La próxima burbuja: Bitcoin

Buenas:

Los que me conocen bien saben que, entre todas las cosas que me interesan o me gustan, hay un tema en particular que me obsesiona y que no es más que la economía.

En una simple definición, la economía es una ciencia social que trata sobre la gestión de los recursos escasos: a partir de ahí, entran las teorías de cómo tal o cual cosa se podría hacer pero, en general, la economía, por más ecuaciones que los chicos de la Escuela de Chicago le echaron en su día, es un tema bastante subjetivo, donde algo tan simple como sumar dos más dos puede no dar cuatro, sino tres, cinco o, mi resultado favorito, "plátano".

En el año 2002, y de esto tengo testigos, viviendo en España y viendo lo que me empecé a ver, sostuve que estábamos en una burbuja inmobiliaria y que, el día que reventara, lo íbamos a flipar pero bien.

Esto, que ahora, agua pasada de por medio, es evidente, me costó en su día ser poco menos que un Pepito Grillo que, simplemente, parecía no entender que los precios de las viviendas no bajaban nunca y que, en realidad, no era más que un agorero que no sabía de lo que hablaba (y, en el fondo, algo de verdad sí había, porque aún sabiendo que pasaría lo que acabó pasando, no supe ver el cuando).

Con esas, en el año 2006, dejé mi vida en España atrás y decidí largarme, viendo que, ya en 2006, en medio del burbujón, las cosas eran insostenibles.

La crisis económica más salvaje que se recuerda desde la recesión de los años 30 del siglo pasado va quedando, poco a poco, tras de nosotros, mientras sus efectos siguen siendo visibles (en particular en mi país, España, donde a pesar de lo que dicen los datos macro económicos, los salarios, índices de desempleo, pobreza y desigualdad no han mejorado mucho, en el mejor de los casos, o directamente siguen empeorando).

En estas estaba yo cuando, hace un par de años, surgió de la esfera tecnológica una moneda virtual, llamada Bitcoin, basada en una muy interesante tecnología, llamada Blockchain y que, si se utiliza correctamente, está llamada a hacer grandes cosas (Blockchain permite la creación de registros de datos que son trazables en cada momento de su vida, eliminando así posibilidades de cambios y, a su vez, produciendo un efecto de redundancia de datos, por cuanto todos los registros están compartidos por diferentes nodos, creando así un efecto de redundancia, que es como una copia de seguridad de tu disco duro, pero a lo bestia).

Esa moneda virtual, un experimento libertario creado por alguien (o un grupo de personas, no se sabe) con el pseudónimo "Satoshi Nakamoto", pretendía eliminar a todo el sistema bancario que actúa como intermediario entre las personas que utilizan el dinero.

El trabajo (del inglés "paper") se publicó en su día (son 9 páginas en inglés) está disponible haciendo clic aquí (por si te interesa).

Ese experimento, una moneda fuera de todo el circuito bancario, tiene una serie de ventajas, como es que toda transacción es absolutamente anónima, pero todas y cada una de las mismas se refleja en un libro mayor público (en inglés "General Ledger": los que hayan estudiado contabilidad entenderán que eso del libro mayor y, los que no, aquí tienen un pequeño link a la Wikipedia para que entiendan de que va la cosa).

Cada transacción (cada intercambio de Bitcoins) requiere una operación matemática muy compleja, que requiere un montón de capacidad de cómputo para realizarla: a fin de sostener el proceso, Bitcoin ofrece recompensas (BitCoins) aleatorias para los sistemas efectuando dichas operaciones (es lo que se llama "minería de Bitcoin" y es por eso que, de la noche a la mañana, un montón de gente puso ordenadores a trabajar noche y día haciendo dichas operaciones).

