domingo, 13 de marzo de 2016

Un Domingo Cualquiera

07:35 AM - Te despiertas con el sol dándote la cara... Es domingo y es todavía temprano, así que te pillas el iPad y, en la camita, te pones a leer algún libro mientras chequeas el mail y un canal en Youtube de un español viviendo en Japón que te ha recordado algunas cosas que viviste hace unos años.

08:15 AM - Estás despierto, así que decides levantarte y hacerte una jarrita de café que te vas a doblar con leche de soja (desde que viste aquel vídeo sobre cómo tratan a las vacas lecheras, has decidido que comer carne no te importa, pero que desde luego lo de beber leche animal se ha acabado: hay límites dentro de la forma en la que tratamos a los animales que nos alimentan). Te tomas unas galletas y sigues trasteando con el iPad, mientras oteas el percal en los trends de Pastebin, buscando las últimas páginas asaltadas por ciberdelicuentes, con miles de scripts y cuentas de correo electrónico con contraseñas (me gusta verificar que mis correos no aparecen por ningún sitio) que son publicadas como demostración de sus ciber-asaltos.

09:00 AM - La churri empieza a prepararse para irse a Yoga y te pregunta si quieres ir por la tarde a comer a un restaurante chino en Ámsterdam con sus compañeros de trabajo: al parecer les ha contado historias sobre mí y tienen ganas de ver "el show"... No estoy muy por la labor, así que vuelvo a la cama y sigo leyendo cosas.

10:00 AM - Empiezo a preparar la colada semanal: hora de organizar cosas por colores y meterle la ropa a la lavadora como si fuera el Metro de Tokyo un lunes a las siete de la mañana.

11:00 AM - En un movimiento corporal inesperado en la cama, intentando alcanzar un libro, me doy un cante a choto que me asusto: los resabios burgueses me exigen una desparasitación urgente, así que me voy al baño y, después de un afeitado de berola escuchando a Ali G y a Seth MacFarlane dando discursos de apertura y graduación de curso en la Universidad de Harvard, me meto en la ducha, cual tritón triunfante, buscando que la exposición al gel de ducha me haga tolerable ante la presencia de otros seres humanos.

12:00 PM - La churri ha vuelto y me encuentra desparasitado y listo para revista... Decido finalmente ir con ella y sus compañeros de trabajo al restaurante.

13:00 PM - Salimos hacia Ámsterdam: calculando el coste de ir en tren, descubrimos que es 4 veces más barato ir en coche. Los domingos en Ámsterdam, salvo la zona 1 (el puro centro o la zona histórica, para que nos entendamos), aparcar es gratis, así que aparcamos en la zona 2 y nos tomamos un tranvía hacia la Plaza Dam.

En el tranvía, escucho a una pareja alemana hablando de que el dueño de Zara es al parecer español (lo dicen como si fuera impensable)... El tipo, que va de listillo, intenta explicarle a la chiquilla cómo se pronuncia la marca ("Tsara", según él): no me puedo resistir así que, sin girarme, le suelto un "It´s called "Zara" que hace que la chica me mire, mientras el tipo intenta reproducir el sonido de la zeta en castellano.

Me habrían dado ganas de explicarle quién es Amancio Ortega y la historia del Grupo Inditex, porque no hay cosa que más me joda que dos putos guiris con postulados de ese estilo (¿Cómo es posible qué una empresa de éxito como Zara sea de un Español?), pero mi parada ya esta aquí y me tengo que bajar...

Paciencia, Señor... Paciencia.

14:10 PM - Llegamos al restaurante... Una cola enorme de gente espera, de ahí que las miradas de odio del personal se te claven en el cuello, según vas ascendiendo las escaleras hacia la primera planta del lugar (un muy conocido restaurante asiático donde estuve hace unos años).

Algo que sucede en Ámsterdam y quizás en otros lugares del mundo es que, si vas a un restaurante chino con una persona del país, en lugar de darte la carta normal que me darían a ti y a mí si fuera contigo es que hay "otra carta", donde todo está escrito en chino y donde todo se dice, se describe y se pide en ese idioma.

Es la comida china "real"... Además de ser capaz de acceder a la comida china real, existen otras ventajas, pero no te me adelantes, que los caballos van siempre delante del carro.

14:20 PM - Después de las presentaciones pertinentes, empieza "el show" (tengo un público al que satisfacer: un español cuya forma de entender la vida escapa los niveles de comprensión del 95% de las personas que me rodean es atractivo suficiente, según parece).

Somos cinco personas y, según va llegando la comida, mi audiencia, chicos relativamente jóvenes, ríen y me preguntan cosas sobre cómo veo la vida o qué cosas hago para ganármela, además de los correspondientes chascarrillos, chanzas, chorradas y aventuras que sólo alguien cuyo sentido de la vergüenza ralla el nivel de lo que un chiste de Jaimito puede ofrecer.

