Eutanasia en Holanda y el caso de Noa Pothoven

Buenas:

La noticia se ha extendido por todo el mundo y, gracias a un buen lector (y también amigo, que a veces las cosas no se juntan bien), hoy me he decidido a hablar del tema.

Antes de empezar

Si estás en un momento de tu vida difícil y tienes a veces pensamientos que te lleven a pensar que hay "una solución" para acabar con todo, por favor, busca ayuda.

https://www.telefonodelaesperanza.org/

¿Qué ha pasado ahora?

Hace unos días, la noticia salta por todas las agencias de noticias del mundo: según dijeron algunos medios de comunicación, una niña holandesa de 17 años había recibido eutanasia...

Como siempre, la cosa va de sensacionalizar el asunto y de poner las cosas fuera de contexto, simplemente porque, como investigar y preguntar cuesta dinero, pues mejor inferir y a correr.

Porque esto, hoy, va de, como dicen los millennials españoles, "recoger cable".

Recogiendo cable

La niña se llamaba Noa Pothoven y tenía 17 años... Su historia es terrible: recibió abusos cuando tenía 11 años y, a los 14, fue violada por dos hombres.

Desde hace unos años, la niña simplemente no es capaz de superar el trauma y, en un momento determinado, le pide al Estado holandés la capacidad de que se le aplique la eutanasia asistida, protocolo médico legal y (muy, muy importante) altamente regulado por aquí.

En su historia, de por medio, también la niña publica un libro, (llamado "Aprender o Ganar") donde cuenta su terrible historia, lo cual le añade una capa de publicidad al asunto (y aquí el colmillo se me afila, pero hay una niña de 17 años muerta de por medio, así que, por prudencia y por respeto hacia alguien que ya no está entre nosotros, hoy el colmillo se quedará en casita haciendo bordados).

Bueno: ahora que ya tenemos el cuerpo en forma de jota, vamos a ver exactamente qué es lo que sabemos y, lo más importante, qué podemos saber...

Lo interesante es como, después de la publicación de noticias sensacionalistas, las ediciones digitales de los periódicos eliminan cualquier link a la noticia original que dieron, creando noticias nuevas con las últimas informaciones con links a noticias similares donde se elimina cualquier mención a la primera noticia, donde se informó de la aplicación de la eutanasia.

Y esto es muy interesante... "Aquí no ha sucedido nada, no hay nada que ver: por favor, continúen circulando".

Por eso, además, me gusta siempre dar tiempo a este tipo de noticias: el clickbait me da absolutamente igual, no pretendo ser un blog mayoritario de ningún tipo y la distancia siempre ofrece perspectiva y, sobre todo, más información.

¿Le aplicaron realmente la eutanasia?

Después del shock inicial, donde todo el mundo apuntó a que la niña la había recibido el suicidio asistido (clickbait a saco: todo Cristo haciendo dinero a costa de sensacionalizar una noticia con un tema muy controvertido en muchas partes del mundo), ahora resulta que no, que en realidad la niña murió de inanición, una vez que el sistema se negó a practicarle la eutanasia y que, en su decisión personal, decidió suicidarse dejando de ingerir alimentos.

Esto trae muchas preguntas, sobre el rol de la familia o del sistema médico holandés (el Estado puede forzarte a ser alimentado por suero, por poner un ejemplo o, en el caso de los países de Centro Europa, donde el Estado tiene un enorme grado de control y poder sobre la vida de los menos, obligar a que ciertas cosas se hagan o no).

Porque recordemos (como ejemplo): en Holanda, un niño no se puede ir de vacaciones con su familia en pleno curso escolar sin autorización de la escuela (literalmente, te mandarán a la policía si haces algo así).

¿Cómo funciona la eutanasia en Holanda?

La pregunta más común sobre países como Holanda, donde la eutanasia es legal, es en qué casos y condiciones se puede aplicar (aquí es donde el personal más radical, generalmente con según qué creencias religiosas, se lía la manta a la cabeza, sin pensar o ni siquiera saber cuál es la legislación al respecto): para mí, en realidad, también es un misterio (no es algo en lo que pienso, honestamente), así que, con eso de que escribo este post, supongo que tengo que documentarme.

El señor Duckduckgo (que es una alternativa a Google que deberías utilizar) me refiere entonces a la Comisión Regional de la Eutanasia, que es el organismo holandés puesto en marcha para informar a doctores, investigadores, periodistas y políticos, sobre el asunto de marras.

Nota: tienen una sección para periodistas, incluyendo un formulario que los medios de comunicación pueden rellenar para pedir información o incluso que alguien asista o participe en el programa de turno para explicar las cosas bien (10 puntos para los holandeses en esto: "impecable").