Lo que empezó como un experimento curioso, se ha tornado en varias vertientes bastante preocupantes:
  1. La Moneda de los Delincuentes: siendo una moneda completamente opaca, que no tiene control absoluto por parte de ningún circuito económico, es el instrumento financiero perfecto para aquellos que efectúan actividades ilegales, ilícitas o que no desean dejar ningún rastro de quién o para qué se ha efectuado. Baste como ejemplo que, actualmente, si algún día tu ordenador pilla un virus y te encriptan el disco duro, te pedirán que les pagues en Bitcoins para que el ciber-delincuente te mande la contraseña que salve tus preciosas fotos o tus documentos más preciados.
  2. La Moneda de la Evasión Fiscal: a partir de un crecimiento disparatado de su valor (su valor se ha multiplicado por varios miles desde su creación), un montón de personas han jugado a especular con su valor, generando valores virtuales que, al no ser transparentes, no pueden ser tasados.
  3. Problema energético: se estima que las cripto-monedas, por su necesidad de enormes recursos computacionales para ejecutar sus operaciones, representan ya el 5% del consumo mundial de energía (para que entendamos la dimensión del asunto: hace apenas un par de años, todos los centros de datos del mundo, todos ellos, representaban cerca del 2% del consumo mundial de energía).
  4. Un burbujón importante: la moneda empezó valiendo un céntimo y, a pesar de unas importantes caídas en los últimos días, en el momento en el que se escribe este post su valor está en más de 15.000 dólares... Entre las transacciones ilegales y que, en un momento determinado, la moneda se convirtió en un refugio para ahorradores de países como China, la cosa ha tomado una dimensión preocupante, en particular porque, al calor de su éxito, otras cripto-monedas han nacido, buscando el éxito de la original, con ligeras variaciones sobre su planteamiento técnico (Bitcoin tiene un límite que se alcanzará en unos años: las famosas 22 millones de monedas, momento en el cual ya no habrá incentivo para seguir haciendo esa minería que te recompensaba con alguna moneda y donde, se supone, que sólo el valor de las mismas, a partir de otros instrumentos, sostendrán el propio sistema).
  5. Una moneda sin apenas uso real: sabemos que es una moneda muy utilizada en algunos aspectos muy concretos del comercio electrónico (en particular, como decía en el punto 1, para operaciones opacas que suelen estar relacionadas con actividades ilícitas) pero, en la vida real, apenas hay lugares donde uno pueda pagar o cobrar en Bitcoins... Esta es la parte que huele a chamusquina.
Tremendo burbujón - Fuente: https://www.coinbase.com
Por eso, en mi opinión, la probable explosión de la burbuja del Bitcoin será el próximo "canario en la mina" de lo que se avecina: existe una enorme burbuja de deuda pública que, en los próximos 12-24 meses, empezará a dar sustos (recordemos que, entre otros, la deuda Italiana y la deuda Española, a día de hoy, es comprada mayoritariamente por el Banco Central Europeo: la italiana ya está empezando a sufrir que el BCE esté dejando de comprarla y, la española, lo empezará a sufrir en 2019, fecha en la que el BCE hará lo mismo con la misma).


Junto a todo esto, la otra enorme burbuja financiera actual, que es la burbuja de las compañías tecnológicas, hecho que nos enseña que los seres humanos no aprendemos de nuestros errores porque, al igual que en el año 2000, cuando estalló por primera vez, lo vimos venir.

Índice Bursátil NASDAQ - Fuente: https://finance.google.com 

¿Mi consejo?

Empieza a ahorrar (no existe misterio ni solución mágica para según qué cosas, pero sí que existe, en la medida de nuestras posibilidades, acciones que, por lo menos, nos pueden proteger en cierto grado de según qué cosas).

Empieza a ahorrar: nunca viene mal tener algo de dinero en la cuenta corriente y, de paso, aprender a tener una vida frugal y sencilla (hazme caso: lo veo cada día en mi oficina, con gente cuya existencia se reduce a pagar facturas y, entre tu y yo, no es algo que le desee a nadie).

Seguiremos informando...


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Escribes a prueba de tontos. Cualquier cosa, por compleja que sea, cuando la explicas resulta entendible. Por eso me enganché a tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas:

      Mil gracias por la visita y el comentario: todo un placer :-)

      En la medida en la que se puede, explicar las cosas de forma sencilla te obliga a intentar comprenderlas de la forma más profunda posible.