16:45 PM - Termina el show y pagamos... Cuando nos llega la cuenta, vemos que todo el ticket está en chino y que, además, no nos han cobrado las bebidas (75 Euros cinco personas, y hemos comido como titanes).

Lección a tener en cuenta: cuando vayas a un restaurante chino en Ámsterdam, intenta quedar con alguien de ese país.

17:00 PM - Nos despedimos en el Dam y empezamos a deambular por las tiendas de la zona... El centro está atestado de guiris y, como siempre, muchos españoles: se los reconoce en general por la forma en la que visten y, en algunos casos, lo mal encaradas que parecen estar las mujeres (no sé qué sucede, pero mientras que en otros lugares del mundo las caras muestran insulsez o inocencia bovina, en el caso de las españolas hay un candor de mala leche que es palpable: curiosamente, cuando uno está en España, no ve ese tipo de caras, salvo quizás en mujeres mayores o cosas así, pero aquí se distinguen claramente en chiquillas que vienen aquí a darse un garbeo).

Debe de ser que el fresquito cabrea, no lo sé, no me preguntes.

17:45 PM - Llegamos al coche y empezamos a escuchar un Podcast (Real Time with Bill Maher) donde se nos explica el fenómeno de Donald Trump y cómo según que espectro de la sociedad estadounidense empieza a estar muy preocupada porque alguien así pueda llegar a ser el Presidente del Gobierno de su nación.

Yo, que últimamente estoy de vuelta y media, he decidido que me gustaría que gane, pero sólo por joder, conste: cada vez que un idiota gobierna ese país (¿Recuerdan a George W. Bush?) el resto del mundo entiende porqué somos diferentes y, en algunas cosas, generalmente las importantes que definen a una sociedad sana, mejores.

"En Europa nunca podría nacer un Google o un Facebook" dicen algunos...

"Puede ser: en Europa nunca nadie tendría que elegir si ir a la bancarrota para curarse un cáncer o morir" dicen otros.

Tú eliges si quieres un Facebook a costa de vivir en un sistema donde si no tienes dinero estás en la mierda, pero donde ser emprendedor parece algo sólo reservado para aquellos que son capaces de manipular las leyes a su favor (en ese sentido, los europeos somos muy parecidos a los americanos, coste: no nos creamos libres de la plutocracia que gobierna el planeta).

18:25 PM - Acabas de llegar a casa y decides ponerte a escribir, que ya hacía un tiempo. Decides contar cómo puede ser un domingo cualquiera en tu vida, mientras buscas los links para documentar los distintos conceptos sobre los que escribes.

19:07 PM - Terminas de escribir, revisas el texto, se echas un último vistazo, le pones los labels / etiquetas para que el post quede categorizado "fetén-fetén".

 Y, finalmente, haces click en "Publicar".


Paquito
sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es

6 comentarios:

  1. Tu churri (y hasta sus amigos/as) no estará disponible para una comilona conmigo no??? Que a mí la comida asiática me pirra :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas,

      Pues todo es hablarlo: eso sí, hay que conseguir a un chino, que si no el truco del almendruco no es aplicable (y mi mandarín está bastante oxidado: apenas salgo del "Buenos días", "Gracias" y "Hasta luego").

      Pero vamos, que una comilona es algo a lo que uno no sabe decir que no (la gula es mi pecado y la comida mi delito :-)).

      Paquito.

      Eliminar
  2. Pues ahora mira el documental "LA SOJA ASESINA" e igual cambias la leche se soja por la de arroz :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Qwerty,

      Mil gracias por la visita y el comentario: todo un placer.

      Desde principios de año, no sé porqué, me ha dado un ataque de glotonería láctea y estoy volviendo a beber leche fresca.

      No sé muy bien porqué, pero la leche de vaca me pone: tengo que dosificarme, porque en ingentes cantidades me sienta mal, pero los cereales con leche han vuelto al desayuno y, quieras que no, hace cosita.

      No me hables del arroz: con el cambio climático, cerca de la mitad de la población mundial está a punto de comprobar qué sucede cuando los arrozales tienen menos agua o más cálida.

      Acabaremos comiendo hierba y bichos (muy ricos en proteínas, por cierto): al tiempo.

      Un abrazo y mil gracias por pasarte por aquí :)

      Paquito.

      Eliminar
  3. Carajo, voy a tener que comprarme un amigo chino a ver cómo va eso del submundo.

    He venido aquí por lo de tu mala hostia, bueh, no es para tanto, recuerda que soy hombre casado con pucelana, poca cosa me impresiona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas,

      Efectivamente: si quieres catar buena comida china, llévate a uno contigo y deja que hable él...

      No era mala hostia, leñe, no seamos exagerados... Pero me recordaste este post :-))

      Pucelana: no hay preguntas, señoría.

      Gracias por pasarte por aquí.

      Paquito.

      Eliminar

Cualquier comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido :-))