La página es magnífica, porque explica claramente, para cada segmento, qué es lo que hay: en la parte de "Información para doctores", se dan todos los detalles del procedimiento a seguir por el médico (que es muy laborioso y donde hay todo tipo de detalles, formularios y documentos para consultar), partiendo de la información inmediata al "Coronel Municipal" de que se ha ofrecido una asistencia de muerte no natural a un paciente).

A grandes rasgos, para entender quién puede recibir la eutanasia, mirando la Wikipedia, los siguientes criterios son tenidos en cuenta:
  • El sufrimiento del paciente es insoportable y no hay visos de que mejore.
  • La petición de eutanasia por el paciente debe ser voluntaria y persistir en el tiempo (es decir: el cliente debe estar en posesión de todas sus facultades mentales cuando efectúe el requerimiento, con lo cual, si el paciente está bajo tratamientos con medicamentos que perturben el juicio del paciente o sufre algún tipo de trastorno psicológico, se le denegará de oficio).
  • El paciente debe ser absolutamente consciente de su condición, de las posibilidades de tratamiento de su enfermedad o de la posible evolución de la misma.
  • El paciente debe haber consultado con al menos un doctor independiente (fuera del doctor de cabecera o responsable del tratamiento del paciente) que debe verificar que todo lo anterior, efectivamente, se cumple (el sistema evita así que la cosa se vaya de madre y que haya un control entre los propios médicos).
  • La eutanasia debe ser aplicada de una forma adecuada (desde el punto de vista de los procedimientos médicos).
  • El paciente debe tener al menos 12 años y, entre los 12 y los 16 años, la aplicación de la eutanasia requiere aprobación de los padres / tutores legales del paciente.
Remarco el último punto porque es el que más se ha usado estos días en la discusión (el hecho de que la niña fuera menor de edad), sobre todo sin saber, cuando se pensó que se había aplicado el procedimiento letal.

La realidad es diferente: el sistema no autorizó el suicidio asistido porque al menos uno de los médicos consideró que había posibilidades de tratamiento psicológico. (el segundo punto, por lo tanto, en opinión de los médicos, no se cumplía).

Y aquí viene entonces otro debate mucho más interesante, y es que, si el sistema le denegó el acceso a la eutanasia, ¿Cómo acabamos con una chiquilla muerta?

Porque ningún sistema es perfecto...

Holanda es un país muy interesante (lo cual es una descripción absolutamente vacía, lo sé): en temas médicos, lo hemos hablado mil veces, es un sistema con claroscuros marcados por una semi-privatización (lo cual ya te pone, como paciente, en una diabólica ecuación donde el coste de los tratamientos y tus pagos al seguro médico compiten en direcciones opuestas), con medios médicos generalmente muy buenos, pero con algunas deficiencias en la prevención de enfermedades (el sistema no computa bien la prevención, por cuanto su retorno de la inversión no es fácilmente cuantificable) o, como en este caso, lo de los tratamientos psicológicos, que aquí es para echarse a llorar.

Ejemplo ejemplar: un médico de cabecera aquí puede prescribir medicamentos generalmente utilizados para tratamientos psicológicos sin que el paciente haya sido evaluado por un psiquiatra.

¿A qué acojona?

La historia nos llama muchísimo la atención por la terrible historia personal de la chiquilla (aterradora), su terrible juventud, el procedimiento que requirió (suicidio asistido), el libro que escribió contando su historia y su terrible final, mostrando algunas de las carencias del sistema.

Todo este cocktail está pidiendo sensacionalismo a gritos... Lee el párrafo anterior una vez más y dime que no es así.

Y esto da mucha pena

Más allá de la trágica historia, hay varias telas que cortar en todo esto...

En primer lugar: la historia de la niña es sobrecogedora (creo que no hay más que decir).

En segundo lugar: el sistema holandés, en los casos de peticiones de suicidio asistido, tiene un modelo altamente controlado que garantiza que esto no sea una barra libre de volados pidiendo que les metan la inyección porque su iPhone se ha roto...

Repito: El sistema se encarga de poner todo tipo de salvaguardas, además de procedimientos para que todo quede bien registrado y sea evaluado varias veces, de tal forma que no haya historias raras de por medio.

En tercer lugar: es curioso darse cuenta, gracias a cosas como estas, de cómo en realidad no tenemos a elegir el destino de nuestras vidas (el Estado posee el derecho de vida o muerte sobre nosotros: no puedes elegir que alguien te ayude a morir sin dolor, salvo que lo hagas tu mismo).

Este punto traería debates muy interesantes, sobre hasta qué punto alguien decide (por sea lo que sea su criterio) terminar con su vida y hasta qué punto tiene derecho a elegir su destino.

El cuarto y último punto es cómo una historia aterradora, con un desenlace terrible, muestra a veces los defectos de un sistema.

