De aquellos polvos, estos lodos

Muy buenas,

Ya hacía tiempo (parece mentira): reconozco que se me acumula el trabajo, que tengo decenas de noticias y asuntos guardados en el cajón sobre los que, en su momento, me habría encantado hablar pero que, con la dinámica de la vida, al final se quedan adormilados en ese sueño de los justos del que nos hablaban los poetas.

En esas estaba yo hasta que, esta tarde, leyendo la prensa, me aparece la siguiente noticia:


El titular ya declara una intención interesante, pero es la lectura del artículo donde uno, que ya está un poquito mayor, con unos cuantos añitos por algunas latitudes, y viendo el percal de la forma que es, consigue sacar algunas conclusiones...

¿Qué sucede?

Sucede que, "curiosamente" (a los europeos les encanta descubrir el agua caliente de vez en cuando), entre las tasas de desempleo de los países del sur de Europa y los disparatados salarios y condiciones de empleo que ofrecen los organismos de la Unión Europea, está habiendo una "avalancha" de candidatos para dichos puestos de esos mismos países.

Hasta aquí, de momento, "aquí mis amigos" acaban de descubrir que dos más dos son cuatro (resulta que la gente que vive en países con salarios bajos y alto desempleo aspiran a tener puestos fijos con salarios de puta madre, con perdón) y, según parece, les alarma.

La Alarma

"La alarma" no es sino otro signo más de que, por esta parte del mundo, hay "europeos y europeos", de tal forma que, si un montón de candidatos de según qué países logran pasar las oposiciones para los puestos de la Unión Europea (que se pasan con un sistema de exámenes que evalúan tu competencia), la competencia pasa a un segundo lugar, primando el origen de los candidatos (esto tiene un nombre, niños y niñas).

Y claro, esto se lleva mal... Resulta que, en esos otros países donde la UE está pidiendo que apliquen más candidatos, las condiciones de vida y los salarios son más competitivos, además de un planteamiento vital sobre trabajar para el Estado (en algunos países, incluidos los Países Bajos, ser funcionario no está particularmente muy valorado: a diferencia de otros lugares, donde ser funcionario, con la que está cayendo, es garantía de estabilidad laboral, por cuanto las tasas de desempleo y las condiciones laborales del sector privado son más propias del siglo XVII que del siglo XXI).

"Lo de siempre"

La Unión Europea establece que, parte del criterio de origen intenta reflejar las diferentes realidades y sensibilidades culturales que componen a la Unión Europea.

Por esa regla de tres, entiendo que, si el Reino Unido sale de la UE, todos sus representantes (políticos por supuesto, pero funcionariales también) deberán salir también de esas instituciones, por cuanto esa parte de la tarta ya no es relevante para el puesto.

Se ponen unos exámenes para unos puestos y recibes una avalancha de candidatos de tal o cual lugar del mundo: con independencia del origen, al final lo que prima es la competencia (aquellos que saquen mejor nota se llevan la plaza), de ahí que, si mandas a 1000 candidatos de un país A y a 10 candidatos de un país B, si los del país B son mejores, con independencia del número, los del país B se llevarán el gato al agua y los otros no.

Pero esto no va de eso: esto va del "miedo" a que las instituciones se llenen de gente de según que lugares que, en 10 o 15 años, según progresen en su carrera, puedan empezar a tener un cierto poder de decisión.

Ahí está la madre del cordero: no quieren que la cosa "se les vaya de madre" (ya se sabe: somos todos iguales, de ahí que, el peor de nosotros, marca la pauta para todos los demás).

Esto lo veo y lo escucho sistemáticamente en gente de esas latitudes que ahora parecen ser hordas bárbaras llamando a las murallas de esa organización que, se supone, nos representa a todos y donde las condiciones de acceso se basan en competencia: la cuestión o el motivo de tristeza es ver a un organismo "alertando" de esta situación, como si fuera un peligro o una amenaza para el equilibrio del sistema.

Cuando este tipo de cosas empiezan a suceder en según qué instancias, no extrañan los movimientos xenófobos o ultranacionalistas que, poco a poco, van tomando forma en esta Unión Europea nuestra que tanto ha costado crear.

Recordemos además que, esto (la UE) nace después de una cruenta guerra mundial donde, además de las víctimas del conflicto, se cometieron, por parte de uno de los países fundadores, las mayores atrocidades y crímenes contra la humanidad, tanto en ejecución como en volumen, que la historia conoce, con el objetivo de, precisamente, trabajar como una única entidad, tratándonos como iguales.

Ese sueño, en una tierra donde, para comprender la dimensión de la hazaña, estos últimos 70 años han sido el periodo de paz más largo de nuestros casi 2.000 años de historia, empieza a denotar signos de cansancio, incitados por el miedo a lo que es diferente a nosotros, los problemas económicos derivados de crisis y desigualdad social, así como un "laissez faire" que lleva a países como Grecia a falsear sus cuentas (sin que nadie dijera en ningún momento "Oigan, que esto no cuadra") o con mandatos como la modificación express de la constitución española para reconocer que el pago de la deuda se supedita a todo lo demás (una modificación que, nuestro propio ordenamiento jurídico así lo dice, no se puede hacer sin un referéndum que el pueblo debe votar).

Ver según qué toques de calidad, desde organismos europeos, es un signo preocupante: no se trata de competencia o de representatividad de las diferentes culturas y sensibilidades dentro de la Unión, sino del "peligro" de que, ciertas personas, tomen en el futuro posiciones de responsabilidad que, en estos momentos, también muestran un desequilibrio.

Pero como todo en la vida: "Siempre y cuando el desequilibrio les beneficia a ellos, todo es fantástico: cuando la balanza cambia, entonces ya sí es un problema".

Hartito me tienen...


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Sí hacía tiempo sí.....y yo lo mismo, también con un cajón lleno de temas que quería, ejem, discutir

    ResponderEliminar
  2. Como no hay forma humana de publicar un comentario desde el iPad (los bloqueadores de publicidad y demás, junto con la beta del último sistema operativo, tienen efectos curiosos), aquí me veo, desde el ordenador del curro, escribiéndote rápido.

    En primer lugar: mil gracias por la visita y el comentario.
    En segundo lugar: perdona el retraso en la respuesta (blogger ha dejado de enviarme emails cuando alguien postea: todo parece estar bien en la configuración, pero simplemente no funciona).
    En tercer lugar: ponte a escribir (el exigente lector te dará ahora un toque por otros medios).

    Y poco más: bebe mucho agua, que yo no sé tu, pero yo me estoy muriendo con este calor húmedo.

    Un abrazo y un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Walraven van Hall: El banquero de la Resistencia

Leer: mi propósito en 2018

Sobre Cataluña y su independencia

El efecto Osborne

El Curioso experimento de Inteligencia Artificial de Facebook