Coronavirus en Holanda - Primer día de pseudo aislamiento

Muy buenas:

Hace un par de posts, explicaba cómo la situación empezaba a tomar cuerpo aquí en los Países Bajos con respecto al coronavirus.

Las tibias medidas, que se tomaron inicialmente, tornaron pronto "un poquito más fuertes" cuando las autoridades médicas requirieron al gobierno que reculara y ordenara el cierre de colegios e institutos de secundaria (salvo para los hijos del personal médico y servicios esenciales en este tipo de crisis).

En el momento en el escribo estas palabras, (Lunes, 16 de Marzo de 2020), hace una hora que el primer ministro, Mark Rutte, se ha dirigido a la nación en una intervención televisada, la primera que hace un primer ministro holandés desde 1973, cuando su homólogo de la época, el laborista Joop den Uyl, se tuvo que poner delante de la cámara y explicar eso de "la crisis del petróleo" que dejó a un país (y por extensión, a medio planeta) completamente paralizado.

De aquella época, si conoces a alguien de una cierta edad, te pueden contar las escenas de las autopistas vacías, con gente yendo y viniendo en bicicleta a través de ellas.

Mientras tanto, a partir de esta medianoche, Francia entra en el mismo estado que España sobre la limitación de movimientos de los ciudadanos por las calles.

El discurso de mi amigo

A las 7 de la tarde, en el "prime time" holandés, Mark Rutte se ha dirigido a la nación para explicar un poco qué es lo que está pasando, intentando explicar lo que viene y, sobre todo, lo que el gobierno está evaluando en estos momentos, a corto y medio plazo.

Si os va la marcha, os dejo aquí el vídeo que se ha emitido:


Entre todas las cosas que ha dicho, una de ellas es la que me ha llamado la atención: la idea que se sigue repitiendo sobre que, al infectarte y curarte, se desarrolla el proceso para que el cuerpo sea inmune a el y, aunque en parte tiene razón (aquí huele a kilómetros el compadreo que se traen con los británicos: ya dije en el post anterior que mis amigos sacan la calculadora y, antes que las vidas, estaba el dinero, de ahí sus acciones hasta el momento), los expertos están diciendo que, aunque uno pueda pasar la infección, no está claro que se desarrolle memoria inmunológica (que tu cuerpo sepa qué hacer si lo vuelve a contraer) y que, además, la gente que se ha curado, con la falsa sensación de seguridad, aunque haya podido desarrollar la inmunidad, pueden volver a convertirse en transmisores del virus si lo vuelven a pillar.

El rey está desnudo

No se puede gobernar el caos...

Ésta, es una máxima que escuché hacia muchos años a un prestigioso economista que, hablando con uno de los economistas que estuvo en la Reserva Federal Estadounidense durante la crisis de 2008, obtuvo esa respuesta al preguntarle cómo habían hecho para intentar mantener aquello a flote.

"El caos", efectivamente, es ingobernable, pero lo que estamos viendo en estos días, en particular en las democracias occidentales, es la inoperancia de los gobiernos que, democráticamente, los ciudadanos han elegido y que, ante semejante movida, movidos más por los intereses económicos que por el consejo de los expertos de turno, han decidido, sistemáticamente, ignorarlo en primer lugar, reírse un poco de la situación de otros, empezar a manejar de forma reactiva el asunto y, cuando la cosa ya se ha ido de madre, poner caritas a lo Mel Gibson buscando la nominación al Óscar en "El Patriota".

Y eso no es lo peor: cuando ayer por fin las autoridades sanitarias holandesas consiguen que los señoritos den la orden de cerrar colegios, bares y restaurantes, todavía siguen calculando si realmente pueden intentar restablecer los negocios antes de la fecha acordada (el 6 de Abril).

La salud de los ciudadanos, por mucho que digan, sigue siendo un factor sacrificable en favor de la economía y, aunque esto es entendible (la riqueza de un país es la que permite que sus ciudadanos puedan comer y tener techo), es temeroso jugar con fuerzas que, repito, las autoridades médicas serias siguen explicando que no están claras (es sólo un tipo de gripe, sí, pero es muy contagiosa, tiene un índice de mortalidad superior al de la gripe normal y no está claro si un afectado que la pase desarrolle memoria inmunológica, momento en el que todo el círculo de contracción del virus y transmisión se vuelve a reabrir).

A mí me está alucinando todo esto: la crudeza... Quizás es el punto calvinista que no tengo, no lo sé, pero es aterrador ver la calculadora en su más fría expresión, con un señor contando medias verdades, en pro de los señores a los que realmente sirve (que no somos ni tu ni yo, sino a las empresas y poderes económicos que, ahora mismo, empiezan a ver las barbas del vecino pelar, mientras intentan evitar poner las suyas a remojar).

Pero no me creas a mí...

La soberbia y la estupidez supina mezclan muy mal, pero afortunadamente, queda inteligencia por este lugar y, uno de esos lugares donde uno recupera la esperanza de creer que no estás loco es el programa de televisión "Zondag met Lubach" (Domingo con Lubach), la versión holandesa de "Last Week Tonight with John Oliver" donde, precisamente, este domingo el programa holandés hablaba del asunto, incluyendo el detalle de que, en la ecuación, "comercio o salud", el primer ministro inicialmente se inclinó hacia lo primero, momento en el que, lo que es la vida, el partido de extrema derecha, PVV, sugirió que, si no se cerraban las escuelas, que al menos no multaran a los padres que decidieran dejar a sus hijos en casa.

Y algo va mal cuando un partido de extrema derecha parece tener sentido común.

Éste es el extracto (tiene subtítulos en inglés) del programa:


Mientras tanto...