Éste es un país curioso, repito, donde por ejemplo, hace unos años, una niña de 13 años pretendió batir el record persona de menor edad haciendo una vuelta al mundo sola en un velero, donde los padres consideraban aceptable dejar a una chiquilla sola, durante meses, en un velero, cruzando océanos que requieren un nivel de conocimiento y control que sólo los más expertos marineros son capaces de manejar y donde el sistema, curiosamente, gracias al control de asistencia de los niños a los colegios, lo consiguió parar (lo terminaría haciendo a los 16 años, que es la edad mínima legal que se requiere en Holanda para ser capitán de barco).

Todo para batir un record...

Esto da que pensar (y repito: dejo el colmillo en casita haciendo bordado de punto, porque éste hoy no es el lugar para entrar a saco ante cosas que me tocan bastante la fibra).

Conclusión

Cuidado con lo que lees y cuidado con saltar a conclusiones muy rápido: los medios de comunicación tradicionales están pasando por momentos financieros muy difíciles, lo cual está forzando sus líneas editoriales a buscar tráfico usando titulares sensacionalistas y, a su vez, sin tiempo ni recursos necesarios para contrastar lo que, a su vez, otros, en la mismas circunstancias, ya han soltado en sus respectivas cabeceras.

Esto va de lo que se llama en Marketing "Time to Market": el tiempo que tardas en poner un producto a disposición de tus clientes, lo cual, en el negocio de la información, donde el producto tiene una tasa de caducidad altísima (recuerda la máxima: "Los periódicos te cuentan las noticias de ayer"), fuerza aún más, si cabe, ese ciclo de "publica antes que nadie".

Poco más que decir, aunque estoy seguro de que tú tienes tu opinión al respecto.

Respondo los comentarios siempre (más tarde o más temprano, pero siempre).

Un abrazo,


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Bueno, pues sí, s eha hablado, comentado y criticado hasta la saciedad el caso de Noa Pothoven. A mí me crujió el tema, ya que sus abusos coincidieron con mi etapa en Holanda y en Arnhem, localidad donde nosotros dábamos clase.

    Yo, después de leerte, me quedo con la frase de que, "está todo controlado, PERO hay una niña muerta". Es decir, la sociedad holandesa de nuevo ha fracasado, literalmente, con el suicidio asistido de esta muchacha.

    Aquí, como te digo, ha habido comentarios de todo tipo. Pero el que me ha dejado más con la conciencia revuelta es el que ha hecho Cristina Fallarás dando en el clavo: el caso de Noa es un caso de violencia machista en el cual, de nuevo, ha perdido la víctima.

    https://blogs.publico.es/otrasmiradas/20666/muerte-de-noa-por-violencia-machista/

    Y mi reflexión es que si un estado no es capaz de recuperar de un trauma semejante a una muchacha con su sistema sanitario (incluyendo salud mental) entonces ha fracasado. Es inconcebible que todos los médicos o el comité que lo ha decidido hayan dicho SÍ a la muerte de Noa. Como dices, por muy regulado que esté, hay grietas. Y esas grietas llevan al fracaso como sociedad.

    Yo, que soy muy crítico con los holandeses porque como tú (bueno, algo menos) los sufrí, sigo pensando en lo egoísta y mercantilista que es esa sociedad, aparte de hipócrita. Todo está centrado en el mercantilismo: sanidad, educación, servicios sociales, pensiones... Y luego se ponen el disfraz de solidarios y dan el pego. Pero no, hay que rascar y ver que, debajo de la alfombra, hay mucha mierda.

    Y claro que habrá prensa sensacionalista y titulares a buen precio. Es decir, MONEY, MONEY, MONEY. Si me da beneficio bien, si no me lo da, bye, bye. ¿Y la ética, ciudadanos y ciudadanas holandeses? Su ética se basa en la competitividad, en que si yo puedo superarme pasando por encima de ti, lo voy a hacer y no me puedes replicar porque son NUESTRAS reglas del juego, que todos hemos aceptado, porque tú también lo harías. Eso es lo que, como se dice en Galicia, "me arrepía" (me estremece).

    Pues eso es lo que me ha causado el asunto de Noa: ARREPÍO, estremecimiento absoluto. De ahí a que surjan otros casos parecidos queda poco.

    Apertiñas desde Galicia, meu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no te has leído el texto. Le denegaron el suicidio asistido. Cuando dejemos ver las enfermedades mentales como Algo que se pasa hablando con los amigos o que son tonterías de niñata para llamar la atención y pensemos que provocan un dolor inimaginable a los que las padecen quizás avancemos. Pero lo dudo mucho.
      Panda de cuñaos

      Eliminar
    2. Buenas a los dos:

      Gracias por las visitas y los comentarios: me parece que el nuevo sistema no permite responder a cada uno, así que lo hago de forma dual.

