Post especial para los suscriptores por email

Buenas:

Cuando este blog se creó, hace muchos, muchos años, en la efervescencia de la web, con compañías como Blogger, un montón de servicios para lo que entonces se llamó "La web 2.0" surgieron al calor de nuevas formas de crear y distribuir contenido, de tal forma que millones de personas, al igual que yo, dispusimos de los elementos necesarios para crear bitácoras digitales y, lo más importante, de las herramientas técnicas que nos permitirían llegar al resto del planeta.

Paquito nace de la premisa de la auto-expresión pública en un lugar, la red, donde nuestra forma física no tenía ningún tipo de relevancia (todavía no existía Instagram: ahí se fue todo a la mierda), sino que lo de verdad importaba era lo que pensábamos y cómo lo expresábamos.

Esta revolución en la distribución de contenido escrito, oral o visual, efectivamente, es el comienzo de lo que llegaría más tarde, con las redes sociales.

Pero en aquel entonces no había redes sociales o, si las había, eran todavía páginas donde, poco a poco, se iban gestando los enormes monstruos empresariales que, día sí, día también, afectan a millones de personas en su percepción de la realidad mientras, al mismo tiempo, utilizan todo su conocimiento para venderte cosas.

Cuando todo esto era campo...

Fíjate si todo esto era campo que, cuando este blog se empezó a escribir, allá en 2005, el ordenador que yo utilizaba tenía el siguiente fondo de pantalla:

Ya te he dicho que todo esto era campo antes y no me creíste...

Hasta tal punto va la cosa que esta plataforma, Blogger, no fue la primera que usé para empezar a escribir: todo esto empezó en MSN Spaces (que pertenecía a Microsoft) y que, en su día permitía crear bitácoras como éstas con enorme facilidad y donde, en su momento, me dedicaba a escribir cosas más propias de una cierta edad y/o cortar y pegar cosas que alguien me enviaba y que me gustaban.


Y de hecho, un día en 2007, no recuerdo muy bien por qué, decidí venirme aquí... En esa transición, una de las cosas que estaba de moda entonces era utilizar un servicio de sindicación de contenido, que es que básicamente tu blog creaba un feed RSS al que un programa de software se podía suscribir y recibir el contenido segundos después de haberse publicado algo.

Ese servicio, se llamaba (y de momento se sigue llamando) Feedburner y es lo que, durante años, mucha gente a utilizado para seguir mis andanzas.

Un precioso servicio que se va muriendo poco a poco...

Un día, Google compró Blogger (que por cierto, fue fundado por, entre otros, el creador de Twitter) y un tiempo más tarde hizo lo mismo con Feedburner

Como era esperable, efectivamente, durante un tiempo, ambos servicios estuvieron en la vanguardia de la red, con un mantenimiento ejemplar, así como adoptando nuevas tecnologías casi al mismo tiempo que se creaban.

Esa "Web 2.0" se movía rauda y veloz: tener un blog era como tener TikTok hoy en día y los chicos y chicas más guays presumían de ello, como una fórmula de expresión de sus sentimientos, intereses o, simplemente, como una forma de desarrollar, a través de la escritura, sus pensamientos.

Pero las modas pasan y los diferentes cambios tecnológicos han llevado a que, a día de hoy, la blogosfera languidezca, con una cada vez más reducida banda de irreductibles que, con mayor o menor disciplina, intentan seguir escribiendo, no ya sólo como forma de expresión, sino que, en algunos casos, forma parte de nuestra terapia catártica para poder desconectar un ratito de nuestra realidad diaria.

Blogger hoy en día está modo "pasota" (antes tenían hasta aplicación para iPhone o iPad y hace un tiempo desapareció) y Feedburner anunció recientemente que su servicio entrará en modo "mantenimiento", lo que es código para que, en un tiempo, desaparezca.