      Así, cuando hay un tema que me interesa, lo que intento es contarlo de tal forma que, si alguien lo lee, con independencia de su conocimiento, al menos sea capaz de tener una breve introducción al asunto para, si todo va bien, activar su curiosidad y, a lo mejor, conseguir que se ponga a guglear sobre el asunto.

      Si logro eso, me doy por satisfecho :-)

      Gracias una vez más por pasarte por aquí :-)

      Eliminar
    2. Hasta las rubias te entendemos...

      Eliminar
    3. Bueno bueno: "hay rubias y rubias" :-)

      Y, en tu caso, eres "rubia baturra", que eso impone mucho :-)

      Eliminar
  2. Lo de la burbuja inmobiliaria estaba casi-casi cantado. Yo me fui a los USA en el 2004 y la situación ya era insostenible. En unas vacaciones en el 2006 un amigo me dio una vuelta en su coche por la periferia de Zaragoza y todo era grúas y mas grúas construyendo si parar. Me quede alucinando y le dije que el día que estallase iba a arrasar con todo, mi amigo se reía de mis comentarios para el y para la mayoría de españoles la fiesta del ladrillo no iba a tener fin, incluso me decia que habíamos superado a Francia e Italia y Alemania temblaba del poderío económico de España.
    Cierto que no sabia cuando iba a pasar, pero que cuando pasase iba a ser terrible. De los bitcoins no tengo ni idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :-))

      Gracias por la visita y el comentario: todo un placer.

      Lo de la burbuja es como el cuento del Rey Desnudo: nadie lo quiso decir, nadie lo quiso creer...

      Y así nos fue.

      Bitcoin / el rollo de las criptomonedas es, una vez más, listillos buscando hacer pasta rápida y fácil, con el tema de la ciber-delicuencia de fondo.

      China está empezando a restringir la minería de Bitcoins (se les está yendo de las manos) y Corea del Sur acaba de anunciar que va a ilegalizar su uso en su país (la UE tuvo, hace un par de meses, una reunión del Ecofin para regular o meterle mano a este asunto).

      Es sólo una de las burbujas que se avecinan en el horizonte: la deuda pública, la deuda privada y los precios disparatados de las acciones de compañías ruinosas aventuran unos añitos divertidos...

      Luego vendrán con que "esto no se vio venir, nadie lo sabía"...

      Recomiendo ver "Margin Call" y "The Big Short", que nos enseñan que, básicamente, cuando uno mira los datos, descubre la verdad.

      Un saludo y, de nuevo, mil gracias por la visita y por el comentario.

      Eliminar
  3. Como te gustan estas cosas (a mí también, pero yo no tengo el don de la palabra para explicarlas como tú) te recomiendo que googlees "The South Sea Company". La primera gran burbuja, allá por 1720. ¡Totalmente surrealista! Como todas las burbujas, supongo. ¡¡Disfruta de la lectura!! Sé que te va a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas:

      A mí, la que me pone como una moto (y encima, vivo aquí), es la fiebre de los tulipanes (que sucede cien años antes de lo que me sugieres, y que es la primera primera de verdad :-)).

      Guglea "Tulip Mania" y flipa...

      En el siglo XX, además, Holanda dio nombre a un fenómeno económico adverso de algo en teoría fantástico (el descubrimiento de yacimientos de gas en el mar del Norte) y que se conoce como "Enfermedad Holandesa" (guglea "Dutch Disease")...

      Pero me gusta que el personal conozca este tipo de historias y, sobre todo, que me manden cosas como lo que me acabas de sugerir :-))

      Mil gracias por la sugerencia: creo que ya tengo material para el siguiente post :-))

      Eliminar
  4. jajajajaa "... la que me pone como una moto..." jajajaaajja.

    Hombre..., a mí me gusta la economía, pero a tanto no llego. jejeje No obstante, me apunto los deberes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que ya te los estoy haciendo yo (el siguiente artículo, que está a punto de ser publicado, te lo explica todo todo :-)).

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Las Bicis de la Economía Colaborativa

Sobre Cataluña y su independencia

La delgada línea profesional y personal

El Curioso experimento de Inteligencia Artificial de Facebook

El efecto Osborne