      @Alfonso: toda sociedad fracasa en temas de abusos y cosas así, no es una crítica particular a Holanda.

      Y por cierto, como te apunta anónimo: se le denegó la eutanasia.

      Mi objetivo era entender el contexto y la desinformación alrededor del término que vende la noticia (eutanasia), explicando la realidad, lo que se sabe y, más importante, corrigiendo el tono en el que la noticia fue originalmente difundida (la recogida de cable de algunos periódicos ha sido épica, rehaciendo cabeceras, noticias y demás, para que no quede constancia de la metedura de pata).

      La noticia evidencia muchos problemas: desde problemas sociales hasta problemas en la profesión periodística narrando un suceso.

      A partir de ahí, cada uno ya mete de rondón lo suyo: la violencia y los abusos a menores no son un tema menor y, ni con los mejores medios, conseguirás que todo el que los haya sufrido los supere.

      Para mí, también, lo interesante es observar como los menores aquí a veces son capaces de llevar a la palestra temas muy serios (desde la niña con 13 años que puso al sistema en jaque, porque quería dar la vuelta al mundo navegando sola y batir un record, hasta la niña que, con 17 años, pide la eutanasia).

      @Anónimo: no creo que nadie se haya tomado el tema de las enfermedades mentales a la ligera por aquí, así que creo que el tono no es el adecuado (no has estado por este blog mucho tiempo: si hubieras estado desde el principio, sabrías un par de cosas sobre mí que te lo confirman).

      Un abrazo a los dos y, de nuevo, gracias por las visitas y los comentarios.

      Eliminar
  2. Uff este es un tema peliagudo. Y fíjate que yo no he escrito nada de este tema en mi blog porque la novia de un buen amigo mío recibió eutanasia hace unos meses por temas psicológicos, por respeto y por no levantar ampollas, me he abstenido.

    Me da pena que en españa este asunto se ha manipulado para hacer campaña en contra de la eutanasia. Estando de vacaciones allí, viendo la tele, salió un tipo diciendo que en Holanda en el ultimo año se le había aplicado la eutanasia a nosecuanta gente sin permiso de esa gente, y que los datos se ven en el instituto de estadisticas holandes...yo me puse roja de la mala leche porque eso NO es verdad. Así pensando mucho deduje que este tipo consideraba eutanasia a retirar alimentación y ventilación asistida a pacientes en coma...y que esos pacientes (en coma) no habían dado consentimiento explícito. Supongo yo, xq si no no me explico de donde sale...

    Desde la muerte de esta chica que yo conocía, me he tragado unos cuantos documentales sobre eutanasia en gente joven, y de verdad, da que pensar. Por un lado pienso que el cerebro es un órgano poco conocido, y que no se sabe si, en 5 años por ejemplo, se sabrá más y habrá medicación nueva y por tanto solución para esta gente. Por otro lado, yo no estoy en sus cabezas como para experimentar su sufrimiento y decidir si merece la pena vivir 5 años más esperando una solución que igual no llega....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas:

      Como bien dices, es un tema muy complicado, controvertido y, sobre todo en ciertos lugares (ejem, ejem), muy dados al sensacionalismo barato (sobre todo, cuando ciertas facciones con ciertos intereses políticos, económicos y religiosos, coinciden en el mismo espacio y tiempo).

      Toda pérdida de vida es lamentable, pero al final estamos en nuestro derecho a hacer con nuestro cuerpo lo que queramos.

      El dilema para mí es determinar, si requieres ayuda de un tercero para que te ayude a terminar con tu vida (aquí viene la historia del protagonista de "Mar Adentro", basado en una persona real), cuales son los determinantes.

      Es decir... Estoy muy triste y no me puedo quitar la vida yo solito, así que pido ayuda... Sin un marco jurídico muy definido, el ayudar a esa persona supone participar o ser responsable de un homicidio, así que entonces tenemos que poner reglas.

      El proceso holandés está súper reglado (no se andan con gilipolleces por aquí, como bien sabes), así que se dejan pocos claroscuros en ese aspecto.

      El problema viene en qué determina que, efectivamente, se te puede asistir para terminar con tu vida... Tu estado físico o mental, tu resistencia al dolor, los prospectos de que tu dolencia sea reversible o no en un plazo razonable de tiempo...

      Hay mil variables que considerar: a mi, como a ti, me ha dolido el sensacionalismo (y por respeto a la chiquilla, sólo voy a mirar a una parte, porque no quiero entrar en lo del libro, la familia y demás)...

      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

Walraven van Hall: El banquero de la Resistencia

El efecto Osborne

Leer: mi propósito en 2018

Tulip Manía - La primera burbuja económica de la historia

Howick y Lili