas que, ojalá, ninguno de nosotros sea capaz de entender en nuestras vidas.

      Aprender de su experiencia: creo que la humanidad necesita un poquito de eso.

      Un abrazo enorme,

      Paquito.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Riphagen: el cazador de judíos

El cultivo de marihuana en Holanda

La Petición de Jan Terlouw y el Hilillo en el buzón

El Soporte Oficial de la Familia

Catástrofe Ultravioleta - Segunda Temporada