Esto no es nuevo: Google se cargó en su día "Google Reader", que era un lector RSS que se comió literalmente todo el mercado y, con todo, los señores de la gran G decidieron quitárselo de en medio, dándole la primera puñalada a todos aquellos que, con más o menos pretensiones, decidieron ponerse a escribir un día.

¿Y por qué te cuento esto?

Te lo cuento porque, al igual que algunos de los avezados lectores que por aquí se pasan utilizan ese feed RSS en aplicaciones como Feedly (que es la que utilizo yo para seguir a los blogs que me interesan), Feedburner en su día ofreció un servicio fantástico de distribución de los posts por correo electrónico que, viendo hoy los datos, y hacía un tiempo que no lo hacía, parece ser bastante popular.

Y aquí viene el problema: Feedburner dejará de distribuir los posts de este blog por email a partir del 1 de Julio, momento en el que, simplemente, dejarás de recibir estas historias mías en tu correo electrónico si no hacemos nada al respecto.

¿Y qué hacemos?

la primera cosa que podrías hacer es que, si tienes Twitter, te puedes suscribir a la cuenta que utilizo para distribuir los posts.

Mi cuenta en Twitter es @paquito4ever y nunca posteo nada que no sea la publicación de un artículo como éste (no doy la tabarra y sigo la filosofía del "tu me sigues, yo te sigo").

Repito: esa cuenta sólo se utiliza para publicar enlaces a estos artículos y no escribo nunca nada más (que luego hay gente que se extraña de que sólo ponga links al blog).

Otra opción sería que utilizaras el RSS de este blog y que te suscribas al mismo al mismo utilizando cosas como Feedly (sí: eso del contenido sindicado en el 2021 parece un anacronismo, pero piensa que, si escuchas Podcasts, la forma en la que los episodios de los mismos son comunicados y distribuidos son precisamente a través de RSS).

El feed RSS de este blog es accesible desde la siguiente url:
Como ya te he explicado, puedes utilizar esa URL con cualquier lector de contenido sindicado (el famoso RSS).

Aquí te pongo un artículo con varios clientes RSS, por si te interesa esta opción.

Otra posible opción, si realmente quieres seguir recibiendo estas cosas por correo electrónico, es tener que buscar una alternativa y esto lo tendré que hacer yo (para ti, en teoría, debería ser transparente), porque eso supone extraer tu correo electrónico de Feedburner, cargarlo en otro gestor de email y empezar de nuevo.

Personalmente, lo de los correos electrónicos (yo no sabía que los podía ver, la verdad) es interesante y, quizás haga simplemente eso, pero no me gustaría (me resulta raro ver las direcciones de correo de la gente).

Lo que yo no sé es si el personal lee esos correos o no (la interacción entre lo que se envía y lo que parece que llega al blog es baja, así que probablemente mucha gente, o bien no los lea o, si lo hace, nunca se acerca a la página a decir algo).

Sería una pena dejar lectores atrás: bloguear es cosa ya de dinosaurios y, como decía antes: es un lento y agónico proceso donde proveedores de bitácoras como Blogger van muriendo poco a poco, sin prisa, sin pausa, sin pena ni gloria.

Y esto, ya digo, sucederá el 1 de Julio... Si apetece seguir leyéndome, bien sígueme en Twitter, bien suscríbete usando el feed RSS o, sino, o bien migro los correos electrónicos actuales a una nueva plataforma o, de lo contrario, dejarás de saber de mí, cosa que me entristecería un montón.

Consideremos esto un punto de set, pero te advierto: tarde o temprano nos harán match Point (Blogger está al caer) y ese día todo esto se irá a hacer puñetas.

En eso estoy desde hace un tiempo: buscando una alternativa para cuando este momento llegue.

Un abrazo y gracias por tu atención.


Paquito

Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

Twitter: @paquito4ever

Comentarios

Quizás te pueda interesar...

Cuando sí puedes soportar la verdad

Cuando redescubres tu antiguo trabajo

Un sistema político cualquiera

Querer, Amar, Estimar...

Cuando los partidos políticos juegan sucio con tus datos