Leer: mi propósito en 2018

Muy buenas:

En primer lugar, como mandan los cánones, felicitar a todo mundo el año nuevo, deseando que todo haya ido bien estas Navidades y que, si es posible, estemos aquí otro añito más juntos.

La vuelta a España en Navidades me ha hecho darme cuenta de muchas cosas, sobre todo, de la cantidad de energía que, por algún motivo, tengo por allí abajo y que, al volver, aún en vacaciones, he perdido súbitamente.

En esas estaba yo, zanganeando en la cama, hace justo un par de días, cuando me dio por mirar a las mesillas de la habitación, dándome cuenta de que tenía una enorme cantidad de libros pendientes que, por unas cosas y otras (agotamiento mental, principalmente) se han ido acumulando y amontonando.

En el post anterior hablábamos de que, ya en Madrid, he empezado a sentir que necesito cambiar cosas (cada día tengo más claro que, sea justo o no, la génesis del problema parte de mi situación geográfica actual: estoy cansado de vivir aquí) y, en ese espíritu, en esa transición, mi resolución es que tengo que empezar a ponerme al día con todas las cosas que tengo pendientes de leer.

Operación "Devorador de Palabras"

Entre tutoriales de Youtube que me explican cómo hacer que las máquinas aprendan a pensar, Netflix con sus películas y series y, por si fuera poco, mi carnet Pathé Unlimited, que me da acceso ilimitado a dicha cadena de cines para ver todas las pelis que se me antojen, al final de la semana resulta que he consumido un montón de información y que, en cambio, la lectura se resiente.

"On top of that", que dirían los angloparlantes, se unen todas las fuentes de información que consumo de forma regular, sean Podcasts o Blog, recopiladas convenientemente en la sección "Unveiling the Code" que, una vez año, refresco para que sepas de qué fuentes se nutre el abajo firmante.

Lo primero que hecho, para hacer la obra algo digerible, fue precisamente meterle mano al Feedly (para los Blogs y Fuentes de Noticias) y al Overcast (para los Podcasts) y, uno a uno, meterme a vena todo lo que tenía pendiente (cientos de posts en el uno, y unas cuantas horas de audio en el otro).

Terminada esa parte, estando ya al día, empezaba la segunda parte de la misión, esto es, meterle mano a los libros.

Una de las primeras cosas que denotan fatiga mental es que, al ponerme a leer, me quedo roque en cero coma: esta parte me preocupa, por cuanto la lectura es algo que me encanta, pero el hecho de que no aguante ni veinte páginas a las cuatro de la tarde sin quedarme Roque, me demuestran que el cansancio que poseo tiene que ver tanto con las escasas horas de sol del lugar en el que habito, así como lo que noto, desde hace unos años, que es el resultado de trabajar en una industria y un rol cuyo principal objetivo es precisamente la gestión de información.

Pero eso es una excusa y, de esto va la cosa, la historia es acabar las excusas y ponernos en serio (nota: la incongruencia de estar blogueando en el momento en el que debería estar leyendo es manifiesta, sí, pero las cosas nunca son como las planeamos y, dentro de lo mano, escribir forma parte de lo que yo considero como "actividades vitales productivas"): hace un tiempo installé una aplicación en el móvil llamada "GoodReads" que, actualmente, pertenece a Amazon y que, en su día, pretendía ser una plataforma para comentar y valorar libros, produciendo así datos agregados que, en función de los libros que te gustaban o que te gustaría leer, unidos al gusto de otros miles de usuarios, empezaban a crear sugerencias sobre lo que, quizás, deberías leer a continuación.

Esta herramienta tiene algo genial y es que te permite escanear el código de barras del libro (el código ISBN) y así encontrarte el libro en su base de datos: con esta tecnología, lo primero que hice fue, por tanto, escanearme todos los libros que me he leído en los últimos tiempos y, de paso, escanear todos los libros empezados y no terminados, así como los libros comprados que, todavía, esperan ser leídos.