El personal sigue limpiando los supermercados como si les fuera la vida en ello y, con eso de que los restaurantes, cafés y bares han cerrado, el nuevo objetivo es el alcohol, en particular la cerveza.

Tremendo el nivel... Tremendo.

Recursos

El recurso más fiable en este momento es la página web de la Organización Mundial de la Salud (la OMS), donde se están dando todos los consejos necesarios, así como recopilando preguntas y respuestas comunes que todos tenemos sobre el coronavirus y demás.

Poco más que decir, salvo repetir el mantra: calma y tranquilidad, todo va a salir bien, es una gripe un poco más fuerte de lo normal, es muy contagiosa así que, si estás enfermo o no te encuentras bien, guarda reposo y corta contacto con el resto de personas de tu alrededor.

Un abrazo y nos seguimos hablando.


Paquito
Emilio: sugerenciasapaquito (arroba) yahoo (punto) es
Twitter: @paquito4ever

Comentarios

  1. Buenas.
    Como me he podido reír con lubach.
    Yo lo único que pedia cuando estaba estallando esta situación aqui era que no actuara la gente como gilipollas.
    Primer golpe de realidad fue el domingo cuando nuestro querido líder suelta que en media hora toda Horeca cerrada. Porque cerrar todo en media hora no va a crear ningún tipo de pánico.
    Segundo golpe de realidad es el papel higiénico, entiendo el arroz, harina y pasta. Que no se come el papel, ostias.
    Tercer golpe es el comentario de una persona que conozco que nos cuenta que se va a Dubai porque esto se está poniendo peligroso. Te puedes quedar en tu puta casa como los plebeyos.

    Solo espero que la gente saquen algunas conclusiones de esta crisis.

    El papel higiénico no se come.

    Cuando venga una huelga de profesores por más dinero les den lo que pidan y un poco más. Se merecen un monumento y un viaje al Caribe cada vez que los niños tengan vacaciones con todos los gastos pagados. Al menos en mi colegio se han currado un formato para que aprendan en casa y estoy impresionado.

    Quizás comprarte un Audi y tener cosas no es lo más importante en esta vida.



    Mientras yo estoy lidiando con dos energúmenos de cuatro y seis años, mi mujer se encuentra offshore y le han dicho que se olviden de volver a casa por al menos tres semanas o hasta que acaben la faena.

    Por cierto, aquí en casa,los dos peques y yo hemos estado enfermos con los síntomas del Covid y nos hemos puesto en cuarentena voluntaria.

    Tener cuidado y lavaros las manos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leopol,

      Mil gracias por tu visita y por tu comentario: todo un placer.

      La cosa con los días se ha normalizado, pero ha sido interesante observar todo el proceso (afortunadamente, la cosa no ha escalado o, mejor dicho, parece no escalar, porque cuando alguien tiene síntomas, el mensaje desde el primer día fue quedarse en casa y, cuando ya veas que tienes problemas para respirar, entonces llama al médico y vamos a ver qué hay).

      Tengo las manos destrozadas de tanto lavar (tengo una historia pendiente sobre el COVID-19 y el impacto en mi vida: en cuanto el cansancio mental que tengo me lo permite, escribiré sobre ello).

      Mil gracias por pasarte por aquí una vez más: disculpa la tardanza en la respuesta.

      Cuídate y no salgas de casa :-)

      Eliminar
  2. Me he partido la caja con Lubach...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :-)

      Gracias por tu visita (ahora respondo también a Leopol): acabo de ver que has publicado también sobre el asunto (lo cual se agradece, como exigente lector que soy).

      La parte que a mí me fascina es verles con la figurativa calculadora mental pensando en el negocio...

      Afortunadamente, aquí se tomaron las medidas "más o menos a tiempo" (gracias a la insistencia de las autoridades médicas y a pesar del gobierno, que no quería cerrar las escuelas): han tenido la suerte de observar sobre todo el caso español para ir tomando medidas (nosotros no aprendimos de lo que estaba pasando en Italia y así está pasando).

      La parte que me tiene preocupado (al igual que el caso italiano, aunque ellos van bajando poco a poco) es que nuestra curva de nuevos contagios no baja, a pesar de los 15 días de cuarentena (signo de que, obviamente, el número de contagiados es muchísimo más mayor que el número de diagnosticados).

      Hemos tenido suerte y aquí en Holanda, en general, el personal se lo ha tomado más o menos en serio (cosa que se agradece).

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí (ahora voy "para allá", que tengo tu post pendiente de respuesta :-))

      Eliminar
  3. Hola Paquito,
    Gracias por el resumen de la situación en tu país de adopción. Está claro que la pela es la pela en todo el mundo.

    A mí todo esto, sobre todo al principio, me recordó mucho a la película Tiburón. Cuando el Jefe de Policía Martin Brody le pide cerrar la playa al Alcalde por la presencia de un Gran Blanco en sus aguas, que ya ha atacado a bañistas. El Alcalde le responde algo así "eso es imposible Jefe, estamos en temporada alta".
    Lo del papel higiénico y la cerveza es algo curioso. Aquí los primeros días también casi agotan el papel, y agotaron los huevos.
    Hoy decían en las noticias que se está observando un cambio en la cesta de la compra a estas alturas del Arresto Domiciliario: de la compra de supervivencia (pasta, legumbres, arroz) se ha pasado a la compra pro-capricho (aceitunas, crisps, cerveza, vino). Veo que no sólo Spain is different, ¿no?

    Un abrazo clandestino.


    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Todo comentario, siempre y cuando sea educado, es bienvenido.

Quizás te pueda interesar...

El bloqueo - Parte 4

Howick y Lili

El Bloqueo - Parte 1

El bloqueo - Parte 2

Tulip Manía - La primera burbuja económica de la historia