Ahí es donde llegó la sorpresa inevitable: 3 libros empezados en su momento y, lo más aterrador, 24 (veinticuatro, dos cuatro) libros esperando ser leídos, con unos cuantos más en camino (el señor Amazon ha descubierto conmigo un filón).

Los tres libros que, en su día, empezaron a ser leídos y que, en la actualidad, esperan ser terminados, son los siguientes:



"Falcó" por Arturo Pérez-Reverte

El objetivo es que, si todo va bien, al final del mes, estos tres libros habrán sido pasados por la piedra (en el mejor de los sentidos), dejando así paso a los otros veinticuatro que, después de pensarlo un poco, no sé si debería o no ponen todo lo que me queda (vaguería pura y dura, para ser sinceros).

Por eso, he decidido hacer algo muchísimo mejor: he decidido publicar mi perfil de GoodReads y así, si te apetece y deseas utilizar la aplicación, podemos compartir gustos literarios y cosas así.


En mi perfil, además, se puede ver en qué libros estoy metido, en cuales me voy a meter y cosas así (ya digo que tengo una ristra pendiente importante).

Así que, en esas estamos: de momento, estos tres libros deben caer "sí o sí" en los próximos días, además de esforzarme en escribir más a menudo (el constante lamento de todo bloguero con un cierto ajetreo en su vida).

Este año, además, estoy pensando en, precisamente, dado mi disparatado consumo de pelis, series y demás, hacer escribir al respecto (que oye: a lo mejor resulta que tengo gusto para apreciar el séptimo arte y encima me da tema para mantener el blog vivo).

A ver cómo se da la cosa: seguiremos en contacto y, si lo deseas, puedes recomendarme libros en los comentarios (ahí es donde la cosa gana enteros :-))

Actualización: el de Falcó cayó anoche y he empezado otro, regalo del buen Frinsflins, que se llama "Física y Berenjenas", escrito por el chileno Andrés Gomberoff y que, de momento, pinta fantásticamente bien.


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Feliz 2018 ! Pues aquí una recomendación: el Bhagavad Gita traducido por Joan Mascaró :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas:

      Mil gracias por la visita y el comentario: todo un placer :-)

      Me apunto el libro (lo buscaré y, si veo que me tienta, "a la saca", como dijo aquel).

      El señor Amazon se está haciendo de oro conmigo :-)

      Gracias una vez por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Por tu culpa ahora estoy metida en una web más (sí, el Goodreads ese) hihihi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo ya: estamos "on fire" añadiendo libros (yo voy añadiendo de cabeza cosas que me leí en el pasado y luego intento completar el meta-dato, como las fechas en las que me leí el libro en cuestión).

      Cuando vuelva a España, voy a escanear todos los libros que tengo: va a ser la risión.

      Una herramienta magnífica para incentivarnos el maravilloso vicio de la lectura :-)

      Un abrazo y, como siempre, gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  3. Yo este año no he leído mucho tampoco, pero todo lo que he leído me ha gustado o he aprendido algo de ello. He escogido mucho mejor que en años anteriores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas:

      Me quedaba esto pendiente: la verdad es que yo me he tenido que obligar a volver a leer (entre trabajo, cine, blogs, podcasts y Netflix, no queda mucho tiempo para otras cosas).

      Y ahí andamos: a ver si, de momento, me acabo todo lo que tengo pendiente y, a partir de ahí, empezar otra vez (me he puesto un objetivo de leer 20 libros este año: espero sobrepasarlo pero, ahora mismo, el objetivo es 20).

      Un abrazo y, una vez más, mil gracias por las visitas y los comentarios.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

La delgada línea profesional y personal

Propaganda y la realidad que desconoces

Las Bicis de la Economía Colaborativa

Wannacry - El virus que la lió parda

Ámsterdam: ese parque temático